miércoles 27 de enero de 2021

Una funcionaria del Inadi habló contra los discursos de odio y mostró dos cuadros de Montoneros.
Política

Una funcionaria del Inadi expuso por videoconferencia contra los “discursos de odio”, pero tenía dos cuadros alusivos a Montoneros

Ornella Infante, directora nacional de Políticas contra la Discriminación participó de un debate virtual y generó polémica al mostrar dos carteles de la organización peronista.

Una funcionaria del Inadi habló contra los discursos de odio y mostró dos cuadros de Montoneros.

Ornella Infante, directora nacional de Políticas contra la Discriminación en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), generó fuerte controversia hoy sobre todo en ámbitos de la oposición, luego de participar en una disertación contra los “discursos de odio”.

Y la polémica se originó porque en su intervención –hecha por videoconferencia- se vio a sus espaldas dos cuadros alusivos a Montoneros.

Uno de los que se mostró indignado por los carteles fue el diputado del PRO Wlado Wolff, quien afirmó que “En un país normal la funcionaria tiene que dar explicaciones, porque no puede desde un lugar que llama a la concordia reivindicar a organizaciones terroristas”.

Hernán Lombardi, extitular del Sistema de Medios Públicos, aseguró a Clarín que el presidente de la Nación debe pedirle la renuncia a la funcionaria ya que considera que Infante “hizo una reivindicación política de Montoneros”.

Según lo detalló a Clarín Nahuel Sosa, uno de los coordinadores de Agenda Argentina y organizador del ciclo “¿Qué hacemos con los discursos de odio?”, puntualizó que se debe a algo de su vida privada y de sus opiniones políticas sobre “la historia de los ’70”.

En tanto, desde el Inadi afirmaron que “No corresponde al organismo opinar o tomar posición sobre la decoración que sus funcionarios o su personal tenga en sus hogares, incluso si la misma aparece en actividades virtuales esa presencia es totalmente secundaria con respecto al contenido de las actividades en si”.

Uno de los cuadros en cuestión tenía la leyenda “Movimiento Montonero” junto a la cara de Evita. El otro era la tapa de la revista montonera, El Descamisado, con una estrella roja de ocho puntas.