Fiesta en Olivos: la Justicia aceptó la donación de $3 millones de Alberto y Fabiola para cerrar la causa

Fiesta clandestina en Olivos. Fue en julio de 2020, durante la fase estricta de la cuarentena.
Fiesta clandestina en Olivos. Fue en julio de 2020, durante la fase estricta de la cuarentena.

El mandatario y su esposa son investigados por el festejo en julio de 2020 del cumpleaños de ella en la residencia presidencial mientras regía el aislamiento obligatorio.

Un fiscal federal aceptó el lunes la donación de unos 3 millones de pesos ofrecidos por el presidente Alberto Fernández y la primera dama Fabiola Yáñez para cerrar la causa penal contra ambos por violación de la cuarentena en medio de la pandemia.

Fernández ofreció 1,6 millones de pesos (unos 12.900 dólares) y Yañez 1,4 millones de pesos (11.300 dólares) para ser destinados al sistema de salud en el marco de los mecanismos de reparación contemplados para la resolución de conflictos judiciales, lo que fue avalado por el fiscal federal de San Isidro, Fernando Domínguez, y ahora debe ser homologado por el juez federal Lino Mirabelli.

El mandatario y su esposa son investigados por el festejo en julio de 2020 del cumpleaños de ella en la residencia presidencial, situada las afueras de Buenos Aires, mientras regía el aislamiento obligatorio que el propio dirigente peronista impuso. Junto a ellos se encontraban otras personas también imputadas y que tratan de llegar a acuerdos con la justicia.

El código penal argentino contempla el derecho del acusado a extinguir la acción penal por conciliación o mediante una reparación integral del perjuicio causado. Fernández había ofrecido donar una cantidad menor cuando la causa se tramitaba en los tribunales federales de Buenos Aires. Finalmente el caso pasó a San Isidro -jurisdicción en la que ocurrió el hecho- y juez federal Mirabelli rechazó el sobreseimiento de los imputados.

En las imágenes del festejo que se filtraron en 2021 y dispararon las críticas a Fernández, la primera dama aparece junto a su esposo y nueve asesores y allegados en torno a una mesa. Ninguno llevaba tapabocas y tampoco guardaba la distancia recomendada en momentos en que regían restricciones sanitarias muy severas. El presidente y su pareja admitieron el hecho y pidieron disculpas.

El abogado Alejandro Sarubbí Benítez- quien denunció ante la justicia la reunión organizada en la residencia presidencial- anunció que ha pedido al juez de la causa que rechace la reparación económica ofrecida por el mandatario y su esposa al sostener que ambos deben ser condenados.

La donación ofrecida generó críticas días atrás en las filas opositoras. “El presidente nuevamente poniéndole un precio a la cuarentena’', reprochó Patricia Bullrich, presidenta del PRO, uno de los principales partidos de la oposición.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA