Sin Cristina en la votación, el Senado aprobó el acuerdo con el FMI

La Vicepresidenta de la Nación no estuvo en al votación que convirtió en ley el acuerdo con el FMI. Foto Federico López Claro
La Vicepresidenta de la Nación no estuvo en al votación que convirtió en ley el acuerdo con el FMI. Foto Federico López Claro

Con 53 votos a favor, 13 en contra y 3 abstenciones se aprobó la ley para negociar con el Fondo Internacional.

El Senado sancionó el acuerdo con el FMI por una amplia mayoría y convirtió en ley el acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional, a pesar de que Cristina Kirchner se fue antes de la votación y no participó de la misma.

El proyecto recibió 56 votos a favor, 13 en contra y 3 abstenciones. Los senadores del Frente de Todos ligados a La Cámpora y al cristinismo votaron en contra y ahora el Gobierno deberá promulgar cuanto antes, teniendo en cuenta que deberá ser tratada por el board del organismo internacional.

Tras más de nueve horas de debate, finalmente alrededor de las 23 llegó el momento de la votación y la expectativa que estaba puesta en qué iban a hacer los legisladores ligados al cristinismo o La Cámpora, finalmente votaron como estaba previsto: en contra.

Sin embargo, la novedad es que, a diferencia de lo que sucedió en la Cámara de Diputados, algunos de lo que se opusieron al proyecto decidieron tomar la palabra.

“No se le iba a negar la palabra a ninguno, el acuerdo es que tratáramos que los discursos no sean incendiarios”, explicó un senador del Frente de Todos que votó de manera favorable. “La bajada fue simple, hay libertad de acción, pero también había una idea clara de no ir al choque porque nadie quiere que se diga que Cristina Kirchner detonó el acuerdo”, agregó.

La senadora kirchnerista Nora del Valle Giménez, representante por Salta, dijo que no votaba “en contra del gobierno, del presidente ni de la vice. Voto en contra de la deuda ilegítima que dejó Macri y del FMI. Las deudas se honran, pero las estafas se denuncian”.

Algo similar ocurrió con la neuquina Silvia Sapag quien aseguró que “esta es una deuda odiosa, donde están en connivencia quien otorga el crédito y quien lo pide. Fue el plan perfecto”.

Sin embargo, la primera en anunciar que votaría en contra del proyecto fue la senadora Nora del Valle Giménez, quien justo en el momento en que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner retomó su lugar como presidenta de la Cámara, aseguró: “Señora presidenta, adelanto mi voto negativo. Pero que nadie se confunda, mi voto no es en contra de mi gobierno, no voto en contra de mi presidente ni de mi vicepresidenta, ni voto en contra del Frente al cual pertenezco”.

Mientras que por el lado de la oposición también hubo sorpresas porque, aunque habían adelantado que los 33 senadores de Juntos por el Cambio iban a votar en la misma línea apoyando el proyecto de ley, durante el transcurso del debate varios adelantaron que habían decidido por sus abstenciones.

Una sesión marcada por la tensión en el oficialismo

Cristina estuvo presente para abrir la sesión, que comenzó a las 14.08, pero apenas comenzó el debate sobre la ley se retiró del recinto y dejó la conducción en manos de la presidenta provisional de la Cámara alta, Claudia Ledesma Abdala de Zamora.

La esposa del gobernador santiagueño también cedió su lugar, por momentos, a la santafesina Carolina Losada, quien debutó como vicepresidenta del Senado.

Cuarenta senadores se anotaron en la lista de oradores, entre ellos un puñado de oficialistas alineados a Cristina, como la chaqueña María Inés Pilatti Vergara, la neuquina Alma Sapag y la puntana Eugenia Catalfamo.

Pero habrá notorios silencios, como los de Oscar Parrilli y Anabel Fernández Sagasti, dos integrantes del círculo íntimo de la vicepresidenta que no intervendrán en la sesión.

Uno por uno, así votaron los senadores nacionales el acuerdo por el FMI. (La Voz)
Uno por uno, así votaron los senadores nacionales el acuerdo por el FMI. (La Voz)

La discusión comenzó en un clima cordial y sin cruces, luego de que los senadores aprobaran una declaración de repudio al atentado contra la Embajada de Israel, perpetrado el 17 de marzo de 1992, hace 30 años.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Ricardo Guerra, sostuvo que “uno de los principales objetivos es mantener la recuperación económica y social reforzando la estabilidad macroeconómica mediante la mejora gradual y sostenida de las finanzas públicas y la reducción de la inflación”.

Por su parte, el radical Víctor Zimmermann señaló que “la cuestión central que debemos decidir en esta tarde es ‘default sí’ o ‘default no’, con todo lo que ello implicaría”, aunque advirtió que “refinanciar la deuda con el FMI es una condición necesaria, pero insuficiente en sí misma”.

Luego fue el turno del economista Martín Lousteau, quien ironizó que el ministro de Interior, el camporista Eduardo “Wado” De Pedro, fue “el que mejor dejó claro” la situación en la que se encuentra el país, durante una entrevista que concedió semanas atrás al diario El País de España.

En esa nota, De Pedro aseguró que “el acuerdo con el FMI evita la catástrofe económica en Argentina”.

“Estamos tratando esto contrarreloj porque ha habido una irresponsabilidad muy grande por parte del oficialismo, que trajo un mal proyecto a la Cámara de Diputados, y hubo que trabajar a destajo para hacer un proyecto que sea aprobado por todos y evitar estas consecuencias”, indicó Lousteau.

Por su parte, el jefe del bloque PRO, Humberto Schiavoni, destacó el rol de “oposición responsable” de Juntos por el Cambio. “Porque estamos comprometidos con el país apoyamos esta refinanciación y así hemos votado en Diputados, con prácticamente ninguna deserción”, dijo.

Y agregó: “Asín como decimos ‘no al default’ y aprobamos la operación crediticia, decimos que no le corresponde al Congreso opinar sobre la política económica”.

Desde el mismo bloque, el cordobés Luis Juez coincidió en que “Argentina no admite ningún tipo de especulación en un momento tan complejo y delicado, con un presidente extremadamente débil”.

“Nunca pensé que mi primer voto fuera para acompañar una decisión de este gobierno”, comentó el cordobés.

Se descuenta que el proyecto será aprobado por amplia mayoría, con los votos positivos de la mayor parte del bloque del Frente de Todos, senadores aliados y todo Juntos por el Cambio.

La iniciativa consta de un solo artículo que avala la operación de crédito público contenida en el Programa de Facilidades Extendidas pactado entre el Poder Ejecutivo y el FMI para cancelar los vencimientos del acuerdo Stand By firmado por el gobierno de Mauricio Macri.

Además, se indica que “el Poder Ejecutivo Nacional suscribirá, en uso de sus facultades, los instrumentos necesarios para dar cumplimiento a lo establecido en el párrafo precedente”. De ese modo, se eliminó del articulado el plan económico acordado con el Fondo.

Según explicó el ministro de Economía, Martín Guzmán, durante su presentación en comisiones, una vez sancionada la ley el directorio del FMI considerará el acuerdo para su aprobación definitiva, y luego se concretará el primer desembolso.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA