Dos hermanas fueron detenidas por reabrir un “quiosco” de drogas desbaratado hace tres meses en Godoy Cruz

El lugar había sido allanado en marzo pasado y un joven había sido arrestado por la venta de cocaína y marihuana. En la misma vivienda las acusadas continuaron vendiendo las sustancias.

Dos hermanas fueron detenidas por reabrir un “quiosco” de drogas. | Foto: Ministerio de Seguridad y Justicia
Dos hermanas fueron detenidas por reabrir un “quiosco” de drogas. | Foto: Ministerio de Seguridad y Justicia

Dos hermanas que habían decidido continuar el “negocio” familiar fueron detenidas por la Policía Contra el Narcotráfico (PCN) en el barrio Huarpes II, de Godoy Cruz. Los sabuesos habían desbaratado ese “quiosco” en marzo y detenido a un hombre por la venta de los estupefacientes.

Fuentes oficiales precisaron que, a las 18.30 de ayer, efectivos de la PCN que venían realizando tareas de vigilancia y seguimiento, regresaron a una vivienda de la manzana “U” del populoso vecindario.

Tenían el dato de que la venta de drogas se había reactivado pese a que el 27 de marzo último habían arrestado a un joven de 24 años de edad y secuestrado un “ladrillo” de marihuana de 771 gramos, otro de cocaína con un peso de 845 gramos y 92 envoltorios que contenían cocaína en polvo, además de elementos de corte y fraccionamiento y 2.427.600 pesos, producto de la venta de esas sustancias.

Por el hecho, el presunto vendedor fue alojado en la Unidad 32, donde quedó a disposición de la Justicia Federal.

Los investigadores pensaron que el “quiosco” había sido desbaratado, pero dos hermanas se encargaron de “reflotarlo”, según acreditaron este miércoles los efectivos del Grupo Operativo “B” de la PCN.

Por orden del Primer Juzgado Federal, Secretaría Penal “A”, los uniformados irrumpieron en la misma casa y arrestaron a una mujer de 31 años y a su hermana, de 30. Las mujeres tienen domicilio en el lugar, aclararon las fuentes.

La Justicia Federal ordenó que la mayor de las hermanas fuera detenida por infracción a la Ley 23.737 y que la menor quedara con prisión domiciliaria provisoria en el lugar.

Esta vez los policías incautaron del domicilio dos “ladrillos” compactados de marihuana con un peso de 1,575 kilos, 79 envoltorios de nylon que contenían cocaína, listos para ser vendidos, y dosis menores de ambas sustancias.

Dos balanzas de precisión, una licuadora con restos de marihuana, siete teléfonos celulares y 1.151.500 pesos completaron el decomiso.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA