Ecos de Libertad: la unidad de miras entre Güemes, Belgrano y San Martín

Temido y desconfiado por los Gobiernos de Buenos Aires, Güemes pronto se transformó, desde su Salta natal, en el amigo y confidente de Manuel Belgrano y el apoyo decidido de San Martín desde el Norte.

General Martin Miguel de Güemes
General Martin Miguel de Güemes

Desde el norte argentino, donde el sol se funde con el horizonte y las quebradas susurran historias de lucha, sangre y fuego, emerge la figura imponente de Martín Miguel de Güemes. No como un simple recuerdo, sino como un eco persistente de valentía que aún resuena en los cerros de Salta, y que representa una parte importante de la identidad norteña. Güemes, el héroe gaucho, no sólo fue un estratega militar formado en las lides de la defensa de Buenos Aires ante las invasiones inglesas, de corazón ardiente y voluntad indomable, sino también un visionario de la independencia que entendió la entrega en la guerra como un acto de amor hacia su pueblo. Su liderazgo no emanaba de títulos o de las riquezas, sino de la profunda conexión con su pueblo y con sus gauchos, quienes veían en él no sólo a un líder, sino a un hermano.

La gesta de Güemes es una epopeya de resistencia, una lucha que se extendió más allá de las batallas. Fue una defensa de la cultura, de la identidad y de la soberanía de un pueblo que no estaba dispuesto a ceder ante las sombras del colonialismo. Su táctica de la guerra gaucha fue la pincelada de genialidad que desdibujó los planes del enemigo y lo mantuvo a raya en la frontera difusa de las nacientes repúblicas, idea que compartía con el líder de mayo Manuel Belgrano. La amistad entre ambos se forjó al clamor de los clarines y lanzas, y constituyó una alianza que trascendió las diferencias y se cimentó en un respeto mutuo y admiración profunda. La correspondencia entre ambos revela una relación, que aunque inicialmente marcada por malentendidos y diferencias, maduró luego en una fraternidad y coalición inquebrantable. La nobleza y humildad de Don Manuel llevó a reconocer el error de un conflicto previo y superada las diferencias, no dudó en colaborar desde la jefatura del ejército del norte ante los requerimientos de Güemes, sellando así el pacto de lealtad que perduraría en el tiempo entre ambos líderes de la independencia.

En el mismo sentido San Martín reconoció en Güemes y sus gauchos, el instrumento preciso que necesitaba como parte de su estrategia de pinzas en el plan de liberación continental. Güemes fue el gran “escudo” valiente y necesario, que cubrió la retaguardia norteña de la campaña de Liberación liderada por José Francisco de San Martín. Temido y desconfiado por los Gobiernos de Buenos Aires, pronto se transformó, desde su Salta natal, en el amigo y confidente de Manuel Belgrano y el apoyo decidido de San Martín desde el Norte. Los tres líderes se convirtieron, a su vez, en el sostén político y militar, junto con Pueyrredón, desde Buenos Aires, para que el Congreso de Tucumán lograra finalmente, declarar la independencia de las Provincias de Sudamérica, quizás en el peor momento de la revolución.

La unidad de miras entre y conjunción de ideas y acción se vio plasmada, por ejemplo, en los acuerdos y apoyos al Congreso de Tucumán: la prédica Sanmartiniana a través de la diputación por Cuyo donde destacó Tomás Godoy Cruz; la defensa de Güemes desde el Norte y su influencia mediante los diputados salteños, en especial a través de su amigo personal, asesor y colaborador José Ignacio de Gorriti; y la participación de Manuel Belgrano, especialmente en la sesión secreta del 06/07/1816; constituyeron el apoyo político y la defensa en armas necesarias para la Declaración de la Independencia. Logrado este gran paso político y jurídico Belgrano y Güemes, comprometidos en la dura guerra defensiva y de contención ante incursiones realistas, enfocaron sus esfuerzos en alentar y ayudar a San Martín para iniciar el Cruce de Los Andes y comenzar el Plan Continental.

El legado de Güemes, junto a San Martín y Belgrano, se entreteje en el alma de Argentina como aquel poncho rojo que vestía, símbolo de su compromiso inquebrantable con la independencia. Su figura se alza, no solo como un monumento de piedra, sino como un faro de principios y valores que guían al país en su camino hacia el futuro, el diálogo y alianza entre estos próceres, pese a sus orígenes tan disímiles y diferencias marcadas, es una gran enseñanza de concordia y esfuerzo común tras una causa mayor y el bien público. Su vida fue un poema épico escrito con la tinta de la lealtad y el papel de la fiereza de nuestras pampas, montañas, valles y quebradas. Las palabras incendiarias llenas de rectitud y patriotismo poseen en cada estrofa un acto de coraje y en cada verso, un paso hacia la libertad. Güemes nos enseñó que la verdadera independencia se conquista día a día, con cada decisión, con cada acción.

En Güemes, la frontera encontró un guardián, la historia un capítulo inolvidable y la gente, un motivo para creer en la posibilidad de un destino propio. Su sacrificio fue el precio de un sueño que se negó a morir, una llama que aún ilumina el camino de las generaciones venideras. Recordar a Güemes es recordar la esencia de lo argentino, es invocar el espíritu indomable que se niega a ser domado. Es honrar la memoria de aquellos que, con lanza en mano y esperanza en el corazón, forjaron los cimientos de una nación.

Hoy, su nombre resuena en cada rincón de Salta, en cada calle que lleva su nombre, en cada celebración que revive su epopeya. Güemes no es solo un prócer; es el reflejo de un pueblo que, a pesar de las adversidades, supo mantenerse firme en su búsqueda de un horizonte de libertad, y forma parte de la identidad de nuestras provincias norteñas. Así, la figura de Martín Miguel de Güemes se erige como un testimonio de la lucha incansable, un recordatorio de que la libertad es el bien más preciado y que, en palabras de San Martín, “cuando la patria está en peligro, todo está permitido excepto no defenderla”.

(*) El autor es Docente de la Universidad Nacional de Cuyo, Escritor y Ensayista. Miembro de la Academia Nacional Sanmartiniana, autor de los libros sobre el liderazgo de los padres fundadores: San Martín y Belgrano.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA