Una joven inició una demanda millonaria contra el médico de su madre por permitir su nacimiento

La joven de 20 años debe pasar días enteros en el hospital; busca ser indemnizada / Foto: Gentileza
La joven de 20 años debe pasar días enteros en el hospital; busca ser indemnizada / Foto: Gentileza

La principal acusación que hace la demandante contra el doctor es la de de no aconsejarle correctamente a su progenitora para que tomara suplementos de ácido fólico antes de quedar embarazada.

Una joven está demandando al médico de su madre por “concepción errónea”, alegando que nunca debería haber nacido. Se trata de Evie Toombes, de 20 años, la cual padece espina bífida y le exige millones de dólares al profesional de salud Philip Mitchell.

La principal acusación que hace la muchacha contra el doctor es la de de no aconsejarle correctamente a su progenitora para que tomara suplementos de ácido fólico antes de quedar embarazada, lo que habría servido para minimizar las posibilidades de sufrir la afección.

Toombes, de Lincolnshire, fue diagnosticada al nacer con lipomielomeningocele, un defecto del tubo neural de la columna. En consecuencia, sus huesos nunca se desarrollaron adecuadamente a lo largo de la médula espinal, lo que le provocó una discapacidad permanente, reportó el medio británico The Telegraph, según La Nación.

Susan Rodway, abogada de la joven, le dijo al juez del Tribunal Superior del Reino Unido que Toombes estaba demandando por “haber nacido en un estado dañado”, y que desea recuperar los millones de dólares necesarios para cubrir los costos de vivir con su condición.

La joven de 20 años debe pasar días enteros en el hospital; busca ser indemnizada.
La joven de 20 años debe pasar días enteros en el hospital; busca ser indemnizada.

Qué dice el médico acusado

El doctor Mitchell negó cualquier responsabilidad y dijo que a Caroline Toombes (la madre), le dio “consejos razonables”. Su abogado argumentó que normalmente los médicos recetan 400 miligramos de ácido fólico; sin embargo, si la madre hubiera tenido una buena dieta, los niveles de ácido fólico hubieran registrado un nivel saludable.

“Me dijo que no era necesario”, le dijo Caroline al juez sobre su visita al médico en febrero de 2001. “Me dijeron que si tenía una buena dieta anteriormente, no tendría que tomar ácido fólico”.

La magistrada Rodway señaló que Caroline Toombes habría tenido un bebé “normal y saludable”, pero hubiera sido una “persona genéticamente diferente” a Evie Toombes.

Hoy en día, a pesar de que su limitada movilidad, Evie practica la equitación y espera competir en los Juegos Paralímpicos, pese a estar conectada a tubos médicos las 24 horas del día. La joven también sufre problemas intestinales y de vejiga debido a su condición.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA