Un niño quedó con muerte cerebral por un reto viral y una jueza ordenó que lo desconecten: su familia se opone

El niño sufrió daño cerebral durante un incidente en su casa, el cual estaría relacionado a un desafío viral.
El niño sufrió daño cerebral durante un incidente en su casa, el cual estaría relacionado a un desafío viral.

Archie Battersbee tiene apenas 12 años. Por indicación médica, la magistrada sentenció que el menor ya ha fallecido. Su madre se resiste al fallo, “sé que todavía está allí”.

Un niño de 12 años terminó con muerte cerebral tras un accidente doméstico, aparentemente luego de hacer algún reto viral. A raíz de su cuadro, una jueza ordenó desconectar al menor en contra de la voluntad de sus padres y generó controversia. El fatídico hecho ocurrió en Reino Unido.

Archie Battersbee fue encontrado inconsciente el 7 de abril en su casa en Southend, en el sureste de Inglaterra. El niño sufrió daño cerebral durante un incidente en su casa. Según cree su madre, Hollie Dance, el hecho habría estado relacionado con un reto online.

El joven es tratado en el Royal London Hospital. Sus médicos le afirmaron al tribunal que era “muy probable” que el niño presente “muerte cerebral”. Por ese motivo, la magistrada definió desconectarlo, detalla El Perfil.

Los padres de Archie apelarán la sentencia

La madre del menor se mostró “destrozada” tras el fallo y afirmó que van a apelar la sentencia. “Estoy destrozada y sumamente decepcionada por el fallo del juez después de luchar durante semanas una batalla legal, cuando lo que quería era estar al lado de mi niño”, afirmó la madre de Archie en un comunicado.

“Basar este juicio en una prueba de resonancia magnética y en que sea ‘probable’ que esté muerto, no es suficiente. Esta debe ser la primera vez que alguien haya sido declarado ‘probablemente’ muerto en base a una prueba de resonancia magnética”, añadió.

En ese sentido, dijo sentirse “asqueada” por la decisión de los médicos y de la jueza. “Su corazón todavía late, me ha agarrado la mano y, como su madre, sé que todavía está allí”, afirmó.

“No aceptaré que se vaya”

“Hasta que sea la voluntad de Dios, no aceptaré que se vaya. Sé de milagros en los que personas han regresado de una muerte cerebral”, dijo la madre del menor, que es apoyada por el Christian Legal Center, una organización cristiana. “Tenemos la intención de apelar y no nos daremos por vencidos con Archie”, adelantó.

Los abogados del hospital le habían pedido a la jueza que tomara una decisión sobre los pasos a seguir para el menor. Durante una audiencia de tres días, los médicos afirmaron que el nene no mostraba una actividad cerebral “perceptible”.

Por este motivo, la magistrada Arbuthnot sentenció que Archie murió al mediodía del 31 de mayo a raíz de las imágenes de resonancia magnética de ese día ya que consideró probado que la función del tronco encefálico ha cesado de forma irreversible.

“Doy permiso a los profesionales médicos del Royal London Hospital para que dejen de suministrar ventilación asistida a Archie Battersbee”, decretó.

“Si Archie permanece con ventilación mecánica, el resultado probable para él es una muerte súbita, y las perspectivas de recuperación son nulas. No puede disfrutar de la vida y su daño cerebral es irrecuperable. Su posición no va a mejorar. La desventaja de una muerte tan apresurada es la incapacidad de su querida familia para despedirse”, dijo la jueza.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA