Por ley, ahora en Noruega están prohibidos los filtros que realcen la belleza en las redes

Una nueva ley prohíbe que los influencers y modelos utilicen filtros para borrar imperfecciones ya que transmite un mensaje erróneo de la realidad.
Una nueva ley prohíbe que los influencers y modelos utilicen filtros para borrar imperfecciones ya que transmite un mensaje erróneo de la realidad.

El país se ha nombrado abiertamente en contra de que los influencer alteren su imagen mintiéndole a la comunidad sobre estereotipos de bellezas falsos.

En Noruega aprobaron una inusual ley que prohíbe a los influencers utilizar diferentes filtros que distorsionen le realidad a cambio de ofrecer a los seguidores una imagen distorsionada en la que han sido retocados cualquier tipo de imperfecciones del rostro o cuerpo.

Desde el Ministerio Noruego de Infancia e Igualdad decidieron aprobar una ley que prohibirá a todos los ‘influencers’ y a los anunciantes publicar imágenes retocadas, con la finalidad de luchar contra la publicidad engañosa y los ideales de belleza irreales que se venden en las redes sociales y en otros espacios publicitarios.

En el caso de alterar alguna fotografía, la ley exigirá que se le coloque una etiqueta para notificar que se trata de una imagen retocada con el programa de edición o con un filtro y de ese modo evitará la sanción correspondiente.

Esta ley afectará tanto a los retoques de piel, es decir,  la eliminación de imperfecciones, como a definir menos las curvas o modificar partes como los labios o la nariz para hacerlos más estéticos, como los cánones de belleza impuestos por la sociedad.

No solo será aplicada en redes sociales, sino también será vigente en revistas, periódicos o en los carteles que se publiciten en la ciudad.

Nuevo ideal de belleza

Por otro lado, un estudio publicado en la revista JAMA concluyó que desde que los filtros se volvieron parte de nuestro estilo de vida, que es compartir imágenes en las plataformas, como Instagram, se volvieron “parte” de nuestras vidas, y se despertó un nuevo fenómeno: ya no queremos parecernos a los famosos sino a nuestra propia imagen distorsionada.

Es por eso, que según refleja el mismo estudio, las intervenciones más demandadas son aquellas para corregir la asimetría facial, la caída de los párpados, las arrugas, el aspecto de la nariz y aumentar el tamaño de los labios. Por su parte, Inglaterra también ha prohibido el uso de este tipo de filtros, pero solamente para las imágenes de las publicidades de marcas que aparezcan en redes sociales.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA