sábado 16 de enero de 2021

Mundo Club House

Siete errores comunes que dañan tus muebles y no te habías dado cuenta

Recientemente hemos caído en un exceso de la limpieza y puede que tus muebles estén sufriendo las consecuencias de esto.

  • martes, 6 de octubre de 2020

Sabemos que el cuidado de muebles es algo complicado, y que con la actual crisis sanitaria esta actividad se ha convertido en algo indispensable. El problema es que no se está haciendo de la manera adecuada, ya sea por limpiar los muebles muy seguido, por no limpiarlos con los productos adecuados o, inclusive, por no conocer el cuidado ideal para cada material en la casa.

Es probable que hayas cometido alguno de estos errores y hasta el momento tus muebles se encuentren en buen estado, pero podrías dañarlos en el futuro. Sin importar si tenés que limpiar madera, metal, tela o cristal, estos errores pueden llegar a ser muy perjudiciales.

Aplicar el producto muy cerca de la superficie

No es recomendable aplicar el producto directamente en la superficie y mucho menos desde una distancia corta. Esto resultará en una aplicación excesiva y además de ser un desperdicio de producto ocasiona rayas y manchas en tus muebles. Recomendamos aplicar primero el producto sobre un paño y luego esparcirlo uniformemente sobre los muebles.

Usar productos de limpieza constantemente

No es necesario usar un sprays o abrillantadores cada que limpias las superficies de tus muebles a menos que hayas encontrado una mancha nueva o un rasguño que requiera un producto de limpieza específico. Es recomendable quitar el polvo únicamente con un paño húmedo y acudir a los productos de limpieza en emergencias o situaciones específicas para mantener tus muebles en excelente condición el mayor tiempo posible.

Colocar plantas sobre los muebles

Las plantas de interior ayudan a limpiar el aire de tu hogar, pero si no tenés cuidado pueden ser un gran problema para tus muebles y pisos. El riego constante es necesario y esto puede llegar a ocasionar fugas, marcas y manchas. Con daños más extremos, por ejemplo, en materiales metálicos que se oxidan; o en la madera ya que se forma moho. Para evitar que esto suceda, procurá comprar macetas a prueba de fugas o dejar tus plantas en el exterior o en el lavabo mientras absorben el agua.

No leer las instrucciones de los productos

Un problema común es no leer las instrucciones antes de usar los productos de limpieza. Es indispensable que hagas una lectura completa del manual antes de ponerlos en uso para que estés consciente de los daños que puede causar con el exceso o la aplicación equivocada de estos.

Igualmente, tené presente que cada producto tiene un uso específico, por lo que es importante evitar a toda costa utilizar el mismo para todos tus muebles. También es recomendable mantenerse alejado de los limpiadores universales, ya que a menudo pueden causar manchas.

Usar el mismo plumero o paño

Otro gran error común es utilizar las mismas herramientas de limpieza por igual en todas tus superficies. Esto puede dañar tus muebles pues transfiere suciedad y bacterias de un mueble a otro y puede dañar el terminado, el esmalte y hasta el color. Es comprensible que sea un poco complicado recordar que paño o plumero era el adecuado para cada producto y superficie, por lo que recomendamos etiquetarlos o coordinarlos por color para hacer la labor de la limpieza un poco más sencilla.

Limpiar con remedios caseros

Todos hemos escuchado algún remedio casero para sacar una mancha difícil de un sillón o para regresarle el brillo a un mueble de madera. Sin embargo, lo recomendable es alejarse lo más posible de esos consejos porque pueden dañarlos irremediablemente. Un ejemplo de estos mitos son que el tiner y la acetona igualmente pueden remover manchas difíciles, pero lo único que estos dos van a conseguir es dejar una mancha más grande y debilitar tus telas.

Limpiar en exceso tus muebles

Es comprensible querer mantener tus espacios lo más limpios posibles, especialmente con esta crisis sanitaria. Pero este exceso de limpieza puede ser la peor pesadilla para tus muebles, especialmente si se trata de materiales naturales como madera, textiles y cuero. Hay que encontrar un punto medio en el que los espacios estén bien desinfectados pero no sufran nuestros muebles, por eso hay que conocer bien los materiales que se tienen en el hogar, por ejemplo el cuero puede desarrollar una capa protectora brillante y natural a medida que envejece, y la limpieza interrumpirá este proceso.

Hay que ser conscientes de cómo limpiamos nuestros hogares para mantenerlos en el mejor estado posible, especialmente ahora que pasamos más tiempo en casa.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.