El Conicet fue elegido como la mejor institución científica de América Latina por quinto año consecutivo

Un importante ranking, en el que se evaluaron otra 95 instituciones latinoamericanas, lo ubicó en esa posición debido a su gran aporte a la ciencia y a la salud.

El Conicet fue elegido como la mejor institución científica de América Latina por quinto año consecutivo

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) volvió a estar en el primer lugar en el ranking de Scimago, entre 95 instituciones de ciencia de América Latina, en 2023. El organismo público de la Argentina se mantiene en esa ubicación desde hace 5 años.

Se trata de una clasificación de instituciones de educación superior y centros de investigación que se realiza desde 2009 y que utiliza como fuente la base de datos científica Scopus.

Para hacer el ranking de Scimago, se hace un proceso de medición a partir de 17 indicadores. Se mide el impacto normalizado de la producción científica, la excelencia medida en función de la publicación en los que la institución es el principal contribuyente, el total de publicaciones realizadas en el período, el liderazgo científico adquirido a nivel institucional, la colaboración internacional y el porcentaje de documentos publicados en revistas Acceso Abierto.

Imagen ilustrativa. / Foto: José Gutiérrez / Los Andes
Imagen ilustrativa. / Foto: José Gutiérrez / Los Andes

Objetivos del Conicet

Según establece en sus políticas, el objetivo principal que persigue el ranking es el de contribuir a la toma de decisiones, al desarrollo de políticas públicas e institucionales y al establecimiento de hojas de ruta para el impulso la actividad investigadora y mejora continua de las instituciones.

Según Infobae, el Conicet es un ente autárquico que depende del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación y es el principal organismo dedicado a la ciencia y la tecnología del país.

Su misión es la promoción y ejecución de actividades científicas y tecnológicas en todo el territorio nacional y en las distintas áreas del conocimiento. Fue creado por Decreto Ley N° 1291 el 5 de febrero de 1958, su primer presidente fue Bernardo A. Houssay —Premio Nobel de Medicina en 1947—, quien dirigió a la institución por más de una década.

Imagen ilustrativa. / Foto: José Gutiérrez / Los Andes
Imagen ilustrativa. / Foto: José Gutiérrez / Los Andes

Se dedica a brindar instrumentos para el conocimiento científico, que van desde la Carreras del Investigador Científico y Tecnológico y del Personal de Apoyo a la Investigación, otorga becas para estudios doctorales y postdoctorales, el financiamiento de proyectos y de Unidades Ejecutoras de investigación y establece vínculos con organismos internacionales gubernamentales y no gubernamentales.

Actualmente, se desempeñan en el organismo más de 11.800 investigadores, un número mayor de becarios de doctorado y postdoctorado, más de 2.900 técnicos y profesionales de apoyo a la investigación y aproximadamente 1.500 administrativos. En total, suman 28.000 personas.

Trabajan distribuidos a lo largo del país —desde la Antártida hasta la Puna y desde la Cordillera de los Andes hasta el Mar Argentino— en sus 16 Centros Científicos Tecnológicos (CCT), 10 Centros de Investigaciones y Transferencia (CIT), un Centro de Investigación Multidisciplinario y más de 300 Institutos y Centros exclusivos del Conicet y de doble y triple dependencia con universidades nacionales y otras instituciones.

Imagen ilustrativa. / Foto: José Gutiérrez / Los Andes
Imagen ilustrativa. / Foto: José Gutiérrez / Los Andes

Áreas del conocimiento

La actividad del Conicet se desarrolla en cuatro grandes áreas del conocimiento: ciencias Agrarias, de Ingeniería y de Materiales, Ciencias Biológicas y de la Salud, Ciencias Exactas y Naturales y Ciencias Sociales y Humanidades. También tiene una dependencia transversal de Tecnología que comprende cualquiera de las disciplinas mencionadas aplicadas al Desarrollo Tecnológico y Social y Proyectos Complejos.

Dentro del Conicet trabajan investigadores de todas las áreas disciplinarias, quienes desarrollan sus tareas mayoritariamente en universidades nacionales, en organismos de investigación en ciencia y tecnología y en Unidades Ejecutoras propias o en asociación con otras instituciones.

Cuenta con un sistema de evaluación actualizado según la experiencia propia e internacional acumulada. Este sistema de evaluación participativo y riguroso, contempla y pondera la calidad de los proyectos de investigación presentados, la productividad derivada de ellos, así como la trayectoria de individuos y grupos de investigación.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA