Nico Sánchez: “Es una lucha muy dura y tendremos que sacar puntos por todos lados”

Fortalecido. El Expreso recuperó un zaguero de experiencia en un momento clave.
Fortalecido. El Expreso recuperó un zaguero de experiencia en un momento clave.

Godoy Cruz. El defensor reflexiona sobre la pelea por la permanencia, algo que le tocó vivir en 2014 y salió airoso. “La semi de Copa es llamativa, pero no podemos regalar el partido con Patronato”, afirma.

Quizá haya sido una de las (pocas) aristas positivas que dejó la derrota frente a Estudiantes. Se jugaban 37′ del encuentro del martes pasado en el Malvinas Argentinas cuando Diego Flores decidió el ingreso de Nicolás Gabriel Sánchez, un legendario guerrero que retornó a la Bodega con la intención de ayudar a Godoy Cruz a salvar la categoría e intentar (¿por qué no?) sumar la primera estrella de la élite en el escudo. Por eso, el marcador central es una voz autorizada para reflexionar acerca del trance que vive Godoy Cruz, que en el lapso de los próximos cinco días disputará dos encuentros con mucho sabor a “final”.

-Fueron pocos minutos, pero luego de más de 7 años volviste a vestir oficialmente la camiseta de Godoy Cruz. ¿Cómo te sentiste?

-Bien, en lo futbolístico fue muy poco, pero en cuanto a sensaciones, a pesar del resultado, fue hermoso haber vuelto a jugar no sólo en Godoy Cruz, sino en el fútbol argentino. Fue muy especial haberlo hecho en esta cancha y con esta camiseta. Estoy muy contento y con ganas de aportar lo mío para ayudar al equipo desde donde me toque. Cuando Diego (Flores) lo crea conveniente, voy a estar.

-El equipo había empezado muy bien con Flores, ¿que les pasó?

-Quizá fue una novedad el inicio del entrenador y nos fue muy bien. Ahora nosotros tenemos que buscar otras armas con la misma forma, sabiendo que los equipos van a tratar de contrarrestarlo. Estudiantes vino a romper ese juego nuestro, a esperarnos y a especular. A Tomas (Badaloni) lo hicieron correr por todo el frente de ataque y después aprovecharon los espacios que quedaban. Tendremos que ver eso que ven los rivales y seguir apoyando este esquema de juego y de entrenamientos que son novedosos y han dado resultados. Al principio, cuando los resultados se dieron tan rápido, por ahí se habló un poquito de más, es normal. Ahora nosotros tenemos que seguir apoyándonos en el trabajo de Diego, que es lo que nos sacará adelante.

-¿Te sorprendió entrar con el partido 1-3 y faltando 10 minutos?

-No, porque en el fútbol actual hay cinco cambios y puede entrar cualquiera. Suele haber cambios de esquema o lesión de un compañero, no sé si Brunito (Leyes) estaba cansado por todo el recorrido que hace generalmente en los partidos, así que no me agarró desprevenido, sino todo lo contrario porque estaba preparado para entrar. No tuve problemas.

-Se viene el partido más importante de Godoy Cruz de los últimos años. ¿Te ves jugando el partido de las semifinales de la Copa Argentina ante Talleres?

-Primero espero poder jugar el sábado (por mañana), qué es para lo que me preparo. Entiendo que la semifinal de Copa es muy llamativa para todos porque son dos partidos para ganar un campeonato, y es algo no se da todos los días, pero no estamos como para regalar el partido contra Patronato. Me voy a preparar en estos días para estar a la orden en el próximo y después sí, a pensar en Talleres.

-¿Lo de no regalar el partido con Patronato lo decís porque en caso de perder quedarán últimos en el promedio para el descenso?

-Si bien el descenso es a largo plazo, es una lucha también muy dura y muy larga y hay que sacar puntos por todos lados. Por eso no podemos esperar hasta el final de la temporada que viene para mejorar esos números. Igual, el equipo está de pie y deja todo para mejorar esos números.

-Vos lo conocés bien a Zuqui porque compartiste plantel con él. ¿Cómo tomaron la rabona que hizo?

-No pasa nada. A Fernando lo conocemos todos y es un pibazo. Salió de acá, lo que juega es una cosa increíble y ya le dije que no tiene que pedir disculpas porque él juega así y todo lo que haga para bien, también lo es para Godoy Cruz porque ese fútbol lo mamó acá. Es un jugador que a mí me encanta, es inteligente y profesional, se merece todo lo que está viviendo. Así que no hay que caerle porque es del riñón y es buen pibe.

-Vimos que salió del vestuario de ustedes. ¿Les pidió disculpas?

-Así es, pero como te dije y se lo dije también a él, yo lo conozco y él juega así. Estoy seguro de que no lo hizo con ánimo de burlarse de nadie. Fue capitán de Godoy Cruz y conoce todas las instalaciones del club, los conoce a todos y no tiene porqué burlarse. Entiendo que quizá moleste un poco en estos partidos, pero es uno de los nuestros, es del club.

-¿Tu intención a futuro es retirarte con esta camiseta?

-Recién tuve la chance de jugar, aunque entendí también a mi edad y en este último tiempo que no se puede planear tan a largo plazo. Voy objetivo por objetivo, llegué con la intención de recuperarme y con todas las buenas intenciones que tuvo el club conmigo, poder estar lo antes posible a la par del grupo. Lo logré, y ahora pude meterme para ayudar al equipo y voy a poco. Hay que terminar este torneo. Ojalá pueda jugar si es que el técnico me necesita, tengo contrato hasta diciembre del año que viene.

-¿Hiciste el curso de técnico?

-Sí, lo hice hace un tiempo.

-Godoy Cruz tiene la característica de darle posibilidades a los técnicos jóvenes y vos seguramente en un futuro vas a estar en carpeta. ¿Te ilusionás con eso?

-Me ilusiono con todo. Pero primero tengo que cerrar un ciclo y una etapa como jugador, que es lo que estoy haciendo. Sé que estoy en los últimos años y cuándo cierre esta etapa, ya con todo el aprendizaje de haber jugado y con el curso, veremos. Obviamente tengo que seguir aprendiendo y si llego a ser técnico, me gustaría siempre estar abierto para aprender. Es lo que veo hoy en día en los entrenadores que a mí me han dejado mucho y me han me han abierto la cabeza. Es un mundo que me gustaría descubrir, pero tiempo al tiempo.

-Nombrame alguno de esos DT que te abrieron la cabeza...

-El más conocido y que para mí es el más grande de todos: Jorge Almirón. Más allá de los resultados que obtuvimos, entiendo que a partir de haberlo tenido fui otro jugador. Aprendí mucho y es del estilo de entrenadores que me motivan a seguir con ese camino después del retiro.

-¿Es un mito aquello de que en el fútbol mexicano se deja jugar más?

-No, para nada es un mito. Se deja jugar mucho más, aunque tiene tipo de dificultades. Por eso grandes jugadores no han podido hacer pie en esa liga, son muy diferentes los gustos del hincha, es muy diferente el gusto de la gente que maneja los clubes. Allá ganar 1-0 de local no alcanza, el hincha es muy apasionado, pero lo vive de otra manera. Van a ver un espectáculo y quiere ver al equipo ganar y jugar bien. Con mi experiencia sentí que nosotros los argentinos somos especiales e indicados para ese fútbol que es muy lindo, me llevé una sorpresa y me traje muchos aprendizajes. Fueron casi 5 años los que estuve allá, viví momentos increíbles y ahora volví a mi casa y a mi país para dar los últimos pasos.

-Fuiste compañero de Rogelio Funes Mori, quien ahora la está rompiendo en Monterrey y en la selección mexicana. ¿Cómo lo ves?

-El Mellizo encontró su lugar en el mundo. Lo veo muy cómodo en un club donde le dan todo, es ídolo, máximo goleador y además es joven todavía. Los argentinos que entran derecho en el fútbol mexicano no se van más, o por lo menos se van cuando quieren. Todo lo que está viviendo lo tiene bien merecido. La selección mexicana no tiene un delantero como él y espero que lo puedan aprovechar.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA