Juegos Olímpicos: una nadadora trans de Estados Unidos perdió el juicio por su caso y no podrá participar en París

La estadounidense Lia Thomas había presentado un recurso ante el TAS para anular la restricción, pero finalmente su solicitud fue revocada.

Juegos Olímpicos: una nadadora trans de Estados Unidos perdió el juicio por su caso y no podrá participar en París

Lia Thomas, la nadadora transgénero a la que se prohibió competir en pruebas femeninas,  perdió su caso contra World Aquatics en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), informó el organismo rector de la actividad.

En consecuencia, la decisión impide a la estadounidense competir en los Juegos Olímpicos de París, que comienzan el 26 de julio.

Thomas se convirtió en la primer nadadora transgénero campeona de la NCAA en la historia de la División I, pero poco después World Aquatics (entonces llamada FINA) votó a favor de restringir la participación de atletas transgénero en las competiciones femeninas de élite.

Thomas, de 25 años, había presentado en enero un recurso ante el TAS en busca de anular la prohibición y volver a competir en las pruebas de élite femeninas, argumentando que las disposiciones no sólo son “inválidas e ilegales”, sino que además la discriminan.

“World Aquatics acoge con satisfacción la reciente decisión tomada por el TAS en relación con el caso de Lia Thomas, que creemos que es un gran paso adelante en nuestros esfuerzos para proteger el deporte femenino”, dijo el organismo en un comunicado.

“Seguimos comprometidos a trabajar en colaboración con todas las partes interesadas para defender los principios de inclusión en los deportes acuáticos y confiamos en que nuestra política de inclusión de género represente un enfoque justo”, añadió.

Las nadadoras ya rechazaron la participación de Lia Thomas en 2022

Las nadadoras argumentaron que si bien apoyaban la identidad de género de Thomas, “la biología del sexo es un tema separado de la identidad de género de alguien” en el deporte.

“Biológicamente, Lia tiene una ventaja injusta sobre la competencia en la categoría femenina”, decía la carta, apuntando que la clasificación de Thomas escaló del puesto 462 como nadador hombre al primer lugar como mujer.

La carta instó a la Universidad de Pensilvania y a la Ivy League a no intentar impugnar legalmente las nuevas reglas de USA Swimming “para que podamos terminar nuestra temporada de natación con distinción y orgullo”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA