Malestar en los productores por la falta de fondos para combatir la lobesia y temor a que recrudezca la plaga

La Nación no envió recursos para hacer frente a la plaga que afecta a la vid. Mendoza aportó fondos propios pero la campaña será mínima. Reclamos de los productores y temor a que la lobesia recobre fuerzas y provoque desastres en la producción.

Malestar en los productores por la falta de fondos para combatir la lobesia y temor a que recrudezca la plaga

Dentro del arco productivo, hay mucha preocupación y temor a un recrudecimiento de la plaga de la polilla de la vid, por no contar con el dinero suficiente para realizar la campaña de mitigación.

Sebastián Lafalla, presidente de la Cámara de Tupungato y productor vitícola consideró que “este tipo de plagas, o curan todos y todos fumigan para empezar a eliminarla y bajar la población y bajar la presión o de nada sirve que uno cure y el vecino no cure. Este tipo de plagas las tienen que combatir todos con la misma intensidad, es la única forma que vos tenés de bajarla, nada más. Y si lo haces a medias, la controlas, pero nunca la bajas o recrudece en números abismales”.

Matías Manzanares, de la Asociación de Viñateros de Mendoza, también sacó a relucir su molestia. “Es preocupante y peligroso, porque si no hacemos por lo menos lo de media, retrocedemos. Hacer algo de mínima significa que vuelve a aumentar la presión de la plaga, vuelven a aparecer nuevos focos y lo que llevamos invirtiendo en dos años de dinero, tiempo y trabajo, de la provincia, la nación y también los productores que invertimos nuestro dinero, tiempo y esfuerzo, lo vamos a perjudicar”, dijo con desazón.

Para Manzanares, de continuar por este camino “volvemos para atrás en todo el sacrificio que hemos hecho estos dos años” y si la plaga recrudece “como nos afectó hace tres años atrás, que los daños fueron incalculables, fueron terribles”, también está la posibilidad de que “en zonas que está casi controlada pueda extenderse para allá”, comentó.

Además, trajo a colación que “no es solo la pérdida económica en cuanto al productor por la cantidad de kilos que pierde, sino que está dicho por todos enólogos que baja la calidad de la uva”.

Fabián Ruggeri, presidente de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas (Acovi) recordó que desde la Coviar hubo una reunión en Buenos Aires con el secretario de Agricultura, Bahillo, y “supuestamente la plata que la Nación iba a poner ya está aprobada por (Sergio) Massa, pero bueno, no están saliendo los fondos. Lo único real que hay es promesa”, afirmó.

Mauro Sosa, director del Centro de Viñateros y Bodegueros del Este fue tajante y reclamó el envió de fondos de la Nación para hacer frente a la plaga: “Ni siquiera tenemos problemas nuevos, cada año repetimos la misma tertulia con la demanda de fondos nacionales, que acompañados con parte de los fondos provinciales más las curaciones que hacen los propios productores nos permita tener una campaña adecuada”.

“Estamos muy preocupados porque una vez más tenemos que salir a pelear estos fondos y no debería ser así. Además, vamos a seguir insistiendo, y es la madre de todas las razones, el Estado Nacional es el responsable del ingreso de la plaga y debe devolverles a los productores el estatus sanitario que tenían hasta el 2009. Por lo menos deberían acompañar y no que tengamos que rogarles cada año por los fondos, porque con los fondos provinciales no alcanzan”, aseguró Sosa.

“Lamentablemente vemos una vez más como hacen grandes anuncios al principio de cada año, en la vendimia, que no se cumplen porque cada año es un peregrinaje a la Nación a ver cómo podemos conseguir esos fondos que nos lleven a un plan de mitigación y erradicación de la polilla de la vid, y no un plan de contención como venimos haciendo”, disparó.

El temor de Sosa es que, si la lobesia vuelve a presentarse masivamente en los viñedos “hay estudios que demuestran que puede afectarse hasta un 80% del racismo y un 30% de la producción total” por lo que “nuestra preocupación es que podemos estar ante la posibilidad de que la plaga llegue a niveles inmanejables por no tener un plan adecuado debido a la falta de fondos. Hay que tomar conciencia y ser serios con esto”.

Para Sergio Moralejo, subsecretario de Agricultura y Ganadería de Mendoza “el Senasa debiera tener una atención y una disposición mayor” para atender la problemática teniendo en cuenta que “no es un problema que tiene Mendoza solamente sino que también lo tiene San Juan y por las informaciones que me ha brindado Iscame ya hay focos en otras provincias, entonces hace falta claramente una política para luchar contra una plaga nacional y se dispongan de recursos tanto físicos como humanos para atender a todas las provincias vitivinícolas, porque no hay zonas libres de lobesia y obviamente se perjudica los esfuerzos que uno puede llegar a realizar”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA