Récord de estrenos y una burbuja que temen que explote: cómo es el panorama de la industria audiovisual para este 2022

"El juego del calamar" rompió, el año pasado, todos los récords de Netflix.
"El juego del calamar" rompió, el año pasado, todos los récords de Netflix.

Mientras las plataformas trabajan a toda marcha para ganar suscriptores, Netflix se enfrentó a un “jueves negro” en Wall Street, después de admitir que no podrá seguir creciendo como lo venía haciendo. Nunca antes en la historia hubo tantos contenidos para ver.

Desde hace algunas semanas, cuando se supo que el año pasado había alcanzado el récord de producciones estrenadas por televisión y por streaming, se viene especulando sobre si hay una burbuja en el entretenimiento. Que las series, películas, realities y demás programas de no ficción son muchos más de los que todos podemos consumir es obvio, pero lo que no es tan claro es si son más de los que la industria puede sostener.

Para hacerlo, las plataformas deberán crecer y crecer en la bolsa; algunas, a un ritmo realmente vertiginoso. Algo que tarde o temprano empezará a desinflarse por la propia dinámica del mercado, opinan muchos, y que preocupa ya a los inversores del entretenimiento. Salvo el año 2020, que vio mermada la cantidad de estrenos por la pandemia, la tendencia de contenidos nuevos iba creciendo año a año: en 2019 hubo 1.628; en 2020, 1.577 y en 2021, con un significativo aumento del 20 por ciento, un total de 1.923.

Los meses en los que no se pudo rodar en 2020 afectaron enormemente el calendario de estrenos, tanto en cine como en plataformas y televisión (en el caso argentino, recordemos que nos quedamos sin ficciones en tevé abierta por primera vez en la historia de la pantalla chica). Algunas de esas producciones se aplazaron y abultaron, quizás algo engañosamente, las cifras del 2021. En materia de series, el formato favorito de la era del streaming, hubo el año pasado 559 nuevas.

Las cifras, difundida por diversos medios especializados estadounidenses, surge del estudio anual FX Content Research, impulsado por el presidente del canal FX, John Landgraf, quien fuera el gurú del concepto “Peak TV”: sencillamente, la idea de que hay demasiada “televisión” disponible y que ella tocaría un “pico”, o un techo, en algún momento. Lo pronosticó inicialmente para 2015, pero el furor por las plataformas lo postergó unos cuantos años más.

"House of dragon", spin off de "Game of Thrones", es una de las series más esperadas.
"House of dragon", spin off de "Game of Thrones", es una de las series más esperadas.

De acuerdo con los especialistas de medios de Estados Unidos, la onda expansiva continuará hacia 2022 y probablemente se vea una nueva plusmarca. Recién en 2023 se espera que el calendario de filmaciones de “la nueva normalidad” arroje claridad sobre si se ha alcanzado el pico o la burbuja se seguirá inflando. Para algunos analistas, ése será el año del pico.

Pero este 2022, aunque no hay números concretos todavía, es esperable que se marque el récord de dos mil producciones internacionales nuevas: vienen estrenos importantes como los spin-off de “Game of Thrones” y “El señor de los anillos”; Disney puso a funcionar su factoría de series de Marvel y Corea del Sur está camino a volverse el nuevo centro exportador de series del mundo, después de desbancar a todos los éxitos precedentes con “El juego del calamar”. Mientras, Star+ (de Disney) y Paramount+ continuarán haciendo jugadas maestras (como con el WandaGate) para atraer al público nacional, que prefiere por tradición novelas y realities: ahí ya están subidos “Siendo Pampita” y el recientemente estrenado “Marley y Mirko”, en la segunda plataforma nombrada. En fin, contenidos para rato.

Nada que no deba sorprendernos, si pensamos que la llamada “Guerra del streaming” ya está funcionando a toda marcha y el motor de crecimiento de cada plataforma es ofrecer títulos nuevos y en mayor cantidad, con el objetivo de fidelizar a los suscriptores que ya tienen e ir a cazar otros nuevos. Cada una, dando lo mejor de sí, contribuyen a la tan mentada burbuja, que aunque todavía no se rompe se tambalea un poco.

La semana pasada hubo una prueba de ello. Netflix tuvo el jueves una jornada negra en Wall Street, tras la caída de cerca de un 20% del precio de sus acciones. ¿El motivo? Admitió que el ritmo de sus suscripciones tuvo un importante freno y los inversores miraron con preocupación ese hecho, pese al número indiscutible de que es la plataforma más popular del mundo, con 221,8 millones de abonados, y que el año pasado facturó unos 5.116 millones de dólares.

El sombrío pronóstico de Netflix —que prevé ganar 2,5 millones de nuevos usuarios en este primer trimestre del año, la mitad de los 5,9 millones que esperaban los analistas, y lejos también de los 3,9 millones que logró durante el mismo periodo de 2021— ha borrado gran parte de las ganancias cosechadas por sus acciones durante los meses de confinamiento de la pandemia, cuando registró un crecimiento récord en Bolsa y en nuevos abonados”, explicó Cristina Galindo, quien siguió el tema para El País de España.

La desaceleración se debe principalmente al aumento desmedido de suscriptores que hubo en los primeros meses de la pandemia, cuando los confinamientos obligatorios no daban muchas más opciones de entretenimiento. Allí ganó Netflix, que aprovechó el contexto para expandirse por India y Japón (hoy por hoy, los principales mercados a los que apunta). Pero también ganó Disney, que adelantó el desembarco de su plataforma en América Latina.

"Encanto", un verdadero éxito de Disney +, plataforma que -junto a su hermana Star+- el año pasado se consolidó como la principal competencia de Netflix.
"Encanto", un verdadero éxito de Disney +, plataforma que -junto a su hermana Star+- el año pasado se consolidó como la principal competencia de Netflix.

Aunque la nueva competencia puede estar afectando un poco nuestro crecimiento marginal, continuamos creciendo en todos los países y regiones en los que se han lanzado nuevas plataformas alternativas”, evaluó Netflix en la carta a sus inversores, que difundió el mismo jueves. “Durante 2021 tuvimos el programa de televisión más importante del año (‘El juego del calamar’), los dos estrenos cinematográficos más fuertes de nuestra historia (‘Alerta Roja’ y ‘Don’t Look Up’), y Netflix fue la plataforma televisiva y el estudio con más premios y nominaciones en los Emmy y los Oscar”.

Creo que el debate sobre la sostenibilidad pierde un poco de sentido desde la perspectiva de las plataformas”, opinió Elena Neira, profesora de Comunicación de la Universitat Oberta de Catalunya y autora del libro “Streaming Wars”, para El País. “La televisión lineal tenía sus limitaciones de espacio horario y la cuota se repartía en torno a un puñado de cadenas. El sistema estaba pensado para responder a unas normas básicas de oferta y de demanda. Las plataformas, en realidad, no programan pensando en los espectadores en general, sino en sus clientes en particular. Funcionan como ecosistemas cerrados en los que el volumen de contenido es la gasolina de su estabilidad y aumento de suscriptores. Las que producen mucho tienen mejores estadísticas de retención y de crecimiento. Por eso, creo que estamos todavía bastante lejos de tocar techo”.

Mientras el implacable mercado dicta la suerte, solo nos queda disfrutar de este momento como espectadores. Nunca antes en la historia tuvimos tantas cosas por ver, ni poner play fue tan fácil.

En números del 2021

1.923 nuevos títulos

1.171 programas de no ficción (solo 491 de ellas en streaming)

559 series nuevas

484 programas de ficción dramáticos (311 de ellas en streaming)

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA