Pablo Molinari presenta “Racional”, un show desopilante al más puro estilo stand up clásico

El casi ingeniero que se dedicó al humor y divierte con su show de stand up y sus videos de datos random inverosímiles, se presenta esta noche en el Teatro Selectro con su última creación “Racional”.

Pablo Molinari presenta “Racional”, un show desopilante al más puro estilo stand up clásico

Pablo Molinari vuelve a Mendoza con su cuarto unipersonal, del estilo clásico de stand up, llamado “Racional”, que se presenta esta noche a las 21 en el Teatro Selectro, ubicado en Capitán de Fragata Moyano 102 , Ciudad y con el que viene realizando una gira nacional e internacional que recorre además, Córdoba y La Plata, para luego saltar a Montevideo y de ahí a España, donde se presentará en Málaga, Madrid y Barcelona, para luego volver a su última presentación de la gira en Santiago de Chile. Las entradas tienen un valor de 10.000 pesos y se pueden adquirir por entradaweb.com.

El humorista llegó a Mendoza unos días antes del show, con la intención de recorrer y conocer algunos lugares turísticos, ya que en esta oportunidad decidió viajar con su familia y disfrutar de vinos, paseos y gastronomía local.

Pablo Molinari
Pablo Molinari

Pablo Molinari es uno de los humoristas de mayor crecimiento en los últimos tiempos, gracias a su estilo único que mezcla datos nerds, cosas cotidianas, recuerdos vintage y mucho absurdo, con una mirada, en muchos casos, tan nostálgica como divertida, con lo que logra posicionarse no solo en los escenarios argentinos e ibéricos, sino también entre los perfiles con más reproducciones en Youtube.

“Desde chico siempre fue para el lado del humor, pero durante varios años hizo otras cosas, como ir a las olimpíadas de matemática, o jugar al ajedrez. Lo que se dice una vida al límite”, describe su perfil, mostrando de entrada y una inacabable capacidad de reirse de sí mismo.

Luego de varias carreras fallidas, entre las que se cuenta ingeniería, que lo llevaron por los extremos de sus intereses, decidió estudiar Locución y hacer especializaciones en humor, estudiando teatro, clown, improvisación y stand up, tras lo cual decidió dedicarse a la comedia desde 2005, participando en varios ciclos televisivos. Fue seleccionado por Comedy Central (canal estadounidense de humor) para transmitir sus especiales de stand up en Latinoamérica y participó varias veces del Festival Internacional de Stand Up Comedy en Costa Rica, y del Latin Comedy Fest en Canadá.

En 2015, previendo la posibilidad de éxito con el auge de los “youtubers” se dedicó a hacer videos para subir en su perfil, con distintas líneas temáticas puntuales: “Datazo”, una serie de videos referidos a temas aleatorios pero muy útiles para solucionar pequeños inconvenientes de la vida cotidiana, datos simpáticos pero difícilmente aplicables (como la ecuación del amor o el orígen de los memes) y contenido bastante absurdo pero con una gran dosis de ciencia, filosofía o sociología.

Otra de las líneas temáticas las desarrolla en “Perdón Centennials” en el que con muchísimo humor expone situaciones vividas en otras décadas o tecnología -ya en desuso- que fue fundamental para los momentos en los que se utilizó. También programas televisivos típicos de los años 80 y 90 que bajo la mirada y el humor de Pablo Molinari, parecen absurdos e inverosímiles.

Además, paulatinamente fue incorporando a quien es su compañera de vida y madre de su hija, Florencia, que de a poco se fue animando a compartir y participar en algunos de los videos, creando una dupla que corre a Molinari de sus zonas cómodas.

Tanto en Youtube, Instagram y Flashcookie, tienda online compartida, Pablo Molinari tiene un perfil en quel presenta un emprendimiento de venta de remeras y bolsos con diseños propios, que tienen desde los símbolos de Roswell hasta la propuesta de una discusión secular bajo el título “el magenta no existe”, debido a un hecho que solo conocen los especialistas: ese color está definido por una onda de luz que no puede ser percibida por el ojo humano, y que es sustituída por una señal roja y una azul que el cerebro mezcla y decodifica como un espectro de color entre el rosa y el fucsia.

En definitiva, Pablo Molinari no solo es un comediante sino es casi un divulgador científico bajo la forma de un humorista con título de locutor. En charla con Los Andes habla de su show, sus gustos por los datos raros que comparte en redes y su carrera frustrada que lo llevó a los escenarios.

Pablo Molinari
Pablo Molinari

-¿Cómo es “Racional”?

Como en mis últimos shows actuaba con la pantalla y tenía más cuestiones tecnológicas, ahora tenía ganas de hacer algo más parecido a mi primer unipersonal, que era una hora de standup con formato clásico, con la banquetita, un micrófono y nada más. Cien por ciento monólogo. Y el título terminó siendo medio por decantación, aunque viste que en el stand up es medio difícil ponerle un nombre al show porque es un género en el que hablás de distintos temas. Entonces cuando me preguntan de qué va el show es difícil porque va de un montón de cosas. Terminamos descubriendo que anque hablo de un montón de cosas termino dándole un enfoque medio racional, y de ahí viene el título.

-Vos te definís como locutor, humorista y “nerd”, es muy difícil que tu show no sea “racional”

(Se ríe) Y sí, tengo un poco eso de ingeniero frustrado. Yo estudié ingeniería hasta que un día me di cuenta que me gustaban las ciencias duras más por hobby que por otra cosa y es algo que trato de aprovechar cuando hago los shows.

-Pero hay un universo de distancia entre ingeniero y locutor

Sí, son un poco las antípodas. Lo de locución fue por esas cosas en la que uno a veces va postergando como algo que “algún día” te gustaría hacer. Cuando dejé ingeniería me colgué mucho en anotarme en otra carrera y llegó diciembre. La única carrera que quedaba con inscripción abierta era Locución… y me anoté.

-¿Rendiste con el ISER? ¿Tenés carnet de locutor?

Sí, aprové el ingreso y terminé la carrera. No lo puedo creer igual. El carnet lo tengo guardado porque nunca nadie me lo pidió, es el que venía con tapa dura, de color marrón. Yo entré al ISER cuando estaban tratando de cambiar el formato del locutor estructurado con voz engolada. Además éramos tres o cuatro alumnos que nos pasábamos haciendo todos los trabajos prácticos en joda, nos mandaban a hacer un programa de radio y lo hacíamos en joda.. y aprobábamos, eso es lo increíble.

El éxito en redes sociales

-¿De dónde sacás los “#Datazos” que publicás en tus redes?

Muchas veces es reciclaje de lo mismo que consumo porque el algoritmo te va sugiriendo cosas parecidas. Muchas las tomo de ahí pero otras me las manda la gente también. Pero en general, como no hay muchos que hagan este tipo de cosas en español, cuando investigo un poquito y me pongo a buscar algo extra el algoritmo me tira sugerencias. A mí me divierte mucho, aunque es un montón de información completamente inútil.

-No tan inútil, yo uso videos tuyos para explicar a mis alumnos cómo funcionaba el dial up en los primeros tiempos

Mirá vos, estoy arruinando generaciones venideras en cuotas (se ríe) En el futuro van a decir “por qué esta generación es así. -Es que se educaron en base a los videos de este pibe”.

-Pero datos como el ruido del modem o que cuando alguien se conectaba a internet, se quedaba toda la familia sin internet, son cosas que vos rescatar con mucho humor

Y otras cosas como los algunos navegadores, como tutopia o fullzero, te decían que eran gratis pero no te decían que el pulso del teléfono salía carísimo. Yo me pasaba horas durante la noche y después a mi viejo le llegan unas cuentas de teléfono altísimas y me quería matar. Pero tenía su magia.

-Pero que te acuerdes del sonido de conexión del dial up, que era un ruido más entre todo lo cotidiano, es lo que sorprende

Es que fue la banda de sonido de mi adolescencia. “Tirurituu” (imita con la voz).

-En Youtube tenés tu canal con secciones muy divertidas, como “Perdón Centennials” y “Datazos”. ¿Estás haciendo algo más?

Estoy viendo si vuelvo a hacer algo de humor, que era lo que hacía hace muchos años. Después entré por el lado de los datos curiosos, pero ahora ando con ganas de volver a hacer eso, con humor en redes y demás. Así que es probable que en breve vuelva con sketches y cosas medio eclécticas, que es todo lo que los especialistas de redes te dicen que no tenés que hacer. Pero la gente se copa, por suerte.

Es un tremendo trabajo

Sí. Hoy por hoy somos un grupito de tres o cuatro personas más otro tanto que se suman a veces para hacer los videos que funciona como una pequeña productora. En general son amigos que también están vinculados con el humor y que me ayudan a preparar el guion.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA