lunes 19 de abril de2021

Economía

Mesa de la Producción y el Empleo de Mendoza, un punto de partida

Mendoza es una provincia con recursos naturales y humanos que le permitieron destacarse en el país y el mundo, a pesar de contar con fuertes limitantes.

Posee una matriz productiva con diversas actividades económicas. Cuenta con una importante superficie cultivada, una importante industria derivada del agro y del petróleo; recursos hidrocarburíferos, mineros y energéticos; industrias de base creativa y tecnológica, como así también industrias soporte tales como la metalmecánica y la madera. Asimismo, posee un desarrollo de servicios diversos: comercio y turismo, construcción, logística, salud, educación y transporte, entre otros. Nuestra provincia cuenta con una localización geográfica alejada de los grandes mercados o centros de consumo, pero estratégica en el corredor bioceánico.

Mendoza se ha desarrollado sobre la base de sus tres oasis y debe continuar avanzando en la tecnificación del recurso hídrico e impermeabilización en la red de riego, para avanzar así en el desarrollo económico sin inconvenientes. En los últimos años supo consolidarse como lugar de destino para el turismo nacional e internacional, lo que posibilitó dinamizar el comercio y diversas actividades. Superar la pandemia requerirá de esfuerzos integrales para su sostenimiento y recupero. Nuestra provincia también forma profesionales y técnicos en una importante cantidad de disciplinas, que han posibilitado -a través de la investigación aplicada- generar y agregar valor, desarrollando una prometedora industria de servicios basada en el conocimiento y las tecnologías.

Sin embargo, hace décadas que la actividad productiva en general viene mostrando signos de debilitamiento, con una importante pérdida de dinamismo en las actividades tradicionales y otras innovadoras. No se observan nuevos vectores de crecimiento, ni planes dinamizadores integrales de las actividades tradicionales.

Desde una perspectiva de mediano plazo, Mendoza exhibe un débil desempeño económico. Se estima que su Producto Bruto Geográfico en el año 2020 alcanzará valores similares a los del 2007. Aún excluyendo el terrible año 2020, entre 2009 y 2019, la tasa de crecimiento promedio anual de la economía de Mendoza fue de solamente el 0.3% anual, muy por debajo del ritmo promedio de expansión de su población (1.1%), del crecimiento promedio de la economía nacional (0.7%) y de las economías del mundo (3.3%). El desempeño de las exportaciones de Mendoza también ha sido bastante pobre en la última década. Los niveles actuales de las ventas de productos al exterior se encuentran muy cercanos a los registrados en 2007.

Como resultado de la baja performance en la economía, la capacidad de generación de empleos formales asalariados en el sector privado de Mendoza experimentó también un gran estancamiento. El ritmo de creación de estos empleos fue de solamente el 0.1% anual (promedio) entre 2013 y 2019, y del -0.6% cuando se incluye el 2020. Al débil desempeño económico de Mendoza, la baja capacidad de generación de puestos de trabajo formales en el sector privado y salarios insuficientes para garantizar un adecuado nivel de vida de los trabajadores se suma que el Estado, en los últimos 20 años, creció en tamaño y necesidad de ingresos, representando en la actualidad casi una cuarta parte del Producto Bruto Geográfico de Mendoza. Así, desde el año 2000 el peso relativo del sector público en relación con la economía provincial aumentó casi 40%, sin una contrapartida palpable, de similar proporción, en mejores servicios a la población o infraestructura productiva adecuada para el desarrollo de los diferentes sectores económicos de Mendoza.

Vocación por Mendoza

Este es un nuevo espacio de trabajo y consenso que hemos conformado la mayoría de las instituciones empresarias vinculadas a la actividad privada de Mendoza.

Nuestro valor radica en la decisión de iniciar un trabajo conjunto fundado en las coincidencias sobre un gran tema que nos une y convoca: compromiso con la producción, la generación de empleo y la participación en el desarrollo económico y social de nuestra provincial y el país.

La Mesa de la Producción y el Empleo está integrada por:

  • Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE)
  • Asociación de Cooperativas Vitivinícolas de Mendoza (ACOVI)
  • Asociación de Ejecutivos de Mendoza (AEM)
  • Consejo Empresario Mendocino (CEM)
  • Federación Económica de Mendoza (FEM)
  • Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM)
  • Unión Industrial de Mendoza (UIM).

Nuestro propósito

  • Visibilizar los principales temas que impactan en nuestra economía y son factores de crecimiento y desarrollo.
  • Propiciar ámbitos de consensos para el intercambio de ideas que se transformen en propuestas concretas en temas prioritarios y estratégicos para la provincia.
  • Contribuir desde cada una de nuestras instituciones a la recuperación sostenible de nuestra economía, especialmente considerando el contexto de pandemia en el que todavía nos encontramos.
  • Incidir en los organismos e instituciones de gobierno para que la voz del sector privado sea considerada en la agenda pública.

Los ejes de nuestro consenso

1. Promover el rol de la actividad privada, impulsando la actividad económica, la inversión y la creación de empleo genuino para lograr una efectiva disminución de la pobreza.

2. Propiciar modelos educativos dinámicos e innovadores que se adapten a las nuevas realidades, que posibiliten enriquecer a nuestros jóvenes para su inserción en un mercado laboral cada vez más exigente.

3. Impulsar iniciativas de articulación público-privada orientadas al crecimiento y desarrollo económico de Mendoza, focalizando especialmente en aquellas que permitan ampliar y potenciar nuestra matriz productiva, en un marco de transparencia e institucionalidad.

4. Defender los valores republicanos que aseguren independencia y equilibrio de los poderes del Estado, calidad institucional y seguridad jurídica.

5. Bregar por la eficiencia del gasto público, para que nuestros ciudadanos reciban más y mejores servicios. También por una estructura tributaria simplificada que reduzca significativamente la presión fiscal, e incentive la recuperación económica y la competitividad de las actividades productivas.

6. Favorecer las prácticas que incentiven el cuidado del medioambiente, la producción sustentable y la triple creación de valor.

Sergio Martini – Presidente ACDE

Eduardo Sancho – Presidente ACOVI

Gustavo Kretschmar – Presidente AEM

Federico Pagano - Presidente CEM

Alfredo Cecchi – Presidente FEM

Daniel Ariosto – Presidente UCIM

Mauricio Badaloni – Presidente UIM