La venta de 0 km lleva cinco meses de caída consecutiva

Las concesionarias priorizan la entrega de vehículos a los titulares de planes de ahorro.
Las concesionarias priorizan la entrega de vehículos a los titulares de planes de ahorro.

El atraso del dólar incentiva la demanda, pero faltan unidades. Hay esperas de hasta siete meses para la entrega de los vehículos.

La venta de autos cero kilómetro acumula cinco meses de caída consecutiva en la provincia. Desde el sector atribuyen este descenso a la limitada cantidad de vehículos disponibles, producto de las restricciones a las importaciones. Anticipan que la situación probablemente no mejore en los próximos meses.

Este año había comenzado con datos alentadores en términos de patentamientos, con un crecimiento de 17% y 7% en enero y febrero respectivamente. Según los datos de la Dnrpa (Dirección Nacional de Registro del Automotor y Créditos Prendarios), en marzo y abril los porcentajes escalaron, pero porque la comparativa es con los meses de aislamiento más estricto de 2020. De ahí que se haya alcanzado un incremento extraordinario de 135% en marzo y de 769% en abril, aunque el número de inscripciones fue de: 1.839 en enero, 1.127 en febrero –el mes más corto-, 1.338 en marzo y 1.251 en abril.

En cambio, en mayo, los patentamientos cayeron a apenas 805, lo que significó un descenso del 1% en comparación con el mismo mes de 2020, aún muy afectado por la pandemia. En junio treparon a 1.368, pero también hubo una reducción de 14% en términos interanuales; en julio se llegó a 1.114 (-4%); en agosto a 1.109 (-10%); y en setiembre a 1.172 (-7%).

Esto implica que, si bien el número ha tenido leves oscilaciones, desde el quinto mes de 2021 no se han alcanzado los registros de 2020. Y cuando se toma como referencia el 2019, los desplomes son todavía más notorios, ya que alcanzan el -45% en mayo, un respiro sin variación en junio (0%), -37% en julio, -37% en agosto y -14% en setiembre.

La causas de la retracción

Sergio Montanaro, gerente general de Territorio Yacopini, explicó que el mercado cae porque “no hay autos”. Luego, precisó que esto se debe a los problemas con las importaciones y que, si bien hace varios meses que la oferta de vehículos nuevos es reducida, en los últimos dos o tres este faltante se ha profundizado.

Montanaro planteó que, debido a esto, han optado por darle prioridad a quienes vienen pagando un plan. Así, con algunos modelos muy elegidos para esta modalidad de compra, como el Gold Trend, hace dos meses destinan todas las unidades a planes y no tienen disponibilidad para vender en el salón.

Pese a eso, la demora habitual en recibir el vehículo, que era de 60 a 90 días una vez que el cliente había completado la carpeta y se le aprobaba el crédito, se ha extendido a unos 7 meses y recién están entregando a quienes salieron adjudicados en enero y febrero. “No podemos hacer nada, más que garantizarles que respetamos el orden de adjudicación”, planteó y resaltó que no es que la terminal no quiera traer autos, sino que hay restricciones en el mercado cambiario que complican el ingreso.

A esto se suma, señaló, que a nivel mundial hay un problema de faltante de semiconductores. La aseguradora alemana Allianz planteó que la escasez de materiales no tiene precedentes en la industria automotriz, sobre todo de esos componentes, y que el desajuste entre la oferta y la demanda en el sector automovilístico podría durar hasta el primer semestre de 2022.

Montanaro reconoció que se trata de una realidad compleja y que, si después de las elecciones se liberara el tipo de cambio, estas dificultades en el abastecimiento mundial podrían generar demoras. De todos modos, estimó que lo más probable es que las limitaciones con las divisas impacten por un tiempo más prolongado y que se sostenga este ritmo de entrega, con mejoras paulatinas. También resaltó que hay problemas con el acceso a todo tipo de bienes en el país, por el mismo motivo.

De hecho, recientemente, autoridades de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA) plantearon que las empresas del sector no están consiguiendo los dólares que necesitan para poder pagar sus compras y hacer nuevos pedidos.

Ricardo Salomé, presidente de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), ya había planteado que, “tal como se venía observando en los últimos meses, agosto siguió con la tendencia de demanda alta que no se ha podido satisfacer porque lo oferta está restringida por la escasez de vehículos”. Además, estimó que cerrarán el año con unos 385 mil autos vendidos en todo el país, unos 40 mil menos de lo que habían planificado.

Asimismo, Salomé señaló que los concesionarios se están quedando cada vez con menos stock porque “la gente entiende que sigue siendo un excelente momento para comprar autos, motos y maquinarias agrícolas”. Por su parte, Rubén Beato, secretario general de Acara, resaltó que los autos nacionales han tomado mayor protagonismo y que, de cada dos vehículos que se venden, uno se produce en Argentina. Por ese motivo, remarcó la importancia de seguir trabajando para garantizar la oferta.

De acuerdo a un informe de Acara, en el top 10 de los vehículos más vendidos en el país en agosto (autos y comerciales livianos) están: el Fiat Cronos (13% del total), la Toyota Hilux (6,3%), el Volkswagen Gol Trend (5,2%), la Ford Ranger (4,7%), el Toyota Etios (4,2%), la Volkswagen Amarok (3,9%), el Peugeot 208 (3,9%), el Toyota Yaris (3,5%), el Toyota Corolla Cross (3%) y la Renault Kangoo II (2,9%).

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA