El Gobierno quiere implementar tarifas de luz diferenciadas según el horario: cómo funcionaría

Un proyecto del ENRE propone que se use ciertos electrodomésticos en horarios de menor consumo eléctrico. En tanto, se vienen aumentos en las tarifas pero el secretario de Energía afirmó que la suba “no es significativa”.

El Gobierno quiere implementar tarifas de luz diferenciadas según el horario: cómo funcionaría

El gobierno analiza la opción de establecer tarifas de electricidad diferenciadas según el horario de consumo. Esta medida, similar a la aplicada en algunos países de Europa, busca incentivar a los usuarios a utilizar los electrodomésticos de alto consumo, como lavarropas o planchas, en horarios de menor demanda y por lo tanto acceder a un costo reducido.

El objetivo es hacer más eficiente el uso de la energía, reducir los picos de consumo y aprovechar mejor la infraestructura al menor costo posible. Este plan de hora pico y horario plano se proyecta a mediano y largo plazo. Según trascendió, poner en marcga este sistema se requiere una inversión significativa en medidores inteligentes además de una adaptación de la red eléctrica.

Cómo serían los horarios de tarifa reducida

El proyecto surge de un informe elaborado por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), en el cual se explicó que, a través de este esquema diferenciado, el “usuario paga más o menos por el servicio eléctrico según lo utilice en momentos de mayor o menor exigencia del sistema”.

Además destaca que “los picos de consumo desafían la estabilidad de la red eléctrica. La infraestructura capaz de soportarlos sin sobresaltos es costosa, y la inversión requerida resulta especialmente onerosa ante la constatación de que, salvo casos excepcionales, dicho soporte despliega su potencial durante períodos diarios cortos”.

Señalaron que el objetivo final es “reducir la intensidad de los picos posibles”. Un esquema similar funciona en Europa y países como España ponen precios diferenciados del kW/h según horarios.

De aplicarse en Argentina, un esquema posible sería así:

- Horario de mayor consumo y tarifa más alta: días laborales de 10 a 14 y de 18 a 22.

- Horario de menor consumo y precio más bajo: días laborales de 00 a 8 y sábados, domingos y feriados todo el día.

- Horario intermedio y tarifa promedio: días laborales de 8 a 10, de 14 a 18 y de 22 a 00.

“La tarifa se convierte entonces en una variable económica que condiciona el consumo y eventualmente educa al usuario sobre la utilización eficiente de un recurso limitado y con cierta capacidad contaminante, ya que contribuye a la emisión de dióxido de carbono”, señala el documento del ENRE.

El problema de la implementación es la inversión para concretarlo. Según el ENRE, adaptar la red nacional requerirá una gran inversión, dado que la mayoría de los 15 millones de usuarios domiciliarios conectados tienen instalados medidores electrónicos convencionales, cuyo costo ronda los 20 dólares. Para diferenciar las tarifas según franjas horarias, sería necesario reemplazarlos por medidores inteligentes, cuyo costo oscila entre los 80 y 100 dólares. “El mundo se dirige hacia el medidor inteligente, es algo que ocurre en todos los países del ‘primer mundo’. Es una mejora en la calidad del servicio, pero impulsarlo depende de la regulación para poder incorporar su costo en la tarifa”, explicaron.

La plancha es un electrodoméstico que genera un alto gasto de energía eléctrica.
La plancha es un electrodoméstico que genera un alto gasto de energía eléctrica.

Mediante la Resolución 100/2024, el ENRE dispuso la creación de un Comité de Estudio de Redes Inteligentes para analizar la introducción de medidores adecuados en las áreas de concesión de Edenor y Edesur. Además, aprobó los lineamientos para la implementación de pruebas piloto de viabilidad y factibilidad.

Las tarifas diferenciales que ya rigen en Argentina

En nuestro país rige actualmente un esquema de tarifas diferenciales, pero no por horarios sino por zonas y grupos sociales.

Actualmente, el régimen de segmentación de subsidios al consumo energético que el Estado Nacional aplica en función de la Canasta Básica Energética convive con un sistema de tarifas diferenciales para el servicio eléctrico que, entre otras variantes, incluye:

  • La tarifa social
  • La tarifa gratuita para todo usuario inscripto en el Registro de Electrodependientes por Cuestiones de Salud.
  • La tarifa gratuita para cuarteles, destacamentos, oficinas administrativas de Bomberos Voluntarios.
  • La tarifa diferencial para entidades de bien público inscriptas en el Centro Nacional de Organizaciones de la Comunidad.
  • La tarifa cero que la Ley Nº 15.192 de la Provincia de Buenos Aires fija para las asociaciones civiles de primer grado en esa jurisdicción.
  • La tarifa bonificada para mujeres y personas LGTBI+ en situación de violencias por razones de género y domiciliadas en la Provincia de Buenos Aires.

Afirman que el aumento de luz “no es significativo”

En medio de esta propuesta, se vienen aumentos en las tarifas de servicios y el secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, buscó bajarla relevancia. El funcionario consideró que el aumento en las tarifas de electricidad que rige desde este mes “no es significativo y la bonificación sigue siendo muy importante”.

El secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo
El secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo

El funcionario recordó que: “En febrero comenzamos el primer sinceramiento que requerían las tarifas y los subsidios para todos los usuarios con conceptos que no estaban instalados en Argentina”.

“Es que los subsidios estaban mezclados con las tarifas, las tarifas estaban planchadas o congeladas y la gente no sabía bien qué estaban pagando y la cantidad de dinero que el Estado ponía a través de los subsidios”, explicó Rodríguez Chirillo, en declaraciones radiales.

A su criterio, este desorden “llevó a la necesidad de un reordenamiento para hacer más transparente y eficiente el sistema”.

Además, puntualizó que el precio del kilovatio “tiene que reflejar el costo del suministro y no estar asociado a la capacidad adquisitiva de la gente”.

Por ese motivo, consideró que las tarifas requieren actualización para todos los usuarios. “Lo que pasa es que esto es parte de un reordenamiento. El costo del sistema hay que sostenerlo entre todos. El subsidio era ilimitado. Y eso no ocurre en ningún país”, enfatizó.

En ese sentido, explicó que el objetivo oficial es focalizar subsidios para que se destinen “al vulnerable, porque para el Estado el subsidio más caro que hay es cuando otorga dinero a quien no lo necesita”.

El funcionario aseguró que el monto de subsidios que el Estado Nacional otorgó a lo largo de dos décadas alcanzó los US$104.000 millones.

Rodríguez Chirillo precisó también que: “A partir de este mes, no va a considerar, como se estableció inicialmente, la inflación pasada, sino que para los ajustes y para mantener el valor real de las tarifas, se va a considerar la inflación futura, dado el proceso de descenso inflacionario que estamos teniendo”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA