jueves 15 de abril de2021

Economía

¿Vuelven el IFE y el ATP?, qué pasará con estos programas con las nuevas restricciones

A partir de las primeras horas de mañana empiezan a regir las nuevas medidas que implementó el gobierno nacional para manejar la segunda ola

Desde las 0 horas de mañana, viernes, entran en vigencia las nuevas restricciones que estableció el gobierno nacional para intentar contener el marcado incremento de los casos de coronavirus en los últimos días. En las zonas de alto riesgo en todo el país -entre las que se encuentran Capital, Godoy Cruz, Luján de Cuyo, Maipú, Rivadavia y San Martín- los bares y restaurantes sólo podrán funcionar hasta las 23, con capacidad reducida, distanciamiento y máximo de seis personas por mesa.

Además, se prohíbe la circulación entre las 0 y las 6 de la mañana, y actividades como los viajes grupales, de egresados, de estudios, de jubilados; el funcionamiento de bingos, casinos, discotecas o boliches bailables y salones de fiestas; y las prácticas deportivas de más de 10 personas en espacios cerrados.

Aunque desde el gobierno provincial esperan la publicación del decreto para conocer qué posibilidades de modificar esto tendrán las jurisdicciones provinciales –en Mendoza ya está vigente la restricción de circulación durante la noche, pero aún se permiten fiestas en salones con hasta 250 personas-, se puede anticipar que, en todo el territorio nacional, estas restricciones tendrán un impacto en la economía.

Sin embargo, y como un número importante de actividades seguirán permitidas –a diferencia de la situación en la que se estaba un año atrás, con la fase 1 del aislamiento-, ha trascendido que el gobierno nacional no está pensando, por el momento, en retomar programas de asistencia como el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) ni el ATP (Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción).

Se debe recordar que el primero benefició a 9 millones de argentinos, quienes recibieron, en tres ocasiones, una suma de $ 10 mil; y que el segundo fue un modo de asistir a las empresas que habían tenido una caída en su facturación por la cuarentena, a través de la transferencia, por parte de Anses, de hasta el 50% de los salarios de los empleados de esas firmas.

A fines del año pasado, el Estado nacional reemplazó el ATP por el Repro (Programa de Recuperación Productiva), que otorga un subsidio de $ 9 mil por cada trabajador a las empresas que, si bien no se encontraban incluidas en los sectores críticos del programa ATP (turismo, servicios de cultura y esparcimiento), sufrían una contracción relevante en la facturación y la producción. Y desde Anses se reforzaron diversos planes sociales, más focalizados, para sostener a las familias de menores recursos, al tiempo que autoridades nacionales reconocieron que el IFE no logró frenar el aumento del índice de pobreza.

“Si nosotros necesitamos auxiliar a sectores, los vamos a auxiliar, nuestro margen es menor, pero los vamos a auxiliar”, manifestó el presidente, Alberto Fernández, en una entrevista radial.