La increíble experiencia de Floppy Tesouro con la niñera de su hija en Las Vegas: “Me dice que es adicta…”

La modelo contó en PH que se llevó tremenda sorpresa en pleno vuelvo cuando la persona que cuidaba a Moorea le confesó que era jugadora.

Floppy Tesouro estuvo en PH, Podemos Hablar donde contó una desopilante anécdota que tuvo como protagonista a quien era la niñera de su hija, Moorea: la modelo llevó a “la nanny” a Las Vegas, ciudad conocida por sus imponentes casinos, sin saber que era adicta al juego.

Nos íbamos de viaje con Rodri, el papá de mi hija, y nos llevamos a la nanny porque nos íbamos a Las Vegas”, comenzó relatando Tesouro en el programa de Telefe, a modo introductorio, según Ciudad Magazine.

Luego se despachó sin filtro con una tremenda secuencia: “Entonces, nos sentamos en el avión, viene la niñera, me toca el hombro y me dice ‘señora, le tengo que decir algo. Yo soy adicta al juego’”.

Floppy Tesouro
Floppy Tesouro

Luego de generar la risa de Andy Kusnetzoff y de los invitados famosos presentes, Floppy Tesouro continuó con la inesperada historia: “¿Cómo le decía yo al padre de mi hija que no había constatado que era jugadora? Era la niñera de la nena, pero imaginate que la llevaba a Las Vegas. Se pasaba más horas de las correspondientes (en el casino). Yo estuve más pendiente de que en otros lugares de Moorea, pero ella la re cuidó a la nena”.

Hecha la confesión, la modelo concluyó el relato sin escatimar en detalles: “La anécdota final es que se jugó todo, hasta el sueldo. Creemos que no ganó. Pero ella se divirtió. Ya no es más la niñera, pero cuidaba bien a mi hija... Era jugadora”.

Otra anécdota de Floppy Tesouro

Hace poco, Floppy Tesouro fue invitada al programa “Flor De Equipo”, conducido por Florencia Peña y allí contó una increible anécdota.

¿Es verdad que al nacer te cambiaron por otro bebé y casi terminás en otro país?”, preguntó Flor muy sorprendida por la pregunta que le había apuntado la producción. “En este momento estaría en Paraguay y Moni y Ricky no serían actualmente mis padres”, confirmó la invitada, entre risas.

“No era como ahora, que están todos más pendientes. Cuando nací, mi mamá estaba muy dolorida porque costó mucho que yo saliera, tuvo 18 horas de parto para tenerme. Y mi papá no podía entrar porque se desmayaba. Cuando se estaban yendo, mi mamá dice: ‘Esta no es Floppy, es un varón´. ¡Tenía pito! Y yo ya me estaba yendo, me llevaban a Paraguay. Mi prima a los gritos, médicos, quilombo, no sé qué...¡A punto de irme! Así que de casualidad estoy acá”, reveló la modelo quien, para despejar dudas, aclaró: “Soy un calco de mamá”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA