jueves 28 de enero de 2021

La conductora encontró fuerzas en su hija Chloé.
Da La Nota

Jésica Cirio se sinceró sobre su miedo y angustia cuando fue internado su marido por Covid-19

La conductora reveló que en un momento temió lo peor. Al igual que muchos, la incertidumbre la carcomía y la ausencia de su marido solo empeoraba su situación.

La conductora encontró fuerzas en su hija Chloé.

Jésica Cirio podría elegir a junio como el peor mes del año para ella. Fue en esa época cuando su marido, Martín Insaurralde, fue internado a causa de la gravedad en que se encontraba su caso de contagio por Coronavirus. En diálogo con Leandro Rud, para el programa “La Noche” de El Nueve, contó la situación que vivió cuando nada sabía de su marido.

“Fue horrible porque, en realidad, no se sabía nada. Es una enfermedad que desconocían hasta los propios médicos. ¿Vos en quién confiás si te agarra una gripe o te pasa algo? En tu médico. Y él te da tranquilidad o no. Bueno, en este caso, los médicos tampoco tenían claridad de lo que estaba sucediendo. Y eso me generaba angustia”. En medio de la ausencia de Insaurralde, su pequeña Chloé comenzó a tener fiebre y el panorama le parecía catastrófico.

“Desde el día uno, nosotros sabíamos que Martín era un paciente de riesgo”, explicó Jésica, que esperó durante 13 noches a que su marido volviera a casa sano y salvo. “Entonces fue espantoso. De hecho, pasé una noche que fue la más terrible de todas y pensé todo, lo peor que podía pasar. Y decía: ‘¿Cómo? ¿Si pasa cualquier cosa yo cómo salgo de acá?’ Porque, encima, en el momento en que sucedió esto era tal el desconocimiento, que cuando a él lo sacaron de casa vino la seguridad y dijo: ‘No se pueden mover de acá’”.

Fue en su hija y en sus perros que encontró la fuerza para no desmoronarse. “Chloé es un ángel que nos cayó del cielo a los dos y es el ser más dulce que hay en el mundo. Porque es una nena criada con tanto amor, pero real, que todo eso que le damos nos lo devuelve minuto a minuto”, relató sobre la familia que han formado. Después hizo una corta crónica de cómo padre e hija se extrañaban a mas no poder, aunque Chloé es tan pequeña que no está segura de cuánto entendió de la situación.

“Hicimos una videollamada con Chloé y ella vio el respaldo de la cama. Entonces dijo: ‘Papá está acá en casa’. ¡Se avivó! Y salió corriendo”, dijo sobre el momento en que Martín volvió a casa. Aunque debieron esperar unos días más al resultado negativo, la familia ya estaba completa y juntos otra vez.