Qué es la profilaxis preexposición que previene el VIH que Mendoza comenzará a aplicar

Mendoza comenzará a usar una estrategia de prevención de infección con VIH
Mendoza comenzará a usar una estrategia de prevención de infección con VIH

Se trata de un método que disminuye el riesgo de infección con el virus. Se realiza a través de la administración de un medicamento que ya empezó a recibir la provinci.

Mendoza comenzará a implementar una estrategia para prevenir la infección con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), que puede ser precursor del SIDA.

Se trata de la profilaxis preexposición, que implica disminuir las chances de adquirir el virus ante una conducta de riesgo con la toma de un comprimido diario.

Es una combinación de dos antirretrovirales: tenofovir y emtricitabina. Este tratamiento, que debe estar específicamente indicado para ciertas poblaciones objetivo, con un riesgo determinado, puede ser prolongado o por un periodo más acotado pero requiere, para ser efectivo, una adecuada adhesión. Esto implica el compromiso de seguir las indicaciones tal cual se haya señalado y controles periódicos, cada tres meses.

Se trata de una estrategia que ya se usaba en otros países del mundo y se esperaba en Argentina. Ahora, el ministerio de Salud de la Nación avanza en este sentido para implementarlo en el territorio nacional. Primero en centros de referencia en cada provincia que luego, se extenderán a otros.

La medicación ya se encuentra en Mendoza y se está realizando una prueba piloto para luego extenderla a determinados grupos poblacionales que pueden ser candidatos a su uso. Los últimos meses se ha implementado una prueba piloto en algunos puntos del país, que fue lanzada en Tucumán en octubre pasado, con el objetivo de instalar centros de prevención combinada y provisión de profilaxis preexposición (PrEP).

La PrEP puede reducir las probabilidades de contraer el VIH a través de las relaciones sexuales o el consumo de drogas inyectables.

La eficacia de esta estrategia es alta: se estima que impide 99% de las infecciones con VIH a través de relaciones sexuales de riesgo, mientras que se calcula que logra lo mismo en al menos 74% de la transmisión por el uso de drogas inyectables, tal cual detallan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Se estima que se evitan 30% de nuevos posibles casos.

En 2018 la Fundación Huésped hacía una publicación sobre este tema, para contar la novedad, pero advertía que aún no se encontraba disponible en el país y que tenía el aval de la Organización Mundial de la Salud.

Es esencial tener en cuenta que se usa en el marco de la prevención combinada que es el uso de diferentes métodos a la vez, en particular el preservativo. Es que fundamentalmente hay que saber que la PrEP no previene otras enfermedades de transmisión sexual y mucho menos el embarazo.

Destinatarios de la profilaxis preexposición

El doctor Víctor Bittar, responsable del Programa Provincial de Sida, es quien lidera la estrategia local junto al equipo del Centro Emilio Coni, donde se ha iniciado.

“Es similar a las drogas que se usan para el tratamiento solo que para él usamos tres y tienen muy baja toxicidad”, apuntó.

El test funciona a través de un raspado que se hace en las encías, tanto superiores como inferiores. Luego se coloca en un recipiente con un reactivo y en 20 minutos arroja el resultado.
El test funciona a través de un raspado que se hace en las encías, tanto superiores como inferiores. Luego se coloca en un recipiente con un reactivo y en 20 minutos arroja el resultado.

El medicamento se entregará desde el programa de manera gratuita, quienes quieran acceder deberán ser atendidos por el equipo médico especialista en el tema y serán evaluados para saber si son candidatos, no cualquier médico podrá indicarla.

El especialista detalló que la estrategia está destinada a personas con alta vulnerabilidad, una población determinada que incluye:

-varones que tienen sexo con varones

-población trans

-trabajadores y trabajadoras sexuales

-usuarios de drogas inyectables

-parejas serodiscordantes (un miembro tiene VIH y el otro no)

-personas que hayan tenido una o más infecciones de transmisión sexual (ITS) en los últimos 6 meses

-personas que hayan requerido profilaxis post exposición al menos una vez en el último año

“Hay una recomendación del Ministerio de Salud de la Nación que indica que debe hacerse de esa manera”, destacó Bittar.

“Lo estamos haciendo limitado al Centro Emilio Coni donde concurre el mayor número de personas que se va a testear y la mayoría da negativo para VIH y por eso lo consideramos importante porque son personas que no tienen VIH y creen estar en riesgo”, explicó.

Y destacó. “Tiene que estar encuadra en el marco de algo más amplio que es la prevención combinada, un conjunto de herramientas con las que se trata de prevenir el VIH, pensar que la PrEP es la solución a todo es un error”.

Por lo pronto, deben definir cuál será la temporalidad de la PrEP, explicó: “Inicialmente sería propuesta para seis meses con posibilidades de prorrogarla por seis meses más pero como las personas tienen que venir a controles cada seis meses, la idea es trabajar en consejería para que incorporen el uso del preservativo”.

Cómo se usa la PrEP

Además de estar prescrita por un médico especialista en el tema, y estar dentro de la población objetivo, para su uso deben cumplirse ciertos parámetros.

El mismo día que se indica debe hacerse un test rápido de VIH, que debe dar negativo, para que se le pueda dar la receta.

Además, la intención es usar esta llegada al sistema de salud para determinar la existencia de ITS y tratarlas. Es que en el programa sucede que cada vez más personas VIH positivo presentan estas infecciones.

PREVENCIÓN. VIH/Sida.
PREVENCIÓN. VIH/Sida.

Bittar detalló que por lo pronto testearán para sífilis, hepatitis B y hepatitis C. “Si tuviéramos la posibilidad de hacer para gonorrea y clamidia es recomendable (estos dos no se harán por ahora), la idea es revisar todo lo que es ITS, para detectarla, no es excluyente para acceder a PrEP, pero no podemos mirar solo el VIH”, destacó.

Además es necesario que el paciente se realice un estudio de la función renal qué es sencillo y se hace a través de un análisis de sangre, un hemograma y un hepatograma. Este último es para evaluar posible toxicidad de los medicamentos, para tener una base, saber de donde parte y revisar a los tres meses.

Finalmente, el médico destacó la importancia de una muy buena adherencia para que sea efectiva: “Si no, los resultados son pobres, por eso no cualquiera es candidato”, cerró.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA