domingo 16 de mayo de2021

Una influencer denunció que fue amenazada de muerte por uno de sus seguidores en Instagram
Noelia Avalle
Por las redes

Una influencer denunció que fue amenazada de muerte por uno de sus seguidores en Instagram

La joven posteó una foto de su gata sin darse cuenta que su número de teléfono personal estaba grabado en la chapa.

Una influencer denunció que fue amenazada de muerte por uno de sus seguidores en Instagram
Noelia Avalle

Una influencer con más de 26 mil seguidores en su cuenta de Instagram denunció que fue amenazada de muerte por un usuario de la red social. Noelia Valle contó que no deja de recibir mensajes de un acosador que consiguió contactarla por un descuido de ella.

Ocurre que el 13 de febrero pasado la joven posteó una foto de su gata sin darse cuenta que su número de teléfono personal estaba grabado en la chapa identificatoria de la mascota.

Así fue que Victor F, como la Justicia identificó al acosador, comenzó a enviarle mensajes obscenos y amenazas de secuestro y muerte. También le mandó la imagen de una jeringa y pastillas con la siguiente advertencia: “Este es el cóctel que tengo preparado para vos, vas a ser mi esclava sexual”

“Soy tu seguidor...te vendieron tengo todos tus datos...te sigo los pasos “, “Hoy cuando salgas te voy a estar esperando”, “Te la voy a morder toda loquita linda y te voy a raptar”, son solo algunos de los mensajes que el acosador le mandó a Noelia.

Algunos de los mensajes que le envió el acosadorGentileza

Ante la insistencia del sujeto, el 14 de febrero la joven realizó una denuncia en la comisaría 3 de Quilmes, con restricciones perimetrales y botón antipánico.

Según informó diario Crónica, la denuncia pareció frenar al acosador, pero días después le llegó un nuevo mensaje que decía “estoy afuera”. Ella accionó el botón antipánico y dos patrulleros recorrieron la zona sin éxito.

Debido a la falta de resultados, las amigas de Noelia le enviaron mensajes al acosador con el objetivo de terminar con el hostigamiento.

“Me encantó esa gatita. La tengo vigilada. Ahora me la voy a llevar lejos y nadie más la verá. Será mi esclava por unos meses y cuando la interrogue también voy a dar con vos. Las voy a partir al medio”, respondió el hombre junto a una foto de un arma reglamentaria con municiones y una placa de Policía.