Qué es el INTI y por qué preocupa en Mendoza el plan de retiros voluntarios que lanzó Milei

El Gobierno Nacional envió propuestas a todos los empleados, que son 3.080 en todo el país, de los cuales 60 se desempeñan en la sede local. Qué hace el INTI y en qué proyectos se enfoca.

INTI
INTI

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) transita momentos complejos en la gestión de Javier Milei, sobre todo porque en las últimas semanas sus más de 3.000 empleados a nivel nacional recibieron propuestas de retiros voluntarios, lo que, para gran parte del personal y los gremios, se trata de la antesala de un “ajuste indirecto” que podría llegar a devenir en futuros despidos, en caso de no llegar a los recortes que podría tener en mente la Nación.

En las últimas semanas, una comunicación del Gobierno Nacional a todos los empleados del INTI despertó la preocupación de los trabajadores del organismo, debido a que se ofreció a todos acceder a un programa de retiros voluntarios.

En Mendoza son 60 empleados, dentro de una nómina nacional que llega a los 3.080, según información suministrada a Los Andes desde el INTI a nivel nacional. Desde los organismos sindicales que nuclean a los trabajadores, la presidencia de Milei “prepara el ajuste” en el Instituto, y recuerdan una situación “similar” que ocurrió en 2018, durante la gestión de Mauricio Macri, donde hubo despidos y no se renovaron contratos a 277 personas.

Los Andes dialogó con referentes del INTI en la provincia, quienes admitieron que el plan de retiro voluntarios “abarca a todos” y adelantaron que se vive en una situación de incertidumbre en el sector.

Por otro lado, desde ATE, gremio que comparte junto a UPCN la representación de la mayoría de los trabajadores, se mostraron en desacuerdo con la propuesta nacional de retiros voluntarios y en consiguiente, solicitaron que se renueven los 280 contratos a nivel nacional que vencen a fin de mes “equiparándolos con el escalafón de los trabajadores de planta permanente”.

En el gremio informaron que los monotributistas actualmente tienen sueldos que oscilan los $270.000, mientras que los sueldos de empleados de planta promedian los $550.000.

Mariano Politi, delegado de ATE en el INTI, sostuvo a Los Andes que están “a la vera de un vaciamiento indirecto y ajuste del Gobierno Nacional en el organismo. Es lo mismo que pasó en 2018, cuando despidieron a casi 300 compañeros y luego los debieron reincorporar”.

Para el gremialista, este paso podría ser el de un proceso de “autodespidos” y advirtió que lo que quiere hacer el Gobierno de Milei “es preparar el terreno para los despidos. El ajuste desde ya lo tienen en mente, y quienes no acepten el retiro, podrían a futuro ser despedidos. Vamos a luchar contra eso”, mencionó.

El plan de retiros voluntarios finalizará el 5 de julio, fecha por la cual los trabajadores podrán tomar la decisión de desvincularse con indemnizaciones “mayores” a las que actualmente tendrían si fueran despedidos.

Politi agregó que, en esto planes, se abonará un sueldo bruto por cada año trabajado, “más un salario extra para aquellos de hasta 8 años de antigüedad”. “Luego se agregan dos salarios entre los 8 y 12 años de antigüedad; tres para aquellos de entre 12 y 20 años; y 4 para mayores de 20 años de antigüedad”, agregó.

Potenciar la industria

No obstante, desde su dirección informaron a Los Andes que persisten trabajando en proyectos “clave” para el desarrollo de la industria local, centrada en la vitivinicultura y olivicultura, pero también abriendo paso a actividades potencialmente fuertes para la provincia, tales como la participación en “protocolos de gestión ambiental en la minería de Mendoza”, la digitalización de los procesos industriales 4.0, y también el desarrollo con mayor calidad del aceite de cannabis medicinal.

Juan Carlos Najul, director de Industria del INTI Cuyo, comentó a Los Andes que el organismo busca promover “la mejora de la productividad industrial, la innovación industrial y el desarrollo de la industria”.

 Juan Carlos Najul, director de Industria del INTI Cuyo. Archivo / Los Andes
Juan Carlos Najul, director de Industria del INTI Cuyo. Archivo / Los Andes

Para Najul, es vital tener “una industria más eficiente, innovadora y que pueda desarrollarla como vector de crecimiento”, sobre todo centrándose en las pymes. “Muchas veces las pequeñas empresas no tienen todos los recursos para contratar especialistas, experto en una materia en particular o tener laboratorios propios. Por eso aparece el INTI, que facilita sus desarrollos con mejores estándares de calidad de su producto”.

El director sostuvo que el INTI tiene en Mendoza una presencia institucional desde hace 58 año, con una especialidad “relevante en asistencia tecnológica para el desarrollo de la industria frutihortícola, conservas, vitivinicultura y olivicultura”.

Entre sus trabajos, se destacan el análisis de ensayo de productos para mercado local y exportación, sistemas de calidad y desarrollos de nuevos productos.

El INTI además es un instituto metrológico donde se garantizan las mediciones; como por ejemplo, en la provincia se desarrolló “un patrón de referencia del vino para la trazabilidad. Los laboratorios tienen un patrón de referencia para contrastar sus evaluaciones de los vinos”.

Lo mismo ocurre con la industria del aceite de oliva, con la Indicación Geográfica de Aceite de Oliva Virgen Extra de Mendoza. “Tener mediciones seguras y reconocidas globalmente, que es lo que tenemos, es muy importante para la industria”, especificó.

Aceite de cannabis

Sobre el aceite de cannabis medicinal, Najul informó que tienen un convenio con el Iscamen “para poner a punto la técnica de medición de cannabinoides en aceite de cannabis medicinal”, particularmente en la planta del Iscamen de Santa Rosa.

“Eso implica tener de soporte laboratorios de referencia, y esto es un tema muy crítico, porque son productos con altos estándares de seguridad por lo que significa el manejo de drogas. Para Mendoza, tener un laboratorio de referencia de industria cannábica es muy importante”.

Actualmente están en “ajustes finales”, con técnicas de laboratorio “técnicas y complejas que requieren medición y validación. Por eso estamos en pleno desarrollo”, marcó.

Controles ambientales en la Minería

Respecto a la actividad minera, destacó un convenio con Asinmet, en el cual están trabajando en el “desarrollo del programa de proveedores y colaboración en los protocolos de gestión ambiental de la minería en Mendoza”.

Para el especialista, es un tema “fundamental” porque se trata de “mejorar la inserción” de los proveedores locales en Mendoza, tanto a nivel local como a nivel nacional, con un registro de los propios proveedores “que permitan cumplir los requisitos de la industria, tales como estándares de seguridad, de calidad y de productividad, que para la actividad minera es vital”.

En este sentido, agregó que el INTI “puede certificar y desarrollar un proveedor en los materiales, en los procesos que lleva adelante el uso de una pieza, de un ensayo, de un proceso metalúrgico, entre otros”.

A fin de cuentas, añadió que el INTI funciona como “estándar de calidad y de confianza en la actividad”. “Somos parte del entramado institucional que es la garantía de calidad”, agregó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA