Malestar en Mendoza por el desaire a Mario Abed en San Juan: “No tuvimos trato con el Presidente, fue un mal día”

Mario Abed, vicegobernador de Mendoza. / Orlando Pelichotti
Mario Abed, vicegobernador de Mendoza. / Orlando Pelichotti

El Vicegobernador tuvo que esperar casi 3 horas a Alberto Fernández y al resto de la comitiva de gobernadores y funcionarios, que estaban en otra actividad a la que el representante local no fue invitado. Sólo hubo un saludo entre los dos.

El Gobierno provincial tuvo un mal día ayer en San Juan en el acto al que participó el vicegobernador Mario Abed, a propósito de la visita del presidente Alberto Fernández. Para el Poder Ejecutivo fue un desaire y se mostraron con enojo por cómo se organizó la actividad de ayer en San Juan, y además porque el principal representante institucional de Mendoza fue relegado e incluso ninguneado.

Abed llegó a las 15.25 al auditorio del evento, cumpliendo con el horario que indicaba la invitación, e incluso unos minutos antes del inicio. Sin embargo, el presidente Alberto Fernández llegó recién pasadas las 18, con el resto de los gobernadores invitados, ya que habían hecho un recorrido al que Abed no había sido invitado.

“Fue un mal día, porque teníamos expectativas de la actividad acto, teníamos ganas de mostrar nuestros proyectos”, sostuvo el Vicegobernador a radio LV10.

Abed agregó: “Nadie me trató, en un momento me dijeron que subiera al escenario pero por otra puerta vinieron los demás. No tuvimos contacto con nadie”, destacó.

En tanto, tampoco pudo dialogar con Fernández: “Con el Presidente lo único que tuve de contacto fue en un giro que dio en el acto, lo saludé y nada más. No tuve oportunidad de nada porque había mucho tumulto. El único que se acercó a saludar fue el gobernador de La Rioja (Ricardo Quintela)”.

El vicegobernador Mario Abed dijo presente por Mendoza. Furia por el destrato a la única provincia radical invitada.
El vicegobernador Mario Abed dijo presente por Mendoza. Furia por el destrato a la única provincia radical invitada.

Parece que venían de otra actividad a la que a Mario no lo habían invitado”, dijeron desde el entorno de Abed. Esa recorrida incluyó zonas donde se instalarán paneles solares y parques fotovoltaicos, así como también donde se construirán viviendas en la vecina provincia.

Por lo tanto no hubo casi ni contacto entre el enviado principal de Mendoza y la comitiva nacional.

Podría decirse que lo más cerca que estuvo Fernández de Abed fue adelante, y en diagonal, en la mesa donde los ubicaron. Ese fue otro de los motivos del gran enojo mendocino: “Lo mandaron al fondo, como escondido”, rezongó uno de los invitados por Mendoza.

El algún momento se especuló con que podía tocarse el tema del laudo presidencial que ha pedido el gobernador Rodolfo Suárez para habilitar el avance de Portezuelo del Viento, o algún otro tema importante. Sin embargo hubo apenas contacto visual entre ambas partes.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA