Los sueldos netos de los ministros de la Corte mendocina rondan entre los 300.000 y los 600.000 pesos

Los miembros de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza.
Los miembros de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza.

Pedro Llorente. el más antiguo de sus integrantes, cobra sin descuentos casi 828.000. Sólo dos integrantes pagan impuesto a las ganancias. El presidente, Dalmiro Garay, es el que menos recibe.

Los sueldos en la Justicia provincial siempre han sido motivo de polémica y enojo por parte de la ciudadanía por la gran disparidad que existe con otros salarios. Más aun de quienes integran la Suprema Corte de Justicia.

Un pedido de acceso a la Información Pública realizado por el diario El Sol para conocer, entre otros datos, cuáles son los haberes de quienes integran el máximo tribunal, reabrió la discusión. Según la información brindada por el órgano que preside Dalmiro Garay los sueldos brutos de los siete ministros, en total, llegan a los $4,5 millones mensuales. Además, un cálculo aproximado de los descuentos que se les aplican a cada uno de ellos, dejó a la vista que ninguno recibe de bolsillo menos de 300.000 pesos y tres superan los 600.000 en mano cada 30 días.

El salario bruto se conforma por la asignación de clase y la antigüedad. Según la información del Poder Judicial, la clase 27 que corresponde a Ministro Suprema Corte de Justicia y Procurador General es de $287.857,19. A este monto hay que agregarle el ítem antigüedad que permite disparar los salarios como en el caso de Pedro Llorente, con 34 años en el máximo tribunal, a un sueldo bruto de más de $800.000.

Dalmiro Garay y María Teresa Day tributan Impuesto a las Ganancias porque son alcanzados por la ley 27.346 de 2016 que obligó a pagar el tributo a todos aquellos que asumieran sus actuales cargos después del 1 de enero de 2017. El actual presidente del máximo tribunal asumió en julio del 2018 y la ex coordinadora del Ministerio Público Fiscal, en junio del 2020.

Si bien una medida cautelar impuesta por la Asociación de Magistrados nacional, había dejado en suspenso el tributo, a Garay le deducían el impuesto desde que asumió en el cargo porque era abogados, convertido en juez, pero venía desde afuera del Poder Judicial, o sea que no eran funcionarios de carrera. Finalmente la Corte Suprema de la Nación revocó la acción que había exceptuado del pago de este tributo a un grupo de magistrados y funcionarios judiciales de la Nación, pero que benefició a los de todo el país.

¿Cuánto cobra un ministro de la Corte?

La Suprema Corte de Justicia está presidida por Dalmiro Garay y se completa con Pedro Llorente, Julio Gómez, Omar Palermo, Mario Adaro, José Valerio y María Teresa Day. A los sueldos brutos hay que aplicar descuentos como jubilación y obra social (en total el 18%) y Ganancias en los casos mencionados como para aproximarse a saber cuánto cobran “en mano”.

La asignación de clases es para todos y todas por igual: $287.857,19 pero la diferencia radica en la antigüedad que es del 2,6% por año trabajado. Así, Pedro Llorente que ingresó en 1987 y cuenta con 34 años en la Corte, tiene un básico de $828.274. Suprimiendo el 18% de descuentos previsionales, casi $150.000, el supremo percibe cerca de $680.000. Por supuesto que no paga Ganancias.

En el segundo lugar de la escala de los que más cobran está Julio Gómez que es ministro desde el 2015, luego de formar parte del Tribunal de Cuentas y que llegó postulado por el entonces gobernador Francisco Pérez. Su sueldo básico es de $737.714 mensuales que, con el mismo descuento que Llorente, queda en casi $605.000 de sueldo. Tampoco paga Ganancias.

José Valerio, uno de los últimos en entrar porque desembarcó en 2016 de la mano de Alfredo Cornejo, pero quien ya era juez antes de ingresar al alto tribunal, también es uno de los que más cobra por su antigüedad en el Estado provincial: $674.322. Al igual que sus dos colegas, no tributa Impuesto a las Ganancias, por lo que con el 18% menos, percibe cerca de $552.000.

La antigüedad impacta también en lo que cobra María Teresa Day, la última ministra en entrar a la Corte, pero quien ya tenía una carrera en el Poder Judicial (fue funcionaria del Ministerio Público Fiscal) de muchos años. Su sueldo bruto es de $619.986 y junto a Dalmiro Garay son los dos únicos magistrados de la Corte que son alcanzados por el Impuesto a las Ganancias. Por lo tanto, sus salarios netos tienen descuentos más grandes que los del resto de los ministros. En ambos casos, con las deducciones incluidas, el salario ronda entre los $300 y $350.000. El titular del máximo tribunal, cuyo sueldo bruto es de $538.482 incluso percibe menos que Day, por carecer de la antigüedad: era funcionario del Poder Ejecutivo cuando Cornejo lo eligió para el puesto.

Por su parte, Omar Palermo, quien también llegó luego de que lo postulara Pérez en el 2012, registra un sueldo bruto de $592.818. De acuerdo con los descuentos estimativos de jubilación y obra social que la Corte indicó que le hacen, cobra por encima de los $480.000.

Por último, Mario Adaro, quien asumió en mayo del 2011, hace 10 años, pero tiene poca antigüedad en el Estado provincial. Fue ministro de Gobierno de Celso Jaque y éste fue quien lo postuló luego de que Aída Kemelmajer de Carlucci se jubilara. El magistrado se encuentra en el medio de los que más ganan y los que menos reciben. A él le toca una remuneración bruta de $529.426. Al aplicarle el 18% de descuentos, su sueldo supera los $430.000.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA