El crimen del kiosquero de La Matanza instaló el debate sobre la inseguridad en el tramo final de la campaña

"Matanza zona liberada", rezaba uno de los carteles de la protesta. (Clarín)
"Matanza zona liberada", rezaba uno de los carteles de la protesta. (Clarín)

En Juntos por el Cambio salieron a responsabilizar al kirchnerismo porque, denunciaron, “se gastan millones de pesos en platita electoral” en vez de invertir en políticas de prevención. Y en el Frente de Todos apuntaron contra el Poder Judicial

El conmocionante crimen del kiosquero de La Matanza Roberto Sabo (45) instaló el debate sobre la inseguridad en el tramo final de la campaña hacia las legislativas: en Juntos por el Cambio buscaron responsabilizar al kirchnerismo al denunciar que “se gastan millones de pesos en platita electoral” en vez de invertir en políticas de prevención y en el Frente de Todos advirtieron que “la situación es crítica” hace “muchísimo tiempo” y apuntaron contra el Poder Judicial.

A Sabo lo sorprendieron el domingo, pasado el mediodía, y le pegaron seis tiros en su comercio ubicado en una zona comercial de ese partido bonaerense. Por el crimen, la Policía detuvo a una adolescente (15) y a Leandro Daniel Suárez (29), quien estuvo seis años preso por robo y salió en libertad en agosto de 2020.

Poco después del hecho, el padre de la víctima manifestó toda su bronca ante la prensa y responsabilizó a la dirigencia política. “Quiero agradecer a Alberto y a Cristina, que largan a los chorros, a todos los asesinos, a los matones, a matar gente buena a la calle. Gracias Alberto y gracias Cristina”, dijo Pedro Sabo, durante la protesta que realizaron los vecinos de la zona para reclamar seguridad.

Inseguridad. El reclamo de justicia por el crimen del kiosquero, frente a una comisaría de Ramos Mejía. (Clarín)
Inseguridad. El reclamo de justicia por el crimen del kiosquero, frente a una comisaría de Ramos Mejía. (Clarín)

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, salió el lunes a respaldar a su ministro de Seguridad, Sergio Berni, a quien insultaron y trataron de agredir los vecinos de la zona que se movilizaron tras el asesinato de Sabo. “Asesino, asesino”, corearon los manifestantes cuando el funcionario apareció para solidarizarse con los familiares de la víctima.

Kicillof trató de calmar las aguas. Afirmó que “hace muchísimo tiempo que la situación de la inseguridad en la provincia es crítica” y ponderó la gestión de Berni para tratar de revertir la problemática. Berni también trató de desviar los cuestionamientos al señalar que el crimen “no fue una cuestión policial”.

“Lo de ayer no fue una cuestión policial, la policía los detuvo, un policía forcejeó con el delincuente, pasaba por ahí. Se los detuvo, es decir, que no es una cuestión policial en este caso”, dijo el ministro bonaerense en declaraciones a radio La Red.

La senadora nacional del Frente de Todos Juliana Di Tullio salió a reforzar ese planteo. “¿Quién libera a las personas en situación de encierro? ¿El Presidente/a, el Gobernador/a, el Intendente/a o un partido político? NO. Son los y las juezas y una Diputada Nacional lo debería saber muy bien. Basta, basta, basta de mentirle a la gente”, escribió en sus redes.

Di Tullio le respondió así a la diputada Silvia Lospennato, quien acusó al kirchnerismo por el crimen del kiosquero de La Matanza. “Los presos libres, los trabajadores completamente desamparados. Esto es el kichnerismo. Basta, basta, basta!”, reclamó la legisladora de Juntos por el Cambio.

No fue la única referente de la coalición opositora que aprovechó el episodio para reforzar sus críticas contra el gobierno nacional y el bonaerense. “Se gastan millones y millones de pesos en platita electoral y los patrulleros se rompen, las fuerzas de seguridad no tienen ningún tipo de atención”, acusó la presidenta de Propuesta Republicana (Pro), Patricia Bullrich.

Ramos Mejía: incidentes en la movilización por el kiosquero asesinado
Ramos Mejía: incidentes en la movilización por el kiosquero asesinado

“Cuando uno tiene una doctrina de seguridad como la que tiene este gobierno, que cree más en los delincuentes que en las víctimas, que a las fuerzas de seguridad las ve como sus adversarios, sus enemigos, lo que termina sucediendo es que los delincuentes son los primeros que perciben esto y actúan como si la calle fuese de ellos, esto es lo que se vio en Ramos Mejía”, se quejó.

Y el diputado nacional por el radicalismo de Mendoza, Luis Petri (que busca renovar su mandato) aseguró que “desde que asumió este Gobierno, los delitos violentos van en aumento”. Seguido, denunció que la administración de Alberto Fernández “en lugar de combatir al delito, libera presos”.

En la Casa Rosada optaron por el silencio, aunque el jefe de Gabinete Juan Manzur se mostró con la vicegobernadora de la Provincia de Buenos Aires, Verónica Magario, ex intendenta de La Matanza y socia política Fernando Espinoza, el histórico jefe comunal de ese distrito.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA