sábado 8 de mayo de2021

Sólo suscriptores
El “cepo” al ingreso a San Luis desata protesta de productores en Mendoza
Productores protestan por las trabas para entrar a San Luis.
Fincas

El “cepo” al ingreso a San Luis desata protesta de productores en Mendoza

Hay más de 250 sin poder trabajar. Piden que se eliminen restricciones para ingresar a atender los campos. Algunos ya han sufrido pérdidas por no poder viajar

El “cepo” al ingreso a San Luis desata protesta de productores en Mendoza
Productores protestan por las trabas para entrar a San Luis.
Sólo suscriptores

Guillermo Citón tiene unas 60 vacas madres en un campo en San Luis y, hasta el inicio de la pandemia, viajaba semana por medio para atenderlo él mismo, ya que no cuenta con un encargado en el lugar. En los últimos meses, un vecino lo mantenía al tanto y todo iba bien, pero se le rompió el molino, los animales se quedaron sin agua y ya se la han muerto seis (10%). Es uno de los 250 productores mendocinos que reclama que el gobierno de la vecina provincia aplique un protocolo especial para la actividad agropecuaria.

Citón comenta que, normalmente, las vacas podrían tomar agua del arroyo, pero como hay sequía, es muy poco el caudal y se genera mucho barro. Los animales, al buscar el líquido más limpio, se adentran en el lodazal y, con la panza llena, no pueden salir. Hace 15 días, un vecino le mandó fotos y, por lo que pudo estimar, se la han muerto seis vacas. Desde entonces, no se ha podido volver a contactar con él, así que espera poder ir personalmente para cuantificar los daños.

Hasta mediados de setiembre, para viajar a atender sus propiedades en San Luis, los productores agropecuarios que viven en Mendoza debían cumplir 14 días de cuarentena en un hotel al llegar a la vecina provincia y otros 14 al regresar. Como lo habitual es que viajen todos los fines de semana o semana por medio, se entiende que pasar 30 días aislados les resultaba inviable. De ahí que quienes estaban aquí lleven seis meses sin saber qué ha pasado con su producción y que también haya casos de personas que se quedaron en el campo, sin ver a sus familias desde entonces.

El gobierno de Mendoza abrió un registro para productores agropecuarios que tengan propiedades en otras provincias y ya se han inscripto 250. A la par, implementó un protocolo especial para esta actividad esencial, que les permite continuar con sus actividades laborales apenas retornen a la provincia, aunque deberán abstenerse de participar en reuniones familiares o sociales, o cualquier actividad extra laboral durante los 14 días posteriores al regreso.

Andrés Vavrik, presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Ganadería de General Alvear, comentó que hoy van a reunirse en el límite con San Luis, pero que no van a cortar la ruta sino a demandar su apertura. No es la primera vez que los productores se manifiestan en los ingresos a la vecina provincia desde Mendoza, Córdoba, La Pampa y San Juan. Hace un par de semanas entregaron un petitorio con una propuesta de un protocolo adaptado a la actividad agropecuaria. La semana pasada volvieron a reclamar.

Vavrik explicó que reclaman que se respete el derecho constitucional al libre tránsito y a trabajar en una actividad lícita. Y añadió que los tiempos del campo y de la producción no son los de la política, ya que hay un momento de sembrar y de mover hacienda. Por estos días está comenzando la temporada de siembra de maíz y soja, como también la de parición de las vacas, lo que demanda un seguimiento más cuidadoso del estado de los animales.

Y si bien San Luis implementó un protocolo, Vavrik sostiene que no se adapta a la dinámica de la producción agropecuaria, además de que la autorización para ingresar queda librada a la discrecionalidad de un funcionario. Resaltó que el trabajo en el campo se basa en el aislamiento social y que los productores pequeños no pueden pagar un encargado, por lo que ellos mismos viajan para cuidar su hacienda.

Citón ya inició el trámite para viajar a San Luis. Se hizo un primer hisopado, del que tendrá el resultado hoy, y tiene que esperar 48 horas a que le indiquen un día y hora para ingresar. Luego, deberá estar 7 días aislado en su campo, hasta que le realicen un segundo hisopado y recién entonces podría solicitar la autorización para mover los animales a un lugar en donde tengan pasto y agua.

Alberto Lasmartres, delegado por Mendoza en la Sociedad Rural Argentina, comentó que, si bien tiene un ingeniero agrónomo en su campo, con quien se comunica por teléfono o videollamada, necesita ir él mismo al lugar para ver ciertas cosas, desde el estado de los cultivos a las condiciones en las que se encuentran los trabajadores.

Pero para ingresar a San Luis, detalló, se deben pagar dos hisopados y esperar unos 7 a 10 días para completar toda la gestión. Además, la autorización está vigente por apenas 14 días. Lasmartres resaltó que las pérdidas pueden ser muy grandes, no sólo para los productores, sino también para los trabajadores y para el país, que podría perder divisas si se complica la siembra de soja y maíz.

El subsecretario de Agricultura y Ganadería, Sergio Moralejo, comentó que han realizado gestiones ante el Ministerio de Producción de San Luis, pero que mantienen una posición, a su entender, extrema, que poco ayuda a un negocio que beneficia mucho a la vecina provincia. Es que en Mendoza se realiza la cría de terneros hasta los 120 o 130 kilos y luego el engorde, hasta los 400, se completa en San Luis, con lo que ese valor agregado de casi 300 kilos se suma allá. En este sentido, consideró que el problema es que no se ha comprendido que la producción agropecuaria es una actividad esencial.

Explicación de un ministro puntano

Juan Lavandeira, ministro de Producción de San Luis, explicó que el protocolo ha ido cambiando. Luego de las manifestaciones, se reunieron con productores y funcionarios mendocinos y cordobeses, y modificaron los requisitos para ingresar. Actualmente, detalló, hay dos posibilidades para los productores agropecuarios que estén registrados en la vecina provincia.

Una es el ingreso por 24 horas, para el que se requiere completar una solicitud en la página web del Ministerio de Producción y presentar un PCR negativo. La otra permite quedarse en San Luis por más tiempo y también demanda un hisopado negativo. A partir del ingreso, el establecimiento de destino queda aislado hasta que, al término de 7 días, se realiza un segundo hisopado y, de ser negativo, se levanta la restricción.

Lavandeira comentó que el conflicto se sostiene porque los productores reclaman no realizarse un hisopado sino un PCR, pero resaltó que este análisis no es confiable en el caso de los asintomáticos. También señaló que le han manifestado dificultades para hacerse el estudio –por ejemplo, quienes viven en La Paz-, por lo que están evaluando la posibilidad de que ambos (el de ingreso y el de salida) se realicen en San Luis; excepto para quienes viajan por 24 horas.