Una cámara complica al presunto abusador que cayó de un micro en el Centro mendocino

La lente del colectivo captó cuando el acusado, que sigue en coma, golpeó a una mujer. En el forcejeo, el hombre de 68 años cayó de la unidad y se golpeó la cabeza.

Una cámara complica al presunto abusador que cayó de un micro en el Centro mendocino

El hombre de 68 años de edad que cayó de un colectivo en Ciudad tras haber sido acusado de abusar de una pasajera, continúa en terapia intensiva con custodia policial en el hospital Central, mientras que la fiscalía de Homicidios avanza con la investigación a las mujeres señaladas de haberlo empujado desde la unidad. El análisis de las cámaras del micro revelan que las féminas habrían actuado en legítima defensa y podrían quedar desligadas de la causa.

El hecho ocurrido el pasado 25 de febrero en la calle Rondeau se dividió en dos causas: la primera quedó en manos de la Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual tras la denuncia que una joven de 21 años hizo en la comisaría Tercera. Y la segunda recayó en la Unidad Fiscal de Homicidios para investigar el accionar que tuvieron las dos mujeres acusadas de haber arrojado al hombre desde el micro.

El jubilado continúa internado en terapia intensiva del Central, donde una guardia policial lo custodia las 24 horas debido a que está acusado de abuso sexual. “El paciente ingresó con traumatismo encéfalo-craneano grave por caída de altura. Se encuentra en regular estado general. Vigil, no responde órdenes simples. Tiene pronóstico reservado”, aseguraron a Los Andes desde el nosocomio.

¿Legítima defensa?

A pesar de que la evolución del paciente es clave para ambas causas, lo cierto es que el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello, quien lleva adelante la investigación a las mujeres, podría terminar desligándolas del hecho por haber sido un acto de legítima defensa.

La indagación, que comenzó con declaraciones de testigos, continuó con el peritaje a las cámaras de seguridad de la unidad de la línea 110 del Mendotran en la que sucedió el supuesto abuso seguido de la caída del jubilado. “En las grabaciones de las cámaras se advierte claramente que el hombre le pega dos piñas en la cabeza a una de las mujeres y, en el forcejeo, la mujer golpeada se lo saca de encima. Como la puerta estaba abierta, el hombre cae desde arriba”, reveló una fuente que trabaja en la causa.

A partir de esas imágenes, en la fiscalía se inclinan por un caso de legítima defensa, ya que se tendrá en cuenta la agresión que sufrieron las mujeres que defendían a la chica y que no lo empujaron con intención de arrojarlo a la calle, como se creyó en un primer momento.

Abuso y forcejeo

Durante la mañana de ese sábado, los pasajeros del colectivo que viajaba por la calle Rondeau fueron sorprendidos por los gritos de una muchacha que denunciaba haber sido manoseada por un hombre mayor que viajaba a su lado.

El estado de shock de la chica y el pedido de ayuda encendieron las alarmas dentro de la unidad, por lo que dos mujeres se pararon de sus asientos para defenderla. Según describieron testigos, en un primer momento al jubilado se lo veía notablemente nervioso y optó ejercer violencia mientras que las dos “defensoras” lo insultaban y exigían a los gritos que se bajara del colectivo.

El chofer ya había detenido el enorme rodado en la parada de la calle Rioja y fue allí donde el hombre quedó tendido inconsciente en el suelo tras caer y golpearse la cabeza contra el cordón de la vereda.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA