Video: un oso se metió a una casa en Estados Unidos y mordió al dueño en la cabeza

Ocurrió en el estado de Pensilvania. El mamífero se escondió en el garage de la pareja. El hombre ingresó sin saber que estaba en esa habitación y el animal lo empujó contra estanterías momentos antes de atacarlo y huir.

Video: un oso se metió a una casa en Estados Unidos y mordió al dueño en la cabeza

Ya sea por su enorme población o por la creciente cantidad de barrios que se construyen en las cercanías de bosques y áreas naturales, no es inusual que muchos ciudadanos de Estados Unidos tengan diversas anécdotas de encuentros con animales de todo tipo. En esta ocasión, un oso visitó una localidad ubicada al noreste del país, ingresó a una vivienda y mordió al dueño luego de que este lo sorprendiera.

La víctima del osezno fue John Swartz, un hombre de 60 años que convive con su mujer, Lori, en Danville, Pensilvania. Mientras se disponían a mirar televisión el pasado 27 de julio por la tarde, el hombre recordó que había dejado una manguera abierta en el patio de su casa, la cual llenaba una pileta inflable.

Caminando en dirección al garaje -donde se encuentra la canilla- Swartz fue acompañado por sus dos gatos. Sin embargo, al entrar a esa habitación, fue sorprendido por algo que lo empujó fuertemente contra unas estanterías. Acto seguido, escuchó un gruñido y se percató de la presencia de un oso.

En un video captado por cámaras de seguridad de la vivienda se puede ver cómo momentos antes de que John saliera del interior, el animal paseaba por el patio trasero para, posteriormente, esconderse en el garaje. En un segundo registro, se puede ver a Swartz saliendo apresuradamente y a tropezones de esa habitación mientras le pide ayuda a su pareja.

Y es que, tras identificar al animal, John intentó huir del lugar, pero el oso lo alcanzó y le mordió la cabeza. Finalmente, el hombre pudo volver a ingresar a su casa, donde su mujer le curó las heridas mientras esperaban la llegada de la ambulancia y de los efectivos policiales.

Tras la llegada de los servicios de emergencia, Swartz fue trasladado a al Centro Médico Geisinger, donde los profesionales constataron que las heridas eran superficiales, lo curaron y le suministraron una vacuna contra el tétano. En tanto, personal de la Comisión de Juegos de Pensilvania colocó una trampa para osos en su vivienda para intentar dar con el espécimen de 114 kilos.

Afortunadamente, la pareja de 60 y 59 años no sufrió daños mayores, pero reconocen haber sentido mucho miedo al ver las imágenes. En ese sentido, John aseguró que de ahora en adelante mirarán con cautela las cámaras de seguridad antes de salir de su casa, “especialmente si es alrededor de las 20:30 o más tarde”, ultimó.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA