Plantas fáciles de cuidar, perfectas para novatos

Si te gustan las plantas pero no conseguís que sobrevivan en tus manos, te recomendamos que empecés por esta lista, en la que hemos incluido las más bonitas.

¿Creés que naciste con un gen que hace que cada planta que entra en tu casa esté condenada al peor de los destinos? Pues traemos buenos noticias, no existe un superpoder mágico que haga que las plantas no se mueran. En realidad, los grandes problemas para muchas personas que aman las plantas son la falta de tiempo y de costumbre.

Si tu caso es olvidar que están ahí y para cuando te acordás ya es demasiado tarde, o viajás bastante, o simplemente no tenés el tiempo para dedicarle a las plantas, el truco está en optar por plantas que se beneficien de dicha situación.

Este listado de plantas goza de riegos escasos y espaciados y por el contrario, no soportan excesos de agua. La clave para que crezcan felices es, precisamente, olvidarte de ellas.

1. Sansevieria

La sansevieria es la planta perfecta para macetas, prospero de forma impresionante en espacios pequeños y acepta diferentes condiciones de luz (desde zonas luminosas sin sol directo a zonas con poca luz natural).

Podés permitirte olvidarte de ella durante semanas para su riego y ella será feliz. Son tremendamente difíciles de matar y su porte vertical la hace ideal para romper líneas horizontales, como una cómoda o entre macetas más pequeñas. Son plantas increíblemente duraderas, que prosperan en condiciones secas con poco o ningún sol.

2. Rosario

Aunque muchas personas la catalogan como una planta difícil de cuidar, en realidad no lo es. Lo único que necesita por tu parte es que la coloqués en un lugar con luz indirecta (al sol se quema) y que te olvidés de ella durante semanas.

Solo necesita riego 1 vez al mes en invierno, 1 vez cada 2 semanas en verano. Vale la pena ya que, además de resistente, sus tallos caídos y sus hojas en forma de bolita la convierten en protagonista de cualquier rincón.

3. Burrito

Esta planta sí que es exigente en luz, aunque se adapta bien a condiciones luminosas sin sol directo.

Aguantará despistes de riegos por meses, y te indicará que le falta agua cuando sus hojas carnosas empiecen a arrugarse. Su forma de caer es perfecta para colocarla en cestas colgantes y estanterías.

4. Zamioulca

Si sos la peor madre de plantas en la historia de la humanidad, ¡esta planta es para vos! Resistente a más no poder, es adapatable en cuanto a condiciones de luz: tolera el sol directo de una ventana a la par que la luz indirecta.

No necesitará que la riegues demasiado y tiene un porte increíble. En serio, resiste condiciones que muchas otras plantas no pueden de luz y riego.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA