jueves 3 de diciembre de 2020

Julián Martínez (izqueirda) junto a Martín Sebastián Montivero, las dos caras nuevas del último subcampeón de Francia.
+ Deportes

Julián Martínez, otro mendocino que seguirá jugando en el más alto nivel

Hockey Patín. Multicampeón a nivel Sudamérica, fichó para el HC Quévertois de Francia. Con su confirmación, sigue el éxodo de jugadores locales rumbo a Europa. " Quería venir a Francia, al HC Dinan-Quévert, porque es un club de prestigio que siempre juega los torneos principales y que tiene aspiraciones de progresar a nivel Europa", nos dijo.

Julián Martínez (izqueirda) junto a Martín Sebastián Montivero, las dos caras nuevas del último subcampeón de Francia.

Julián Martínez es uno de los pocos mendocinos en conquistar tres Copas Sudamericanas de Clubes: un par con YPF y la restante, con Leonardo Murialdo. El ingeniero agrónomo de profesión se inició en la cantera de YPF, pero además vistió las cascas del Atlético Social San Juan, Murialdo, Municipalidad de Maipú/Giol; Casa de Italia, Basilea de Suiza, HRC Monza y este año se pondrá la del HC Quevértois de Francia.

Julián estuvo 4 años en el Monza italiano y ahora jugará en Francia, una liga donde el hockey sobre patines está creciendo con el paso de los años. Llegará a Quévert, una ciudad del noroeste francés en la Región de Bretaña: “Firmo por una temporada y si sale todo bien rubrico por otra campaña más”, nos cuenta.

En su relato, nos dice que siente mucho el calor, y no es para menos. Las noticias hacen referencia a uno de los veranos más calurosos de la historia de la ciudad. Sin embargo, bajo el sol de Bretaña, Martínez empieza con un interesante mano a mano con Los Andes.

“Los últimos cuatro años estuve jugando para el Monza, y debo decir que mi última temporada no fue la mejor, por el tema del coronavirus, y en un momento malo para la performance de la escuadra. Estábamos por jugar los playout entre los cuatro últimos de la liga, pero se suspendió todo por el Covid-19”.

A mediados del pasado mes de julio, Julián Martínez cerró su capítulo italiano y viajó a España primero, y luego a Portugal para visitar a su hermano Lucas. Desde allí viajó a París, donde estuvo cuatro días junto a su mujer, en cuyo tiempo logró hacer algo de turismo, visitando la Torre Eiffel, Champs Élysées y Montmartre, previo a su viaje a Quévert.

“Estoy ansioso por empezar a entrenar. Ahora cambió mi panorama hockístico, porque mi nuevo club es el subcampeón de Francia y quieren volver a levantar la Copa esta nueva temporada._Es un equipo fuerte a nivel local, pero que también tiene pretensiones en el plano europeo”, dijo. A lo que agregó: “El campeonato francés está creciendo y parece no tener techo. Hay muchos jugadores que son portugueses, españoles y argentinos. En lo personal me siento orgulloso de estar en Francia, de tener esta nueva oportunidad en Europa”. “A nivel selección, Francia creció y juega mejor. Y la liga es de alto rendimiento, de muy buen nivel y competitiva. En mi nuevo club estuvo jugando Valentín (Grimalt) un arquero superlativo. A diferencia del Monza, en el HC Quévertois, siempre buscan la medalla de oro. Entonces será otra la presión y la motivación. Eso me gustó a la hora de firmar el contrato. El próximo lunes empezamos la pretemporada, y todos estamos entusiasmados porque jugaremos la Copa Cers. Los objetivos, obviamente que pasan por ganar todas las competencias que nos toquen afrontar, porque la historia del club así lo exige”.

Luego, el hábil jugador mendocino, puntualizó: “Agradezco a mi familia y mi mujer, por el apoyo a mi carrera deportiva y a Monza ni hablar, a los dirigentes e hinchas que me hicieron sentir muy bien estas cuatro temporadas. Es una familia y me hicieron sentir en casa. Espero, en Francia, encontrar personas como las que encontré en Monza, un club que me dio la posibilidad de jugar con mi hermano en Europa, algo que será inolvidable y por lo cual le voy a estar siempre agradecido”. Y cerró: “Quería venir a Francia, al HC Dinan-Quévert, porque es un club de prestigio que siempre juega los torneos principales y que tiene aspiraciones de progresar a nivel Europa”.

Éxodo mendocino: Darío Giménez (Barcelos -Portugal-), Julián Tamborindegui (SC Tomar Hockey -Portugal-), Agustina Fernández (Benfica -Portugal-); Lucas Martínez (Oliveirense -Portugal-); Agustín Domínguez (Alcoy -España-), Conrado Piozzini (HP Matera -Italia_); Samuel Amado (Hockey Breganze -Italia-), Valentín Grimalt (Lodi -Italia-), Fede Ambrosio (Forte dei Marmi -Italia-) y Joaquín Vargas (Matera -Italia-), alguno de los mendocinos en el Viejo Continente.

Su trayectoria: A parte del Hockey Roller Club Monza y Leonardo Murialdo, Julián Martínez jugó para Atlético Social de San Juan; Acnur Basilea RHC (Suiza), Petroleros YPF, Casa de Italia, Giol y ahora, en el HC Dinan-Quévert.

Rumbo a España: Después de su experiencia en Italia, Julián se trasladó junto a su esposa rumbo a España, donde había permiso para entrenar. Luego de un tiempo, llegó el ofrecimiento para jugar en Francia.

Mala experiencia: En 2016 lo contrataron, junto a otros mendocinos, para jugar al hockey, pero después quisieron hacerlos trabajar como obreros de la construcción. “O trabajás, o te vas”, me dijeron.

NÚMERO: 14 Títulos del Quévertois. En su palmarés, el equipo galo suma 11 torneos de Liga (1997, 1998, 1999, 2000, 2002, 2008, 2012, 2014, 2015, 2018 y 2019) y 3 Títulos de Copa (2008, 2013 y 2015)