Piña, palta, kiwi y banana: por qué se duplicó el precio de las frutas de moda en Mendoza

Los importadores de frutas y verduras se enfrentan al aumento del tipo de cambio, pero sobre todo, a las demoras burocráticas que obligan a planificar a un dólar más costos que el actual.

Piña, palta, kiwi y banana: por qué se duplicó el precio de las frutas de moda en Mendoza

Los precios de ciertas frutas y verduras, como tomates, zanahorias, y zapallos, bajaron sensiblemente en la última semana con el ingreso de la producción local a los mercados concentradores. Sin embargo, productos importados de alta demanda, como la banana o la palta, duplicaron su valor en el último mes.

En detalle, la palta peruana o chilena, que se vendía a $1.000 por kilo durante la segunda semana de octubre, según el relevamiento del Instituto de Desarrollo Rural (IDR) en el Sistema de Información de Precios de Mercados Mayoristas, pasó esta semana $1.900 (90% de suba); y la de Tucumán, que se vendía hace una semana en $1.000 por kilogramo, pasó a costar $1.700 esta semana.

Otro producto que ha aumentado mucho en los últimos dos meses es la banana, la fruta más consumida de la Argentina (con un promedio de ingesta de 12 kg por año a septiembre de 2021), que pasó de costar $155,23 (procedente de Bolivia) a $195,91 en octubre y a $258,64 (66% de incremento), a la segunda semana de noviembre, de acuerdo con los datos del IDR, para el mercado concentrador de Guaymallén, para la variedad Cavendish.

Asimismo, la piña (ecuatoriana), que costaba $ 250 en septiembre, para octubre ya se vendía en $ 305,56 y durante la segunda semana de noviembre pasó a valer $ 316,67 por kilogramo; y el kiwi (Chile), pasó de $500 a $580 y luego a $1.000, en los últimos tres meses (100% de suba de punta a punta).

La palta es una fruta beneficiosa para la salud ya que provee ácidos grasos monoinsaturados, potasio y vitamina E. Foto: Gentileza
La palta es una fruta beneficiosa para la salud ya que provee ácidos grasos monoinsaturados, potasio y vitamina E. Foto: Gentileza

El “dólar palta”

El aumento de precio responde al origen del producto. En la actualidad la Palta Hass (piel negra y rugosa, de tamaño mediano y fácil de pelar), que se consigue en las verdulerías locales viene de Perú y está entrando muy poco desde Chile. El producto no abunda, y al venir desde afuera se paga a valores dolarizados, a lo que se deben sumar los impuestos que se pagan por la mercadería que se trae del exterior. Todo esto conduce a que los precios subas, según explicaron desde la Unión Frutihortícola Argentina (UFHA).

“La banana, que viene de Ecuador, tiene precios altos porque está a valor dólar y porque hay exigencias del Gobierno argentino que superan lo normal. Eso encarece los bultos. Todo lo que viene de otros países tiene algunos inconvenientes”, explicó al respecto Omar Carrasco, titular de la UFHA.

En tanto, Miguel Bauza, inportador de frutas y verduras de la empresa familiar Don Jaime, explicó que hay dos o tres factores que terminan por afectar el precio de los productos importados: las autorizaciones a la importación, que son cada vez más difíciles de conseguir; pagos diferidos a 180 días, que obligan a los importadores a conseguir financiaciones costosas; y el aumento diario del tipo de cambio.

“Durante el último periodo de la SIMI (ahora las autorizaciones para importar se manejan por el Sistema de Importaciones de la República Argentina, que incrementó los controles frente al Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones/SIMI), hubo pagos diferidos para la piña, la palta y el kiwi a 180 días. Hubo que buscar financiación en el exterior, con el aumento de costos que eso implica, y se empezó a calcular el pago a un dólar futuro, que en lugar de ser de $ 160 pasó a $ 246″, señaló Bauza.

Otro factor a tener en cuenta a la hora de explicar la suba de los productos mencionados, es que, al reducirse el volumen de importación de estos productos, en un escenario de demanda constante, el precio tiende a subir.

Por otro lado, el importador señaló que si el objetivo del Estado es proteger a los productores locales, podría hacerse teniendo en cuenta los ciclos de la fruta. “Argentina produce kiwi de marzo a finales de mayo. Hoy solo hay ingresos de Chile o Italia; con la palta pasa lo mismo, la chilena reemplaza a la palta nacional, que completó su ciclo en mayo; y con la banana, la producción nacional serviría solo para abastecer el 3,8% del consumo que hay en Argentina, con una cuota bastaría para proteger a la industria nacional”, completó.

Esto ocurre si pones cáscara de banana en las plantas del jardín
Esto ocurre si pones cáscara de banana en las plantas del jardín

Frutas “de moda”

La demanda de kiwi, palta, arándanos y piña se incrementó durante la pandemia, relacionada con la necesidad de incorporar mayor cantidad de vitaminas a la dieta, pero también con las modas que se difunden día a día por medio de las redes sociales y un impulso, a través de ellas, por una vida más saludable.

De acuerdo con Bauza, introducir una fruta o una verdura en la dieta de los consumidores toma tiempo, pero una vez que ingresa, se vuelve un hábito arraigado, y es difícil que la demanda caiga, pese al precio. “Los arándanos argentinos pasaron a ser accesibles cuando la producción de Perú superó a la chilena y a la nacional en los mercados nacionales y esta debió volcarse al mercado interno, hoy ya es parte de la dieta”, explicó el importador.

Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes (ilustrativa)
Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes (ilustrativa)

Las frutas y verduras con precios más bajos

Por el contrario, el kilogramo de mandarina, procedente de Entre Ríos, bajó de $125 a $115,91, en una semana, y lo mismo sucede con la naranja comercial que bajó de $100 a $85 por kilogramo.

En las hortalizas, el atado de acelga pasó de $25 a $30 (Mendoza); el ajo morado de $20 a $18; y las batatas mendocinas sostuvieron su precio en $312,50; la cebolla de $175 a $150; mientras que la lechuga mantecosa de $81,82 a $453,03 (Mendoza), pero la morada de verano se vende en $63,64 por kilogramo y la repollada pasó de $69,70 a $72,73; y la papa, procedente de Córdoba, bajó de $125 a $110.

La zanahoria también bajó de precio durante las últimas dos semanas, de $75 a $70 por kilogramo, y el zapallo Anquito de $$84,62 a $76,92.

Los duraznos mendocinos empezaron a venderse, con un valor de $156,25 por kilogramo (sin registros para la semana anterior), y los damascos a $222.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA