“The Boys” en Amazon Prime Video: sangre, sudor y tripas en una tercera temporada que perdió la gracia

La serie se plantea como una parodia pero pierde el norte en la tercera temporada.
La serie se plantea como una parodia pero pierde el norte en la tercera temporada.

La última entrega vuelve a ofrecer toneladas de sangre y explosiones corporales por doquier.

Lo novedoso en “The Boys” siempre fue esta especie de Liga de la Justicia del averno, con superhéroes corruptos, misóginos y adictos. La sangre, las explosiones y las tripas se convirtieron rápidamente en el recurso amado, por el público y la producción.

Pero cuando un recurso se usa una y otra vez y otra vez y otra vez, cansa. Y un poco es lo que pasa con esta nueva temporada de esta serie que intentó volverse el lado B del universo Marvel, pero que no le llega ni a los talones de Antman. Sin ánimos de spoilear mucho, el comienzo de esta temporada presenta una escena tan grotesca como absurda que involucra sexo, drogas y claro, explosión de un cuerpo con su correspondiente regadero de tripas.

Controvertida escena de la tercera temporada.
Controvertida escena de la tercera temporada.

El final de la temporada dos nos dejó con varios frentes abiertos y un poco sentados al borde del asiento tras saber quién estaba detrás de las explosiones de cabezas, pero después volvemos al tedio de tener que preguntarnos: ¿son necesarias tantas explosiones de cuerpos? Una vez que te abstraes de la trama, hasta llegas a preguntarte si reciclan esos elementos para futuras explosiones porque ya quedó claro que hasta que no acabe la serie, no van a parar de volar órganos por el aire.

Los personajes no aportan mucho más, salvo esta nueva súper camuflada como la Directora de la Oficina de asuntos de superhéroes (no es spoiler porque algo nos dejan ver en la segunda temporada). Su historia sacude un poca trama, lo mismo que algunos cambios en las industrias Vought que van a sacar lo peor del Capitán. Un Capitán con cada vez menos poder, más ira y menos súbditos. ¿Qué podemos esperar esperar de este héroe caído en desgracia? Sí, sangre y más sangre.

Con la cuestión de la supremacía aria y los nazis, la serie se mete de una manera irrespetuosa con la realidad. Y si el objetivo era justamente ser una parodia tanto del universo Marvel como del mundo de DC Comics, van mal porque no llega ni a causar gracia. Es el caso del intento de Acquaman que viene a ser Deep, por poner un ejemplo. Ni vamos a nombrar al pseudo Capitán América que aparece en esta temporada.

Tal vez, en una generación que creció con las cándidas peleas de un Batman casi caricaturesco de los años 70 y que vio nacer a los Avengers en la pantalla grande con ese sello de comedia que nos encanta a todos, no haya lugar para tanta sangre. No sé cuantas veces escribí esa palabra. Siento estar atrapada en ese loop sangriento y ridículo en el que cayó la serie y del que no se puede salir tan fácil.

¿Es necesaria tanta tripa y cuerpos desmembrados por el suelo? No sé. Para los creadores de “The Boys” parece que sí, porque insisten con seguir haciéndolo. Ah, y como no podía ser de otra manera: el archienemigo de los súper que se vuelve un súper para acabar con los súper... ¿Qué puede aportar? Sí: eso.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA