Mitos y verdades sobre el desayuno: ¿Es tan importante como dicen?

En esta nota te contamos cuáles son las ideas impuestas por las sociedad en torno al desayuno y por qué muchas de ellas son totalmente falsas.

Mitos y verdades sobre el desayuno: ¿Es tan importante como dicen?

Por mucho tiempo se impuso en la sociedad la idea de que el desayuno es la comida más importante del día. Con el pasar de los años y con ellos la ruptura de diversos mitos que circulan en materia de nutrición, se vio que esto no era cierto o al menos no en su totalidad.

Por mucho tiempo se impuso en la sociedad la idea de que el desayuno es la comida más importante del día. Sin embargo, esto no siempre es verdad.
Por mucho tiempo se impuso en la sociedad la idea de que el desayuno es la comida más importante del día. Sin embargo, esto no siempre es verdad.

El desayuno sí forma parte de las comidas más importantes del día, pero no es la única comida primordial a la hora de realizar una alimentación saludable. Estas son algunas de las ideas instaladas en torno al desayuno que debemos repensar y desmitificar.

El desayuno sí forma parte de las comidas más importantes del día, pero no es la única comida primordial a la hora de realizar una alimentación saludable.
El desayuno sí forma parte de las comidas más importantes del día, pero no es la única comida primordial a la hora de realizar una alimentación saludable.

Verdadero y falso sobre la importancia del desayuno

1- “El desayuno es la comida más importante del día”

Verdad: El desayuno es tan importante como el resto de las comidas (almuerzo, media tarde y cena). La importancia de cada comida, es decir la calidad y cantidad nutricional de cada una de ellas, depende de las necesidades y preferencias individuales. Lo más relevante es mantener una alimentación equilibrada, variada y saludable a lo largo del día.

 El desayuno es tan importante como el resto de las comidas (almuerzo, media tarde y cena).
El desayuno es tan importante como el resto de las comidas (almuerzo, media tarde y cena).

2- “Saltearse el desayuno provoca aumento de peso”

Falso: No hay una relación directa entre saltearse el desayuno y el aumento de peso. El control del peso se basa en el balance de calorías consumidas y quemadas a lo largo del día. Si uno no tiene hambre por las mañanas, no hay problema en saltearse el desayuno siempre y cuando se siga con una alimentación saludable y equilibrada en general.

No hay una relación directa entre saltearse el desayuno y el aumento de peso. El control del peso se basa en el balance de calorías consumidas y quemadas a lo largo del día.
No hay una relación directa entre saltearse el desayuno y el aumento de peso. El control del peso se basa en el balance de calorías consumidas y quemadas a lo largo del día.

En este ítem es importante resaltar el caso del ayuno intermitente, una tendencia que viene en alza. Lo cierto es que no se trata de una dieta, sino de una práctica que indica y establece momentos del día o de la semana para comer y otros para ayunar.

Actualmente muchas personas eligen realizar este tipo de práctica con diferentes objetivos (por problemas intestinales, porque puede generar bienestar en algunas personas, para realizar algún déficit calórico, etc.)

El ayuno intermitente es una práctica que indica y establece momentos del día o de la semana para comer y otros para ayunar.
El ayuno intermitente es una práctica que indica y establece momentos del día o de la semana para comer y otros para ayunar.

Aunque es cierto que varios estudios y meta-análisis mostraron que puede generar pérdida de peso, no se puede afirmar su efecto a largo plazo. Otras revisiones de estudios que han comparado el ayuno intermitente con un grupo de restricción calórica, no encontraron diferencias en cuanto a la pérdida de peso, composición corporal o resistencia a la insulina. Por lo tanto, si uno busca mejorar su composición corporal, hacer ayuno no es más efectivo que los métodos de restricción calórica en cuanto a la pérdida de peso.

Si uno busca mejorar su composición corporal, hacer ayuno no es más efectivo que los métodos de restricción calórica en cuanto a la pérdida de peso.
Si uno busca mejorar su composición corporal, hacer ayuno no es más efectivo que los métodos de restricción calórica en cuanto a la pérdida de peso.

Por otro lado, hacer ayuno o saltearse el desayuno no es lo ideal para aquellas personas que sí están acostumbradas a comer a lo largo de la mañana o personas que son muy ansiosas, ya que la falta de ingesta a lo largo de la mañana puede causar que la persona llegue con demasiada hambre al almuerzo y cause un efecto contrario al deseado.

Por otro lado, hacer ayuno o saltearse el desayuno no es lo ideal para aquellas personas que sí están acostumbradas a comer a lo largo de la mañana o personas que son muy ansiosas
Por otro lado, hacer ayuno o saltearse el desayuno no es lo ideal para aquellas personas que sí están acostumbradas a comer a lo largo de la mañana o personas que son muy ansiosas

Es decir, saltearse el ayuno puede provocar picoteo previo a la comida, que la persona coma rápido, que se repita de plato o provoque un atracón. Por eso el tema del desayuno o el ayuno debería ser un tema que se trate de forma individualizada ya que cada persona cuenta con diferentes rutinas, hábitos y objetivos.

Saltearse el ayuno puede provocar picoteo previo a la comida, que la persona coma rápido, que se repita de plato o provoque un atracón.
Saltearse el ayuno puede provocar picoteo previo a la comida, que la persona coma rápido, que se repita de plato o provoque un atracón.

3- “El desayuno debe ser abundante y contener ciertos alimentos”

Verdad: La cantidad de comida y los alimentos que se consumen en el desayuno pueden variar según las necesidades y preferencias de cada individuo. No hay fórmula única. Lo importante es elegir alimentos nutritivos y equilibrados, como frutas, cereales integrales, proteínas magras y grasas saludables, evitando alimentos procesados y con elevado contenido de azúcares.

La cantidad de comida y los alimentos que se consumen en el desayuno pueden variar según las necesidades y preferencias de cada individuo.
La cantidad de comida y los alimentos que se consumen en el desayuno pueden variar según las necesidades y preferencias de cada individuo.

4- “El desayuno debe ser consumido inmediatamente después de levantarse”

Falso: No hay momento específico en el que debas consumir el desayuno. Algunas personas tienen hambre inmediatamente después de despertar, mientras que otras pueden esperar un poco.

Tampoco hace falta comer todo el desayuno en un mismo momento, uno lo puede distribuir a lo largo de la mañana en base al hambre o tiempo que uno tenga. La clave es escuchar a nuestro cuerpo y comer cuando tengamos hambre. Lo más importante es mantener una alimentación equilibrada a lo largo del día.

No hay momento específico en el que debas consumir el desayuno. Algunas personas tienen hambre inmediatamente después de despertar, mientras que otras pueden esperar un poco.
No hay momento específico en el que debas consumir el desayuno. Algunas personas tienen hambre inmediatamente después de despertar, mientras que otras pueden esperar un poco.

Si querés saber más sobre nutrición integral, no dudes en sacar turno con nosotros al 261 535 4815 y seguirnos en nuestra cuenta de Instagram @focus_nutrición para no perderte ninguna información y en @emiliaacevedo.nutricion.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA