lunes 12 de abril de2021

Juan López publicó "Carcome" durante la pademia.
Sup. Cultura

Juan López: los nuevos pasos poéticos del “sparring de Dorrego”

El escritor publicó en plena pandemia su libro “Carcome”, poemas marcados por su estilo directo y minimalista.

  • sábado, 27 de febrero de 2021
Juan López publicó "Carcome" durante la pademia.

“Carcome” es el nuevo libro del poeta Juan López, que en pleno silencio editorial de la pandemia vino a sacudir la siesta de la poesía local. Una lectura sobre el texto del púgil poético mendocino.

Como si fuera un gesto que mide la distancia de ataque, o una advertencia, López deja al inicio del libro, en la cita del autor coreano, una señal que de algún modo va a indicar la dirección de su propio puño, dice Choi Seung-Ho: “La palabra es silencio brotado”.

No es la primera vez que López se enfrenta a sí mismo dentro de su recorrido poético. Como un boxeador que hace sombras frente a una pared, lanza golpes que no buscan un destino más lejano que el mismo ejercicio de la escritura. El poeta se las ve con su propio cuerpo, el lenguaje. Esta pelea comenzó hace años, quizás desde “Poemas”, ese primer libro autoeditado desde la impresora hogareña y una abrochadora, en su casa. Ya entonces optaba por un decir directo:

“30

anda por ahí

esquivando

espejos”

No es novedad la economía de lenguaje propuesta por el autor en sus movimientos poéticos, sino más bien una marca de estilo consolidada en el tiempo en base a varias peleas consigo mismo, por evadirse de ciertos golpes comunes de la literatura, despojarse de lo exuberante, lo grandilocuente, lo ostentoso, lo correcto, la academia. En este silencio se asoma una sonrisa a lo Nicolino impactando desde la práctica de la evasión.

“carcome el silencio

las palabras

las devora de

adentro hacia

afuera de

arriba abajo de

principio a

fin”

Como si la acción de escribir consistiera en moverse frente al mecanismo del cielo-tierra, ese ejercicio boxístico donde se entrena el arte de la defensa en base a la agilidad de movimientos, vemos en “Carcome” cómo esa coordinación se repite en las formas adoptadas por la guardia de López a lo largo de todo el desarrollo del texto. Anotaciones breves, conversaciones fragmentadas, frases interrumpidas constituyen esta síntesis poética de gran movilidad en las casi mil palabras en las que el poeta configura un orden sonoro, una estructura verbal y sentidos centrípetos/centrífugos de acuerdo a la condensación o apertura de distintos significados que son lanzados con el ritmo de un punch.

Juan López, según Marcelo Marchese.

“atrapo tres palabras

por día ese es

mi trabajo”

La arquitectónica del silencio que desarrolla López es la de la apertura a la universalidad de un lenguaje que muestra lo que oculta. Un intento por el despojo, por abandonar el lugar de confort que la propia voz poética construye.

El gesto de su escritura bien podría ser el de un graffiti en una pared, el de una frase en una remera o el de un epitafio en un cementerio. Estos textos sostienen una dirección clara y constante, un jab contra la bolsa con el que López propone generar el silencio a fuerza de golpes breves.  

“aprende un buen súbdito

el idioma

de su amo”

En este sentido el “sparring de Dorrego” se aleja ahora del box de Locche para acercarse al de Monzón. Un estilo en base a la construcción de la espera, a un solo golpe, a una poética urbana del “punchline” que toma su fuerza en la ironía y la crítica, ya no solo contra el lenguaje sino también contra ciertas estructuras sociales de dominación.  

“ver una jaula

y no ver una cárcel

ver una cárcel

y no ver una jaula”

Como todo boxeador a veces recibe el impacto del mismo ejercicio poético que sostiene. Es la misma tapa del libro quien cae ante la seducción de un cross que resulta apresurado, una imagen que baja la guardia en un lugar común que podría evitarse. Una estrategia a lo Balboa, resistir el impacto para luego contraatacar.

“valen más

mil palabras”

López dice y calla, entra y sale, maneja las distancias con las que golpea constantemente. Propone un trabajo silencioso que ataca a su propia voz en discusión con el lenguaje. Desde una estética de lo simple escapa a lo sencillo, evita ripios, construye su eficacia desde el cuestionamiento de distintos órdenes. “Carcome” constituye un gancho a la zona blanda de la literatura.  

La ficha

Carcome. Autor: Juan López. Editorial: Grito Manso, Colección Ruido blanco. Formato: papel, 130 páginas 15 x 15 cm. El libro se consigue en las librerías Payana, Ludditas y García Santos o se puede solicitar a la editorial: facebook.com/gritomansoeditorial. Sitio oficial del autor: juanlopeztextos.com.ar