lunes 14 de junio de2021

El Patrón en Netflix: la carne podrida no siempre es de los animales
Joaquín Furriel interpreta una historia sombría sobre las medidas extremas a las que llega el ser humano cuando colapsa.
Espectáculos

El Patrón en Netflix: la carne podrida no siempre es de los animales

Basada en un hecho real y protagonizada por Joaquin Furriel, cuenta la historia de un hombre del campo que tras ser explotado por su patrón termina cometiendo un homicidio.

El Patrón en Netflix: la carne podrida no siempre es de los animales
Joaquín Furriel interpreta una historia sombría sobre las medidas extremas a las que llega el ser humano cuando colapsa.

“Fue como si él me hubiese estado preparando a mí para que yo le hiciera eso. Como si yo tuviera que pagarle con mi tristeza para que él se alegrara.”

Así lo explica Hermógenes cuando la psicóloga le pregunta por qué lo hizo.

Agresiones verbales, explotación, servidumbre, discriminación, maltrato. Una serie acumulada de cosas que lo arrastraron a cometer un asesinato que no planeaba, pero si deseaba. Un hombre sin herramientas, capacidades o estudios que se vio reducido a trabajos forzados y a la constante explotación de su patrón.

Hermógenes Saldívar es el protagonista de esta historia, un hombre de Santiago del Estero que se mudó a la ciudad para encontrar una posibilidad de vivir mejor con su familia. Tras conseguir un trabajo de ayudante en carnicería y lograr ganarse la confianza de su jefe, le proponen mantener su propia carnicería siempre respondiendo a su dueño.

Lo que él vio como una gran oportunidad de avanzar terminó llevándolo a la situación más impensada y extrema. Soportando a un jefe que lo obligaba a trabajar por poca paga, vender carne en mal estado y maltrataba a su familia.

Los constantes maltratos y falta de moral de su patrón, llevaron a un hombre sin maldad alguna a cometer un asesinato que no estaba previsto ni mucho menos, sino que fue la acumulación lo que lo empujó a acabar con esta situación.

Alternando en pasado con el presente, veremos lo que llevó a Hermógenes a terminar con la vida de su patrón y llegar a juicio para determinar su libertad o condena.

La abundancia de estereotipos puede llegar a ser un punto en contra del filme. Por otra parte, la argentinidad está plasmada en esta producción. La carnicería clásica, la familia del interior que busca una oportunidad en la ciudad, la doble moral de la justicia frente a ricos y pobres, la explotación.

La verdad es que este tipo de películas, que están basadas en casos reales, es difícil catalogarlas como buenas o malas. Van mucho más allá. El desprecio por la situación, la empatía con alguien que no tiene nada aún dando todo de sí, el enojo, la frustración.

Si este año viste Crímenes de Familia y te interesó, esta historia puede resultar muy acertada. Simplemente, no es desperdicio alguno darle una oportunidad y entrar en la historia que transmite Sebastián Schindel.

El Patrón: radiografía de un crimen. Argentina. 2014. 99′. Dirección: Sebastián Schindel. Elenco: Joaquín Furriel, Mónica Lairana, Guillermo Pfening, Luis Ziembowski, Victoria Raposobr, Germán De Silva, Andrea Garrote. Disponible en Netflix. Nuestra opinión: Muy buena.