miércoles 28 de octubre de 2020

Sólo suscriptores
Economía

Qué es el “cripto dólar”, cómo refugiarse en él y qué riesgos implica

Las plataformas para acceder a criptoactivos atraen cada vez más a los ahorristas, por la posibilidad de acceder a dólares de forma libre, y sin “parking”. Pero no están exentas de riesgos.

Sólo suscriptores

El Banco Central pone cada día más trabas para acceder al mercado único y libre de cambios, no solo por el tope de uSs200 mensuales, y hay quienes aseguran que el cepo tenderá a endurecerse en el futuro.

En este contexto, el llamado “cripto dólar” ha captado la atención de personas y empresas pero ¿qué es y realmente, sirve para resguardar valores?

De acuerdo con Alejandro Bianchi, creador de Asesor de Inversiones, las palabras “cripto dólar”, hacen referencia a la posibilidad de comprar ‘stablecoins’, monedas estables que funcionan como una caja de conversión, como lo hacía en los años 90 el Banco Central. Es decir que establecía un valor para la moneda argentina, en relación a la cantidad de reservas de dólares “sin hacer política monetaria activa”.

“Las stablecoins son centralizadas, hay una entidad que las genera, las crea y resguarda el valor d ella moneda en función de otra moneda fiduciaria o una canasta de monedas fiduciarias, y eso hace que el valor sea fijo en el tiempo”, explicó Bianchi.

De acuerdo con el asesor financiaro, si se las considera como una alternativa de inversión “hay que entenderlas en el contexto de lo que es Argentina”, es decir que comprar dólares y guardarlos en el colchón, no solo no generan interés (no hay ganancia real), y el ahorrista “queda expuesto a la inseguridad, en un momento en donde socialmente el país está picante por la caída del PBI y el aumento de la pobreza”.

“En Asesor de Invesores recomendamos la compra de CEDEARS (Certificados de Crédito Argentinos), y vamos guiando a los inversores para utilizar un instrumento que sí genera dividendos, y un retorno a partir de la apreciación de esas acciones/Cedears, que suben con el tiempo”, comentó el asesor.

Ganancias y riesgos

Ante el interés de los usuarios, ahora están apareciendo nuevas empresas que se dedican a a los criptoactivos y que pagan intereses por la tenencia de los mismos como si se tratara de un plazo fijo, y para los ahorristas, la operatoria no resulta mucho más complicada que bajar una aplicación para teléfono.

“Lo raro es que pagan cerca del 8% anual en dólares, se trata de una sospechosa ventaja, porque hay que entender que estamos en un mundo a tasa cero, y que paguen un interés tan alto por un activo que es un sustituto del dólar no tiene sentido. Eso implica que hay un riesgo oculto que analizar, y hay que tener en cuenta que no son entidades reguladas por un Banco Central, e implican un riesgo muy alto”, explicó Bianchi.

Por otro lado, al tratarse de billeteras virtuales que tiene cada individuo, están expuestas a los robos virtuales.

“Hay alternativas más seguras para quienes invierten montos importantes, que pueden invertir en el exterior en fondos de criptomonedas que siguen la evolución del Bitcoin, pero no tienen sus propias billeteras virtuales, y las guardan ellos, sino que son parte de un fondo, de una billetera cifrada con un montón de caracaterísticas de seguridad que las vuelven infranqueables para los hackers”, sumó el asesor.

No obstante, ante el escenario que se viene en la Argentina, “en donde se habla de prohibición para la compra de dólares mensuales, y ante expectativas de una mayor devaluación”, Bianchi recomienda dolarizarse con Cedearse, porque tienen una rentabilidad (menor, pero así también es el riesgo). “Si uno tiene la posibilidad de invertir montos grandes (carteras de inversión que suman u$s100.000 o más), diversificarse en criptomonedas”, cerró el inversionista.

Portales para la compra de dólar cripto

Para quienes prefieren asumir el riesgo, existen portales locales en donde se puede operar, algunos de los más populares son Bitex, Buenbit, o Decrypto.

Las operaciones se realizan de forma similar a la del “contado con liquidación”, o “dólar MEP”, los usuarios transfieren pesos a dichas plataformas desde sus cuentas, y compran Bitcoin, DAI (la más usada en Argentina) u otras criptomonedas disponibles por entre $125 y $130 por lo que sería cada dólar, o entre $115 y $125 si la operatoria se hace a la inversa (para vender dólares).

Y con la operación inversa, los que transfieren dólares para cambiarlos por pesos a un valor más alto, obtienen entre $115 y $125 por dólar.

Desde los portales advierten que no operan como casas de cambio, y que no están regulados por la autoridad monetaria. Aunque también señalan que se tratan de operaciones legales, y no alcanzadas por el impuesto País, ni por el tope de u$s200 mensuales.

Una traba adicional, además de la seguridad, que pueden encontrar los ahorristas, es que para luego transferir los dólares a la cuenta bancaria desde donde podrían retirarlos, están limitadas por las regulaciones del Banco Central, y los bancos pueden considerar que hubo “movimientos inusuales”, y rechazar las transferencias.

Aclaraciones previas a la compra

“A diferencia de las monedas convencionales de curso legal (Dinero FIAT), las Criptomonedas están respaldadas por la tecnología y la confianza de los Usuarios, en ese sentido, no existe un Banco Central que pueda regular el precio de las monedas virtuales. En consecuencia, el Usuario conoce y asume los riesgos que esto implica”, se advierte en la página web de Decrypto, una de las web en donde se puede acceder a ellas.

“Los Usuarios manifiestan también su conocimiento acerca de la extrema volatilidad de los bitcoins y de las demás monedas virtuales, y que Decrypto no ha realizado ningún tipo de promesa o manifestación acerca de la evolución o valor futuro de bitcoins u otra moneda virtual operada por cualquiera de la Plataforma. En virtud de lo anterior, los Usuarios asumen y son responsables en su totalidad por el riesgo de operar con bitcoins y las demás monedas virtuales”, son algunas de las aclaraciones que se encuentran en los términos y condiciones de la plataforma, y que resulta importante leer.

Buenbit también aclara algunas cosas en cuanto a la seguridad, como por ejemplo el hecho de que “las transacciones con criptomonedas son irreversibles, por lo que si envías criptomonedas a una wallet, no se pueden reverti”. “Por eso, siempre promovemos que las transferencias se realicen desde y hacia wallets propias. No envíe dinero a terceros desde Buenbit y tampoco Buenbit le pedirá que realice esa operatoria, bajo ningún concepto o circunstancia, a una cuenta o wallet determinada”, advierten.

“Buenbit se adhiere por voluntad propia a los límites establecidos por la UIF en la Resolución 130/2018 (para depositar sólo verificando tu identidad) y adopta todas las políticas de Prevención del Lavado de Activos y Financiamiento del terrorismo de Argentina. Si bien no nos encontramos regulados por BCRA como sujetos obligados, llevamos mucho tiempo en el mercado y tenemos un programa activo de Compliance”, agregan.