Leyes laborales, impuestos y problemas para importar: los temas que más preocupan a las pymes

Los candidatos a la presidencia expusieron sus propuestas en un encuentro en la CAME con cientos de pequeños y medianos empresarios. Reforma laboral, impositiva y las miles de trabas para importar insumos básicos para producir fueron las principales inquietudes del sector pyme.

Leyes laborales, impuestos y problemas para importar: los temas que más preocupan a las pymes

Enviado especial de Los Andes. Este 2023 quedará marcado como el año que sin distinción de partidos políticos, los candidatos a presidente tuvieron que incorporar en el léxico diario frases que incluyan las palabras: reforma o modernización laboral y también tributaria.

Dos conceptos que hasta ahora parecían mala palabra pero que, tal vez por los años de reclamos incesantes del sector privado, o bien por la crisis que atraviesa la economía actualmente y la necesidad de generación de empleo registrado, hubo que ponerlos sobre la mesa de debate.

A ambas preocupaciones que cortan transversalmente a todo el arco productivo argentino, se sumó una tercera que es más reciente y está íntimamente ligada a la falta de dólares en el Banco Central: las miles de trabas y demoras para autorizas la importación de insumos básicos que después serán transformados en productos exportables, las famosas SIRA o SIRASE (Sistema de Importaciones de la República Argentina y Pagos de Servicios al Exterior).

Sobre esos tres grandes temas giraron las consultas a los candidatos a presidente que pasaron por la casa de las pymes del país, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Pequeños y medianos empresarios de todo el país colmaron la sede de la CAME en Buenos Aires.
Pequeños y medianos empresarios de todo el país colmaron la sede de la CAME en Buenos Aires.

“Nosotros pensamos que un candidato a presidente o vicepresidente llegado a esta altura, ya en el final de las elecciones, debe tener una plataforma para todos los sectores pymes que representamos”, dijo Alfredo González, presidente de CAME y a renglón seguido sentenció: “Las pymes somos el 70% de la mano de obra privada y más del 99% de las empresas en la Argentina, pero no fuimos una parte especial en el debate de los candidatos. Por eso decidimos invitarlos a exponer en nuestra casa”.

Con Javier Milei ausente con aviso y Patricia Bullrich con problemas de agenda y también de salud, a la casa central de CAME asistieron los candidatos a presidente Sergio Massa (Unión por la Patria) y Juan Schiaretti (Hacemos por Nuestro País), y el candidato a vicepresidente, Luis Petri (Juntos por el Cambio).

En el recinto se encontraban unos 200 empresarios pyme de todo el país y otros 300 siguieron cada detalle de las exposiciones de manera virtual.

Las propuestas para las pymes

Con la moderación de Alejandro Fantino, el encargado de abrir la ronda de expositores fue Luis Petri, quien hizo hincapié en “la necesidad de ordenar” la Argentina. “No hay nada más revolucionario en este país que poner orden en lo económico, atacando el principal problema que es la inflación, cuya causa es el déficit fiscal”, afirmó.

Luis Petri fue la voz de Juntos por el Cambio.
Luis Petri fue la voz de Juntos por el Cambio.

En relación a los problemas que aquejan a las pequeñas y medianas empresas propuso trabajar en un nuevo pacto federal para avanzar hacia la rebaja en el impuesto inmobiliario y se llevó todos los aplausos cuando aseguró que se debe eliminar de plano Ingresos Brutos.

“La Argentina es uno de los países con mayor presión impositiva. Hay que eliminar Ingresos Brutos porque es uno de los impuestos más recesivos que recae sobre la producción”, manifestó.

Además, sostuvo que se debe eliminar el Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA). “No podemos tener un régimen de autorizaciones para importar y exportar”, declaró. Por otra parte, planteó la necesidad de una reforma laboral. “Cambió el mundo y la forma de trabajar, pero la actual ley que es de 1974 no lo registra”, aseveró.

El segundo en dirigirse al auditorio presencial y virtual fue Juan Schiaretti. El gobernador cordobés y candidato también propuso reformar las leyes laborales, pero en este caso planteo el “bajar las cargas sociales y poner un seguro por tiempo de trabajo, y terminar con la industria del juicio que favorece sólo a los abogados, pero no a los trabajadores y mucho menos a los empresarios”, dijo.

Juan Schiaretti (Hacemos por Nuestro País).
Juan Schiaretti (Hacemos por Nuestro País).

Asimismo, expresó la necesidad de eliminar los impuestos en cascada que penalizan a la producción, como es el caso de Ingresos Brutos. “Hay que sustituirlo por un impuesto a la última venta o por un impuesto provincial”, expresó.

Para Schiaretti, el actual tipo de cambio oficial solo “favorece a las importaciones” pero “perjudica a las exportaciones argentinas”. Por otra parte, remarcó la necesidad de que las pymes puedan obtener créditos a una tasa preferencial que favorezca la producción.

El que cerró la ronda de expositores fue Sergio Massa. El ministro candidato aseguró que “el tejido pyme, en términos de generación de empleo, es lo más importante que tenemos en la economía argentina” y que se deben otorgar más incentivos exportadores. En ese sentido, anunció que, en caso de ganar, se eximirá del pago de impuestos internos a toda pyme que ingrese al mercado de exportación. “Así se agrega competitividad a las exportaciones pyme en términos de disputa de mercado”, afirmó.

Sergio Massa (Unión por la Patria).
Sergio Massa (Unión por la Patria).

Con respecto al sistema tributario destacó que es necesario ir hacia una simplificación, con un acuerdo federal. “Simplificación y progresividad. El mayor esfuerzo tiene que estar puesto en quienes más pueden”, indicó y añadió: “Esta es una gran reforma que tiene que estar acompañada por la moneda digital”.

Se perdieron cerca de 100.000 pymes

La famosa grieta surgió con fuerza en el país hace 20 años, aproximadamente, y desde entonces se sostiene inalterable, sin embargo, desde CAME sortearon esa inmensa brecha con datos que por su propio peso dejan afuera cualquier tipo de especulación y más en tiempos electorales.

Así como Alfredo González, titular de CAME remarcó que las pymes representan el 99% del arco productivo y emplean al 70% de la mano de obra, también remarcó que indistintamente del color político del gobierno de turno, en los últimos 15 años en el país se perdieron 90.000 pymes.

“En el 2008 éramos 620.000 empresas y hoy somos 530.000, por lo que hace más de una década que venimos en baja con las empresas y eso por supuesto se ve en la gran informalidad comercial y la gran informalidad también que hay en lo laboral” y “todavía ningún arco político ha podido solucionar esa crisis”, remarcó.

Ante esa realidad, González solicitó políticas que reviertan esa situación, al menos “a mediano plazo” y que tengan una mirada federal “real” y “no solo de papeles”.

Alfredo González, titular de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
Alfredo González, titular de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

“Nosotros siempre hablamos de federalismo, somos federales y generamos federalismo porque trabajamos en lo territorial, trabajamos con consenso con las entidades a lo largo de lo ancho del país, el candidato de donde sea no importa el problema es que realmente tenga sentido de federalismo y no tener un federalismo de papeles como tenemos hoy en Argentina, que en la práctica es un país unitario porque se van dando las políticas desde el centro del país y la agenda productiva se deben generar desde el interior hacia el centro”.

Si bien reconoció que “la mayoría expresan” ese federalismo, “de ahí a la práctica todavía estamos a la espera”.

Los pedidos claves del sector

Desde CAME dejaron muy en claro que cualquier programa económico que se adopte, tiene que apuntar como primera medida y urgente “un plan antiflacionario” aplicable “lo más rápido posible y es fundamental, no solamente para la microeconomía, sino para todo el país”, afirmó González

“Todo el arco político debe entender el llamado que está haciendo la población argentina y principalmente el sector productivo para salir adelante y entender que para salir de esto tenemos que trabajar”, afirmó el presidente de la entidad.

Por otra parte, el titular de CAME hizo hincapié en la necesidad de terminar con el “anarquismo tributario” porque “si seguimos con este anarquismo en el que un municipio hace una ordenanza, una provincia genera leyes, cualquiera sea de carácter impositivo, realmente hace que trasladar un producto dentro del país sea más difícil que llevarlo afuera, porque generamos barreras o aduanas internas que realmente hacen imposible salir adelante”.

En lo que hace al mundo laboral, González sostuvo que las leyes “se deben adecuar a los nuevos términos, al nuevo mundo laboral” para colaborar también “en la generación de nuevos emprendimiento” porque “hay muchas empresas con nuevos formatos que hoy están creados que no están dentro de la leyes laborales de los años 70″El presidente de CAME dijo que es tiempo de “dar ese debate” y al mismo tiempo aclaró que “siempre teniendo en cuenta y nunca sacando los derechos adquirido, es de acá para adelante. Debemos entender al mundo que está hoy, no el que viene”, remarcó

La visión mendocina

El empresariado mendocino estuvo representado en el encuentro en la CAME por los integrantes de la Federación Económica de Mendoza (FEM).

Santiago Laugero, presidente de la FEM pidió lo que es afín a todo el sector “necesidad de reglas claras que no desconcentren los esfuerzos de los empresarios en lo que tenemos que hacer, que es producir más y mejor”, dijo

Laugero, un hombre vinculado fuertemente al sector de la construcción, realizó un análisis sobre las alternativas que se barajan hoy en día para modernizar el sistema laboral argentino.

La posibilidad de implementar a gran escala un sistema similar al que tiene la UOCRA con el seguro de desempleo, el titular de la FEM consideró que “se puede tomar como base para todas las actividades en las que hay rotación de empleo como la construcción, obviamente, pero también el turismo o el trabajo rural en la temporada, entre otros”.

“Entiendo que se puede trabajar el mecanismo de un ahorro preventivo y con menores costos de indemnización que generarían una espiral este provechosa”, agregó.

En el caso de “actividades que tienen necesidades de mayor formación del recurso humano, como pueden ser empresas con base más tecnológica o más industrial, probablemente haya que pensar en sistemas con mayor vigencia de los trabajadores, pero donde el impacto de las cargas y los impuestos no desmotive las contrataciones”.

Sin mencionar la grieta como tal, Adolfo Trípodi planteó la necesidad de salir de la disputa eterna en si misma porque “todo el mundo sabe lo que hay que hacer” pero “nunca se discute el cómo” llevarlo a la práctica.

“Las reformas son fundamentales para ir hacia un camino de progreso que sea fructífero pero lo más grande y poderoso que tiene que surgir de todo esto es la necesidad de generar consenso, de generar diálogo, porque en la Argentina pareciera ser que todo el mundo sabe lo que hay que hacer, el tema es el cómo nos sentamos en una mesa para acordar esto con seriedad, como lo hace todo el mundo”, expresó al término del encuentro.

“Esto es lo que nosotros como empresarios pymes les tenemos que reclamar a la diligencia política que sean capaces de articular con el sector privado los caminos de solución”, afirmó.

Por su parte Alejandro Orlando, aseguró que a la dirigencia política y en particular los que aspiran a gobernar el país, “no les quedó otra” que tener que poner en la agenda temas como la reforma laboral o impositiva, porque las circunstancias apremian.

“Es un reclamo que venimos haciendo en forma unificada toda la federaciones y cámaras que integran la CAME de hace muchos años y hoy yo creo que ya hay una situación de coyuntura que obliga a atender este reclamo, me parece que no les queda otra”, sentenció.

Los pedidos para Mendoza

Para el empresariado mendocino, es necesario abordar la problemática vinculada a la logística y profundizar más en la trascendencia que tiene el turismo como fuente de ingreso y un importante generador de mano de obra.

“Mendoza en particular tiene muchas cosas para reclamar a la Nación si nosotros queremos seguir preservando nuestro privilegio de ser el corredor bioceánico, tenemos que conseguir que la nación nos haga inversiones importantes en infraestructuras vial y de logística para poder preservar este privilegio”, dijo Trípodi

Orlando avanzó en esa mirada estratégica planteando dos grandes nodos viales repartidos entre el norte provincial y el sur mendocino.

“Con el desarrollo que va a venir acompañado de Vaca Muerta también de Potasio Río Colorado creo que podemos hablar de dos nodos viales bien demarcados, uno el de la ruta 7 que ya está consolidado y el otro el de la ruta 188 (Alvear con Malargüe) que es donde estamos trabajando fuerte con la FEM desde hace tiempo, con el desarrollo logístico de los pasos del sur de Mendoza. Ahí tenemos que enfocar el desarrollo para mirar hacia los socios que ya tenemos y comerciar más con ellos”, comentó.

En tanto Laugero le apuntó más al turismo y aseguró que es una actividad que hay que cuidar y potenciar ya que “para Mendoza se ha convertido en una actividad de enorme desarrollo y de enorme potencia y con una gran importancia por el impacto que tiene en la generación de puestos de trabajo”.

“Entendemos que es una actividad a la que hay que hay que cuidar enormemente porque es una gran generadora de divisas y también de trabajo muy importante en nuestra realidad provincial”, indicó.

No es perverso importar

El ministro de Economía y candidato, Sergio Massa fue claro durante su exposición en la CAME al referirse a las autorizaciones (SIRA) para el pago de importaciones. En pocas palabras aseguró que es la herramienta que tiene el gobierno para manejar el flujo de dólares que salen al exterior en un marco de extrema escases de divisas como las que tiene hoy el país.

José Luis Lopetegui, especialista en comercio exterior y director de CAME, le dio la derecha, sin embargo, habló sobre la necesidad de tener prioridades.

“El 75% de los productos que se importan son bienes de capital, o elementos para producir bienes de capital o insumos que se van a destinar a la producción, entonces no es perverso importar, porque yo voy a tener que importar esos elementos para poder exportar”, afirmó.

Mientras que “solamente el 14% o el 15% de los productos que se importan son bienes que van directamente a la góndola, que pueden ser condimentos, adornos, juguetes, entre otros”, agregó el especialista.

Ante esta realidad, Lopetegui aseguró que “la administración del comercio está muy bien y es algo que permite la Organización Mundial del Comercio (OMC) el tema es que necesitamos tener jerarquías (en las autorizaciones de importaciones) y un sistema transparente, ágil, desburocratizado y con algún referente del otro lado con quien hablar, alguien tiene que escucharnos”, pidió.

“Todos los comercios son legales, pero hay jerarquías, continuó Lopetegui su análisis, no es lo mismo una importación de macetas que traer insumos para medicamentos, o un corcho para producir y después exportar vino, tienen mayor jerarquía. Hay que hacer trazabilidad de los productos”, añadió.

Para el director de Comercio Exterior de CAME, en tiempos en que los dólares escasean “el problema no es la SIRA, el tema central es, como hacemos con los pocos dólares que hay para que se dediquen a generar más exportaciones para así poder tener los dólares que no nos perjudiquen para volver a importar”.

“Hay que mover la rueda económica importando esos elementos, esos insumos que son de urgencia, que deberían ser parte de esa jerarquía, para después convertirlos en exportaciones”, redondeó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA