Casos de éxito: Mendoza aumenta sus exportaciones gracias a productos innovadores

En términos generales, las exportaciones de la provincia crecen, pese a la caída en el principal producto exportador de Mendoza (el vino), y se destacan productos con elementos innovadores como los que encuentran nuevos mercados, así como el aceite de oliva con identificación propia de la provincia.

El sello de la Indicación Geográfica permite asegurar la calidad del aceite de oliva. Imagen: Gobierno de Mendoza
El sello de la Indicación Geográfica permite asegurar la calidad del aceite de oliva. Imagen: Gobierno de Mendoza

Las exportaciones mendocinas vienen creciendo en términos generales, si se toma en cuenta que en los primero cinco meses del año 2023 se calculó un total general de 535 millones de dólares, frente a los 635 millones de dólares entre enero y mayo de este año. No obstante, ese crecimiento del 18%, si se analiza por rubros, esconde caídas en rubros como “vino de uva” (-4%) y aumentos en productos primarios como ajos, cebollas, frutas y demás (+54%).

Pero quizás uno de los rubros que más se destacó por el incremento en las exportaciones durante los primeros cinco meses del año, es el del aceite de oliva que se explica por una cosecha baja en los principales países exportadores del mundo.

De acuerdo con el Jefe de Promoción Comercial de ProMendoza, Fernando Urdaniz, “Argentina es un productor importante de aceite de oliva, pero está lejos de ser el primero. España es el principal jugador del mercados y este año tuvo una mala cosecha, se quedaron sin aceitunas y por ende, sin aceite de oliva”.

“El mundo está acostumbrado al abastecimiento de España, y esa mala cosecha se replicó en Italia y otros países de Europa”, agregó. Dicho faltante motivó a que los importadores empezaran a “mirar mercados periféricos” y Argentina se puso en el radar, especialmente luego de que Laur fuera elegida como la Número Uno del Mundo por tres años consecutivos.

Vale recordar que, en junio de 2022, Mendoza tuvo un logro histórico al convertirse en la primera región del continente americano en tener el sello Indicación Geográfica (IG) para sus aceites de oliva extra virgen. En esa fecha, se presentó la etiqueta IG que llevan los envases. Así, el consumidor puede saber cuál es el aceite IG, que es un sello de excelencia.

La superficie actual cultivada –unas 13.000 hectáreas– permite producir unas 80.000 toneladas: 50.000 para aceitunas verdes y 30.000 aceite, lo que deriva en 4.800 toneladas de aceite de oliva.

De todas maneras, los niveles de producción constituyen una dificultad a futuro y es que de acuerdo con Urdaniz, la materia prima es escasa, muchos olivares han sido erradicados para darle paso a otros cultivos o proyectos inmobiliarios y si la demanda continúa, algunas aceiteras se verán obligadas a comprar aceitunas de otras regiones para abastecerlas. “Lo importante es que las oportunidades están y que las empresas locales se puedan adaptar”, sumó Urdaniz.

Así, de acuerdo con el Área de Inteligencia Comercial de ProMendoza, en función de los datos de la DEIE, en el periodo de tiempo señalado, se exportó aceite de oliva por 9 millones de dólares, frente a los 6,5 millones de dólares del año anterior.

En contraste, el titular de ProMendoza destacó que el principal producto de exportación de Mendoza, el vino, no creció, pero se observa una desaceleración de la caída. “Hemos tenido caídas por encima del 20% y hoy estamos en un 6%”, comentó y agregó que, aunque el número continúe en números rojos, se ve una señal de que esa caída va a seguir disminuyendo e incluso a revertirse, una señal importante para una industria que resulta ser “tan importante para Mendoza”.

Muy por el contrario, el segundo producto primario más exportado de Mendoza: los ajos, tuvieron un incremento del 69%, pasando de 46.168.426 a 78.043.165 dólares. Este sector también encuentra una dificultad que deberá sortear y tiene que ver con que el ajo chino pronto inundará Brasil, con un precio sensiblemente más bajo y en caso de renovarse las medidas antidumping, Mendoza quedará protegida, pero este año se podrá renovar dicho acuerdo por última vez y por los próximos cinco años.

“Esto daría un poco de respiro para los próximos años pero después, Mendoza va a tener que buscar otros mercados, México y Taiwán también están en el radar pero la demanda no absorbe lo que hoy compra Brasil”, agregó Urdaniz.

Otro aumento a destacar es el de los frutos secos, que aunque inferior a los ya mencionados, de acuerdo con el especialista, significa un impacto importante para el sector: de 10,5 millones de dólares a 12,6 millones (19%).

Plantines de Pistacho de "Frutos del Sol Juan Bravo"
Plantines de Pistacho de "Frutos del Sol Juan Bravo"

Frutas secas: innovación y el “oro verde”

Para Mendoza todavía queda espacio para innovar en los frutos secos, tal como señaló Leopoldo Bravo, uno de los propietarios de Frutos del Sol Juan Bravo, la pistachera más importante del país con unas mil hectáreas de pistacho en San Juan (superior a la producción total de Mendoza) y señaló que se trata de un producto que tiene muchas posibilidades de crecimiento para la Argentina.

“El pistacho se vende en los mercados de China, Europa y América Latina. Es una inversión interesante, tanto para el agro sanjuanino como para el mendocino, es una opción de diversificación”, señaló el empresario y destacó que incluso puede tenerse en cuenta si se la compara con el cultivo de la vid.

El empresario sanjuanino destacó cómo se trata de un producto que está creciendo en toda la región. De hecho, en Mendoza, de acuerdo con el Relevamiento Nacional de Frutos Secos 2016-2017 y el último corresponde a un sondeo en 2023 de la Asociación Frutos Secos de Mendoza (AFSM). Entre 2010 y 2016, prácticamente no varió la superficie (31 ha), pero para 2021 el número había crecido a 323 ha., un año después, el pistacho avanzó a 651 ha y el año pasado llegó a 770 ha, casi 25 veces más que en 2016.

Al igual que sucede con todos los frutos secos, el precio se fija a nivel internacional, y en el caso del llamado “oro verde” entre estos, con cáscara se vende en torno a los u$s7,50 u u$s 8,50, en los mercados tops. “Sin cáscara, el precio sube a $16.50″, destacó el empresario.

“Ese es el precio ya procesado, el que se compra en todo el mundo, y resulta muy redituable. Hay demanda, tanto los productores como las plantas de procesamiento encuentran a quién vendérselos. Hay demanda en todo el mundo, Estados Unidos o Irak son los principales exportadores, pero aun así hay mercado para todos, nosotros estamos en esto hace 37 años y hemos visto ese crecimiento”, agregó Bravo.

Juan, Patricio, y Leopoldo Bravo de "Frutos del Sol Juan Bravo"
Juan, Patricio, y Leopoldo Bravo de "Frutos del Sol Juan Bravo"

Nuevos mercados, con productos diferenciales

Además de conseguir el histórico sello de Indicación Geográfica (IG) para su aceite de oliva (26 marcas de 17 olivícolas certificadas), Mendoza va camino a posicionarse como referente mundial de la cebolla dulce: es menos picante, ideal para gastronomía y tiene excelente recepción y demanda en mercados como Estados Unidos y Europa.

Al respecto, Gerardo Arribas, técnico a cargo del Sector Alimentos Frescos de ProMendoza, resaltó que desde ProMendoza se le dio apoyo al proyecto – junto al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y a los productores mendocinos-, desde dos puntos: “por un lado haciendo misiones técnicas para que la gente del proyecto aprendiera en los mercados en los que se trabaja desde hace mucho tiempo (la cebolla dulce); y por otro lado, desde el punto de vista comercial, logrando acceder al mercado americano, junto a la empresa más importante del sector y al mercado europeo, con un crecimiento exponencial en los últimos años”.

Este producto de speciality que solo se hace hoy en Mendoza, y encuentra mercados en Estados Unidos y Europa. Esta cebolla va a ir desplazando a las otras a futuro, como esta pasando en estos mercados y para otros rubros o cultivos se puede replicar el modelo de negocio, sin ninguna duda”, cerró Arribas.

Cebolla dulce
Cebolla dulce

Así sucedió con la producción de papas, la empresa Simplot se expande en el sur de la provincia, pero con un modelo innovador, “pionero en la fabricación de papas pre-fritas”.

Otro caso de éxito exportador, pero desde el sector metalmecánico, es el de Prunext una empresa mendocina que ha participado en ferias internacionales con ProMendoza. En el último año vendió 20 líneas de procesamiento y máquinas para la industrialización de ciruela deshidratada por operaciones que promedian entre 50 y 70 mil dólares cada una, aproximadamente.

Los integrantes de la empresa destacaron que estudian año a año el mercado mundial y especialmente los países en donde sus maquinarias son necesarias y competitivas.

Con ese estudio, desde mediados del 2023 empezaron a centrarse en China, donde la ciruela procesada ha comenzado a ser furor.

Con ese estudio, desde mediados del 2023 empezaron a centrarse en China, donde la ciruela procesada ha comenzado a ser furor. “Ellos han implantado ciruela y, además, compran en fresco y procesan. Vimos una oportunidad comercial muy clara y comenzamos a desarrollar tareas de investigación tanto del mercado como en inscripciones y patentes, para tener todo listo en caso de concretar ventas”, explicó Mauricio Bustos, uno de los cuatro socios fundadores, quien se reunió con la titular de ProMendoza Patricia Giménez a finales de junio.

“En otros mercados hemos hecho publicidad en redes sociales, pero China, en ese sentido, es impenetrable desde occidente. Como parte de nuestra estrategia comercial hemos enviado en varias oportunidades máquinas a prueba, costeando nosotros el flete y los impuestos de liberación en el país de destino, como para dar una muestra de confianza y seguridad de los equipos que fabricamos. El trabajo dio sus frutos y hemos logrado posicionarnos”, agregó.

Más de 20 empresas mendocinas se animan a exportar por primera vez

ProMendoza anunció que hay 22 nuevas empresas inscriptas y 8 consultores que serán parte de ÁgilNex, el programa de asistencia técnica de pequeñas y medianas empresas de la provincia que buscan llegar con sus productos y servicios al exterior y que comienza este 1 de julio.

Pymes pertenecientes a los sectores de “Servicios Basados en el Conocimiento”, de alimentos procesados, industria vitivinícola y productos industrializados participarán del nuevo programa que utiliza metodologías ágiles, enfocadas en gestión de proyectos orientados a dar los primeros pasos para exportar.

De las 22 empresas participantes hay de todos los rincones de la provincia y de diferentes rubros: una de software y hardware para seguimiento satelital y smartcities, una de Implementación de software en empresas y desarrollo de aplicaciones , dos secaderos que incluyen ciruela, durazno, tomate y uvas sin semilla, una fábrica de alfajores, una de productos gourmet, trece bodegas, una de frutos secos, una de fertilizantes granulados, solubles y foliares y un fabricante de pinturas de uso arquitectónico e industrial y revestimientos texturales.

ÁgilNex consiste en una consultoría profesional personalizada, que logre que en 6 meses una pyme haga avances concretos en sus primeros pasos para exportar.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA