Aysam solicitó un aumento de 50% en la tarifa del agua potable

. El ajuste pedido se compone con los 30 puntos porcentuales que el Poder Ejecutivo no otorgó en 2019, y los 20 puntos que se encuentran pendientes desde junio.

Operaciones. La empresa solicita un ajuste tarifario para destinarlo a cubrir costos e insumos que están dolarizados. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.
Operaciones. La empresa solicita un ajuste tarifario para destinarlo a cubrir costos e insumos que están dolarizados. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.

El 25 de noviembre tendrá lugar la audiencia pública para discutir un nuevo incremento en la tarifa de agua y saneamiento en Mendoza, cuyo principal operador es Aysam. Desde la empresa adelantaron que pedirán una suba del 50% para cubrir costos operativos e insumos, que en parte dependen de la cotización del dólar.

El pedido será evaluado por el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), aunque el gobernador Rodolfo Suárez tendrá la última palabra sobre el porcentaje de ajuste.

La tarifa actual

En la última Audiencia Pública, que tuvo lugar en diciembre de 2019, Aysam solicitó un aumento del 160%. El EPAS autorizó la suba, pero el Poder Ejecutivo otorgó un 130%. A partir de enero se aplicó el incremento en forma escalonada pero quedó pendiente un 20% que sería efectivo desde junio.

El atraso tarifario actualmente es del 50%, (los 20 puntos porcentuales que quedaron pendientes en el sexto mes del año y otros 30 puntos que el Poder Ejecutivo no le otorgó a la empresa en 2019). Desde la empresa entienden que para el próximo periodo (2020/2021), además, se debería solicitar un incremento que se corresponda con el porcentaje de inflación.

“Hay que tener en cuenta que la inflación afecta al funcionamiento de la empresa, ya que los precios de los insumos (cloro, cañerías, válvulas y demás) están dolarizados”, indicaron desde Aysam.

El 15 de enero de 2020 se publicó en el Boletín Oficial el Decreto N°46 del Ministerio de Planificación, resolviendo los incrementos de tarifas para los servicios de agua y cloacas de Aysam. Quedó establecido que a partir de esa fecha (15 de enero), los servicios de agua y saneamiento tendrían el siguiente incremento: en principio un 60%, otro 20% a los 60 días, y el 20% final a los 120 días, pero este último no llegó a aplicarse.

También quedaron establecidas las tarifas mínimas bimestrales para agua edificado, $ 388,40; cloaca edificado, $ 388,40; agua y cloaca edificado $776,80; agua baldío, $ 147,60; cloaca baldío $ 147,60; agua y cloaca baldío $ 295,20 (los valores no incluyen IVA).

Servicios de gas y luz

El servicio de agua y saneamiento es de competencia provincial, al igual que el Valor Agregado de Distribución de la Luz, componentes para los que las distribuidoras eléctricas acusan retrasos de entre el 70% y 90%. En los cuadros tarifarios de gas y luz (los otros componentes de la factura) interviene el Gobierno Nacional. Estos últimos llevan ya dos años congelados.

Según adelantó el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán cuando presentó el Presupuesto 2021, si la pandemia lo permite, el próximo año se irá normalizando la situación y, para ello, ya se iniciaron conversaciones con las empresas prestadoras. De acuerdo a lo informado por los funcionarios, los valores se ajustarían en torno al 29% de inflación que figura en la pauta de gastos 2021.

En cuanto a los subsidios, el gasto proyectado para la energía y el transporte es de $ 805.855 millones, que equivale a 2,2% del Producto Bruto Interno y representa el mismo nivel que el previsto en 2020. El 77,4% del total se destinaría a subvencionar al sector de gas y electricidad, y el 22,6% al transporte, según el trabajo que publicó la Oficina de Presupuesto del Congreso de la Nación.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA