Los ravioles de chorizo con los que Cande Vetrano logró conseguir la medalla de plata en MasterChef Celebrity 2

La actriz sorprendió a Donato De Santis con una pasta insólita.
La actriz sorprendió a Donato De Santis con una pasta insólita.

La actriz enfrentó uno de sus peores miedos en vivo con el objetivo claro de ganar en la noche. Junto a Georgina Barbarossa, sufrieron y triunfaron con sus originales preparaciones.

Uno de los peores desafíos de MasterChef Celebrity 2, o al menos así definió la noche Cande Vetrano cuando le dijeron que debía estar 4 minutos a oscuras en un mercado donde chinculines colgaban del techo y muñecos bloqueaban el camino.

La noche de los mejores platos comenzó con un nuevo desafío que le puso los pelos de punta a la actriz. El jurado presentó bajo la clásica “buena y mala” noticia. Primero contaron que tendrían un minuto más en el mercado para poder recolectar sus ingredientes, pero inmediatamente todo se oscureció cuando la mala noticia era que su única luz seria una tradicional estrellita navideña. Terminada la chispa, los participantes deberían continuar sus compras a oscuras.

“No creo poder hacer esto. Lo digo de verdad”, decía incrédula al enfrentarse a uno de sus peores miedos: la oscuridad. Llegado el momento todos pudieron comprobarlo: la actriz se pasó mayor parte del tiempo temblando, con los ojos cerrados y hasta con algunas lágrimas.

“Es la peor pesadilla de mi vida en un programa de televisión”. Pero la noche la esperaba con más sorpresas.

Los insultos de Georgina Barbarossa y el triunfo de Candela

Otra de las que sufrió un importante desliz en la prueba fue Georgina Barbarossa que, sin querer, hasta terminó insultando a los jueces. “Ustedes me quieren matar. Ustedes tienen un arreglo con mis hijos para cobrar mi seguro de vida”, dijo primero a los productores tratando de reírse, pero con la ansiedad en la garganta. Aunque la actriz trato de mantener el humor, no pudo evitar una sarta de insultos a todos los presentes. “¡Qué hijos de su madre! ¡No sé dónde estoy! ¡Estoy recontra trabada, la p$%a madre!”, gritaba desde adentro provocando todo tipo de risas.

“¡Ay! ¡Hay como una rata! ¿Qué &ierda es esto? ¿Qué es esto peludo que tengo acá? ¡Ay! ¡Lo agarré! ¡Lo agarré y lo metí!”, dijo sobre un changuito de conejo, con el que tuvo que preparar posteriormente su plato.

Incluso cuando salió y les dijo a las cara a los jurados “Qué pedazos de hijos de puta, las cosas que me metieron, casi me muero de un infarto”, los presentes no podían parar de reír.

Pero al final, la noche benefició a ambas con unas originales preparaciones que encantaron a los chef. Apresurada pero con mucha creatividad, la ex Casi Ángeles preparó unos ravioles de chorizo, con toques de hongos, puerro, ciboulette y salsa de tomate. Sus “Raviochori” dejaron sorprendido a Donato de Santis, que la elogió de arriba a abajo, mientras Martitegui estaba feliz con el resultado y los consejos que la joven había seguido. “Cierra por todos lados tu plato”, le dijo.

El sufrimiento valió la pena, porque Cande se llevó la medalla de plata con su pasta, mientras Georgina la de oro gracias a una polenta grillada.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA