martes 20 de abril de2021

El futbolista ha sido acusado por su ex mujer.
Da La Nota

El mensaje sobre el karma de Matías Defederico tras el llanto de Cinthia Fernández

El ex de la panelista no se había pronunciado hasta el momento y ahora solo dejó una publicación en su Instagram que puede ser una clara devolución a los dichos de Fernández.

El futbolista ha sido acusado por su ex mujer.

Hace una semana que Cinthia Fernandez hizo un extenso relato sobre su relación con el padre de sus tres hijas, Matías Defederico. Aunque en el pasado la ahora panelista se había referido a algunas situaciones que vivió durante su largo noviazgo, nunca se había animado a relatar con lujo de detalles varios episodios de violencia física y verbal que soportó durante años.

Pero, como libro abierto, la semana pasada terminó hasta llorando en vivo frente al recuerdo de muchos de los peores momentos que vivió con Defederico. Algunos de los sucesos incluían maltrato, abandono, violencia y celos excesivos. Incluso confesaba que no comprendía como había llegado a tener tres hijas con él.

Frente a tal panorama, el futbolista se había mantenido en silencio. Pero ayer publicó una imagen en sus redes con un contundente mensaje que, a pesar de no mencionar a Cinthia, tiene una clara indirecta. Refiriéndose al karma y a las vueltas del destino, Defederico subió la foto en donde se lo ve junto al número 360, apuntando tal vez a un giro inesperado de las cosas.

“No pienses mal de mí, yo no te deseo el mal, tan sólo pretendo que la vida te recompense con lo que te mereces, que eso quizás te pueda resultar más doloroso todavía...”, escribió como descripción y mensaje sobre todo lo dicho en los portales.

El mensaje de Defederico es de tranquilidad.

El relato de Cinthia Fernández

Entre los relatos más escalofriantes de la angelita, contó de una noche en específico, cuando terminó en un hospital de Chile. “Fue muy doloroso para mí y claramente fue un límite”, dijo cuando comenzó a contar.

“Una noche él volvió ya de mañana, a las 8, totalmente borracho, un estado que yo acostumbraba a verlo. Le pregunté: ¿'Dónde estuviste?’, una pregunta normal para alguien con quien estás viviendo una familia, algo que pretendía yo. Y se puso muy agresivo: ‘No me jodás’, me dijo”, contaba sobre aquella noche.

Luego, dio paso a la agresiva respuesta que obtuvo de su ex pareja: “Él se tira a la cama porque no se podía mantener en pie. Y yo le agarro el teléfono para saber dónde había estado. Como pudo, él se levantó, yo me encierro en el baño. Y empezó a las patadas con la puerta. Entró al baño y yo tratando de ver lo que tenía en el celular”.

“Mis hijas estaban durmiendo, la niñera estaba en otra habitación. Me saca el teléfono de la mano y lo estalla contra el piso. ‘Esto querías ver, hija de puta, miralo ahora’, me dijo”, contaba ya al borde de las lágrimas.