Eduardo Costantini y Elina Fernández adoptaron dos familias de carpinchos: “Están en la casa como un perro más”

Eduardo Costantini y Elina Fernández adoptaron dos familias de carpinchos.
Eduardo Costantini y Elina Fernández adoptaron dos familias de carpinchos.

El empresario es uno de los creadores de Nordelta, el exclusivo barrio de Buenos Aires que sufre la superpoblación de estos enormes roedores.

Eduardo Costantini y la mendocina, Elina Fernández, son bastantes reservados con la intimidad de la pareja, salvo algunas publicaciones que la modelo hace en sus redes en las que deja ver un poco de su vida con el millonario. Pero, días atrás, sorprendieron al contar en Debo Decir, el programa de Luis Novaresio, que adoptaron y conviven con dos familias de carpinchos que tuvieron 12 crías.

El empresario de 75 años y su esposa de 31 se muestran afianzados como matrimonio y en el programa de América TV no tuvieron problema de tocar diferentes temas. A Costantini se lo vio relajado y con tranquilidad opinó de una situación que preocupa a los habitantes de Nordelta, donde ellos viven. Incluso, desde su lugar ellos hacen su aporte a la problemática.

Primero, el economista aclaró que hay un estereotipo errado sobre la gente que vive en el exclusivo barrio que él mismo creó en la Provincia de Buenos Aires. “En un país donde hay más del 40% de pobreza, los nordelteños están vistos como una elite. Y se producen un montón de problemas: tuvimos los narcotraficantes, tuvimos la cheta de Nordelta, que era una cosa patética”, comentó Costantini.

Y luego, se refirió a otra de las problemáticas que se hizo viral en el último tiempo, la de la sobrepoblación de carpinchos. Y, si bien aclaró que no es nueva esta situación en el barrio, planteó una posible solución para el problema.

“En realidad había una población mucho menor de carpinchos. Porque antes eran atacados hasta por el ser humano que iba a cazarlos. En cambio, desde que se construyó Nordelta, no hay ningún depredador, por lo que tienen un ecosistema con una taza de crecimiento enorme”, expresó.

“Lo que hay que encontrar es un sano equilibrio de convivencia entre la fauna y la flora y los habitantes”, comentó como una posible solución.

Incluso, Eduardo y Elina comentaron que ellos los atienden como sus mascotas. “Están en la casa como un perro más. Hace tres días tuvieron 12 crías, son chiquititos. Porque son dos familias de carpinchos las que tenemos viviendo al lado de casa. Por eso nosotros les vamos a recrear su lugar, con más espacio. Pero son divinos”, sostuvo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA