Vacacionar en Chile una quincena costará, por lo menos, $250.000: todos los precios para el verano 2022

A la devaluación del peso argentino se le suman gastos por protocolos sanitarios, por los que Chile exige PCR. A una familia tipo estos test le cuestan $90.000. Foto: José Gutiérrez / archivo Los Andes
A la devaluación del peso argentino se le suman gastos por protocolos sanitarios, por los que Chile exige PCR. A una familia tipo estos test le cuestan $90.000. Foto: José Gutiérrez / archivo Los Andes

Desde el 1 de enero el vecino país exigirá seguro médico y dos PCR (tres si no se tiene vacuna de refuerzo). A ello hay que sumarle gastos de alojamiento, transporte y alimentos.

Quienes deseen viajar a Chile deberán disponer de una buena cantidad de pesos o dólares para hacer frente a todos los gastos devenidos, no sólo en lo relacionado con lo sanitario, como los seguros o el PCR, sino también con los gastos de comida y combustible, que para los argentinos se han ido a las nubes producto de la devaluación.

Aunque estos son los anuncios realizados durante esta semana, fuentes consultadas por Los Andes indicaron que la situación podría modificarse en los días próximos a enero. Pero hasta el momento estas son las certezas que indican que una familia de cuatro personas deberá gastar, al menos, 250.000 pesos para vacacionar en el vecino país.

¿Esquema completo o dosis de refuerzo?

Además del seguro, también se les exigirá a los extranjeros no residentes (por ejemplo, a los mendocinos) un PCR negativo en el país de origen -con un máximo de 72 horas-, declaración jurada y la validación de vacunas aprobadas por el Ministerio de Salud chileno. En este último punto no queda clara la reglamentación.

Según se comunicó desde el vecino país, quienes no tengan “dosis de refuerzo” -esto es lo que no queda claro, ya que la mayoría de los argentinos tienen esquema completo pero no dosis de refuerzo o tercera dosis- deberán realizar un nuevo testeo – tampoco se aclara si es test de antígenos o PCR- al ingresar a Chile y aislarse hasta que el resultado salga negativo. Y para ingresar a Argentina, de regreso, se solicita un nuevo test de PCR.

Es decir que una familia de cuatro integrantes sin dosis de refuerzo deberá gastar, al menos, 26.000 pesos por cada testeo de PCR. Según la Asociación de Bioquímicos de Mendoza, el costo de cada uno de estos test depende del laboratorio pero oscila entre 6.000 y 9.000 pesos cada uno, es decir, un promedio de 7.500 pesos. De esta manera, si se considera que son tres las instancias (dos al ingreso y una a la salida de Chile) son 90.000 pesos por familia para el viaje completo.

Esto es considerando los precios argentinos, ya que el monto en los laboratorios chilenos puede ser mayor pero sirve como referencia.

Otro punto a considerar es que desde el gobierno de Chile se publican puntos gratuitos donde realizan PCR aunque no se indica si estos también son válidos para extranjeros.

Contar con un seguro

Desde el 1 de enero, cuando quede permitido el ingreso de argentinos por tierra a Chile dentro del “Plan de Fronteras Protegidas”, se deberá contar con un seguro por Covid que debe cubrir al menos 30.000 dólares en posibles gastos médicos. Esto puede significar un costo extra de 11.000 pesos por persona, y alrededor de 30.000 por familia (dos adultos y dos menores) que, en todos los casos, se pueden pagar en cuotas con la mayoría de las tarjetas de crédito bancarias.

El sitio “Protegetuviaje.com” tiene un plan promocional, con un descuento de 2.868 pesos que permite que por persona se gasten 11.472 en ese concepto. “El plan cumple con los requisitos migratorios de Chile”, según se anuncia y cubre hasta 60.000 dólares en gastos médicos (una opción más económica cubre 20.000 dólares).

Por otro lado, en “Coris asistencia al viajero” se puede encontrar un plan con una cobertura de hasta 30.000 dólares, que para cuatro personas (dos adultos de 40 y 35 años y dos niños de 8 y 6 años) llegaría a 29.540 pesos y “Universal Assistance” ofrece un plan de “multiviajes” con franquicia, que cubre hasta 80.000 dólares en gastos médicos, enfermedades o accidentes para un grupo familiar de cuatro personas y salas VIP, entre otras cosas, por 54.438 pesos.

Viajar en auto

Para llegar a Viña del Mar y luego regresar a Mendoza se necesitará un mínimo de 9.935 pesos. La distancia a recorrer será de 399 kilómetros por el paso internacional Cristo Redentor, por lo que ir costará 2.898 pesos (con un consumo de 31,92 litros a 90,80 pesos por litro de nafta súper) y para la vuelta habrá que tener en cuenta el precio del litro del combustible en Chile (1,25 dólares, que más impuestos suman 220,47 pesos argentinos, si se abona con tarjeta de crédito), por lo que habrá que considerar un total de 7.037 pesos.

Si la playa chilena a visitar fuera La Serena (una vez que se habilite el ingreso, al igual que sucede con Viña), el costo en automóvil con nafta súper será de 17.555 pesos. En este caso, habría que considerar 705 kilómetros yendo por Cristo Redentor y aproximadamente 56,4 litros de nafta súper a 90,80 pesos por litro. Para ir habrá que gastar 5.121 pesos y para volver, 12.434.

¿Y el alojamiento?

De acuerdo con las ofertas que se publican en el sitio Booking, un departamento de tres dormitorios (dos camas dobles y una individual) a 750 metros de la playa de Viña del Mar, puede costar 186.700 pesos, más 4.000 pesos en impuestos, por un total de 14 noches (del 1 de enero al 15 del mismo mes). En este caso, la opción permite alojar hasta cinco personas.

La oferta es variada y existen opciones de menor precio, aunque dependerá del tamaño, la cercanía a la playa y los servicios que se ofrezcan. De este modo, un hotel ubicado a 1,1 kilómetros de la playa para dos personas, en habitación doble, puede costar 50.893 pesos, con impuestos incluidos, en habitación doble. Otro, ubicado a 550 kilómetros de la playa, también en habitación doble para dos adultos, puede costar 50.894 pesos con desayuno incluido.

Otra opción que se describe como “departamento con increíble vista a Viña del Mar”, frente a la playa, con dos dormitorios (dos camas, una individual y una doble) se puede cancelar en 88.306 pesos, más 16.778 pesos en impuestos y otros cargos.

Asimismo, un “hotel boutique”, a 600 metros de la playa (habitación doble superior), con desayuno incluido, puede costar por 14 noches para dos adultos 126.474 pesos, más 24.030 pesos en impuestos y otros cargos.

Los números totales

El cálculo que sigue está hecho en base a unas vacaciones de 14 noches para cuatro personas. Como se dijo, el seguro de viaje para cuatro viajeros ronda los 30.000 pesos. A ello hay que añadirle, siempre en números aproximados, el costo de los PCR para los cuatro integrantes de la familia durante tres instancias, lo que equivale a 90.000 pesos, aproximadamente.

A ello se le suman los 10.000 pesos, por lo menos, de nafta si el viaje es a Viña del Mar. En tanto que el alojamiento asciende en promedio a 100.000 pesos. Y todos estos valores sin incluir los alimentos y gastos varios.

Así, si se suman todos los ítems mencionados, un viaje a Chile para cuatro personas costará como mínimo, sumando gastos varios, aproximadamente 250.000 pesos.

Sin cambios vía aérea

En cuanto a la conectividad aérea entre Argentina y Chile, los vuelos se mantendrán operativos. El traslado de turistas de un país a otro por medio de vuelos comerciales ya está permitido y se mantendrá sin grandes cambios.

Incluso, la expectativa de cara a las vacaciones de verano es que las aerolíneas sumen mayor frecuencias de vuelos que vinculen Mendoza con Santiago.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA