Vacuna rusa en Mendoza: cómo es el proceso para conservar el frío

La vacuna debe conservarse cuidadosamente sino se remite a Nación - Orlando Pelichotti / Los Andes
La vacuna debe conservarse cuidadosamente sino se remite a Nación - Orlando Pelichotti / Los Andes

Esta mañana arribaron las primeras 5.500 dosis para comenzar el martes la campaña de vacunación con la Sputnik V entre los integrantes del personal de salud.

Mendoza recibió esta mañana las primeras dosis de la vacuna rusa Sputnik V, para iniciar el martes la campaña de inoculación contra el coronavirus entre el personal de salud. El traslado y la conservación requiere de muchos cuidados, en especial por el frío.

A diferencia de la vacuna de Pfizer, que debe conservarse a 70 grados bajo cero, la Sputnik V requiere 18 grados bajo cero. Claro que, en el tiempo de traslado, deben adecuarse equipos y empaques. En Argentina, los viajes desde Avellaneda (Buenos Aires) se realizaron vía terrestre por Correo Andreani, lo que llevó a detallar un protocolo especial.

¿Cuántas dosis llegaron a Mendoza?

Este lunes arribaron 5.500. Una segunda tanda de igual cantidad (segunda dosis) llegará en enero. La campaña de vacunación iniciará el martes y tendrá como destinatarios los integrantes del personal de salud (guardias generales y UTI), principal línea de exposición frente al Covid-19.

A nivel nacional, en esta primera etapa llegaron al país 300 mil dosis de la Sputnik V, que fueron repartidas según población y capacidad a cada provincia. Se sumarán 5 millones de dosis en enero y 14,7 millones en febrero, con la opción de poder comprar 5 millones más.

Una vez que se cuente con mayor cantidad -hay acuerdos con AstraZeneca, por ejemplo-, la vacunación gratuita y voluntaria se ampliará a grupos de riesgo (adultos mayores, personas con enfermedad de base), personal de seguridad y educación y, por último, al resto de la población.

¿Cómo se hizo para conservar la vacuna rusa?

Sectores minoritarios que cuestionan la vacunación han copado las redes sociales con dudas sobre el proceso de cuidado de las dosis, ya que se da justo en el verano de Argentina. Pero, como en todo el mundo, las vacunas siguen a rajatabla un protocolo de seguridad. De no cumplirse, las dosis se devuelven y no se aplican a la gente.

Según indicaron desde Andreani, el primer traslado de la carga desde el aeropuerto internacional de Ezeiza hasta la planta de operaciones logísticas en Avellaneda se hizo el 24 de diciembre.

Personal especialmente capacitado se encargó de transportar los 56 thermopallets de vacunas en cinco semirremolques supercongelados para productos biológicos refrigerados a una temperatura de entre -18° y -30°C.

Llegada de las primeras dosis de la Sputnik V al Vacunatorio Central de Mendoza -
Llegada de las primeras dosis de la Sputnik V al Vacunatorio Central de Mendoza -
Llegada de las primeras dosis de la Sputnik V al Vacunatorio Central de Mendoza -
Llegada de las primeras dosis de la Sputnik V al Vacunatorio Central de Mendoza -

Otros dos vehículos viajaron como apoyo. Una vez allí, mediante medidores de temperatura calibrados y certificados, se verificó y registró que la carga cumpliera con las condiciones de calidad y temperatura adecuadas. Posteriormente se ingresaron en cuarentena al sistema de stock para su almacenamiento.

La siguiente etapa fue la de preparación de las vacunas, que se realizó en una cámara a -20°C. Las dosis fueron introducidas en más de 600 conservadoras de frío de 60L de capacidad, refrigeradas a una temperatura inferior a -18°C, a través de una combinación de placas eutécticas y hielo seco. Fueron identificadas con un rótulo externo que indica destino, número de remito, número total de conservadoras a entregar en cada destino, peso registrado, tiempo, fecha y hora de vencimiento del frío. Además, cada una lleva un Datalogger para verificar la trazabilidad y certificar que se han mantenido las condiciones de temperatura adecuadas durante todo el proceso logístico.

Los cuidados en Mendoza

Iris Aguilar, jefa del área de Inmunizaciones de la provincia, comentó esta mañana en radio Mitre Mendoza que “la caja viene acondicionada, no hace falta que venga en un avión térmico o un camión. A la caja si se la abre, se corta el frío inmediatamente. Pero adentro tiene hielo seco y platas eutécticas, que son una solución líquida que usamos habitualmente para preparar las cajas de vacunas que preservan vacunas bajo cero”.

Explicó que el Datalogger es una especie de reloj que se conecta a una computadora y sale todo el historial desde que salió de Rusia hasta que llegó hoy a Mendoza.

Las vacunas cumplen un protocolo muy preciso por el frío -
Las vacunas cumplen un protocolo muy preciso por el frío -

“Yo veo todo el historial y chequeo que haya estado siempre con -18°C. Si alguna de las dosis no estuvo a -18°C se embala y remite al Ministerio de Salud de la Nación”, añadió la funcionaria para llevar tranquilidad a la población.

Qué tan eficaz es vacunarse masivamente

“Hay que completar el esquema para alcanzar la eficacia que hemos escuchado tanto estos tiempos en los medios. La OMS habla de que una vacuna es eficaz cuando la eficacia es superior al 50%, todas las vacunas que se usan a nivel mundial superan el 90%. Quiere decir que de cada 100 que se vacunan, 90 van a tener la protección para no tener coronavirus”, dijo Aguilar.

“El tema de la inmunidad colectiva o de rebaño, esto de vacunar una cantidad de población objetivo para que el resto que no se puede vacunar quede protegido, en sarampión es del 95% y en polio, el 80%. En esta vacuna [Covid-19] los cálculos son un 60 a 70% para tener la inmunidad de rebaño. Parece bajo pero si vemos en el contexto de una vacuna discutida y demás, que logremos tener esa cantidad es un logro y enorme desafío”, aclaró.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA