Futbolistas solidarios organizan partidos y colectas de alimentos y ropa para niños de comedores y merenderos

Veteranos del fútbol colaboran con comedores en torneos seniors de Mendoza
Veteranos del fútbol colaboran con comedores en torneos seniors de Mendoza

Casi de manera espontánea, un referente de competencias para mayores de 45 encontró la manera de ayudar a quienes más lo necesitan.

Cuando Nelson Troncoso, organizador de torneos seniors de fútbol, comprobó que a través de la participación masiva de jugadores podía ayudar a los sectores que menos tienen, no lo dudó y puso manos a la obra.

Con una larga trayectoria futbolística –se destacó hace unos años en el club Instituto, siempre como jugador amateur- Nelson se dedica hoy a organizar torneos locales, aunque también recibe equipos de afuera, siempre con integrantes mayores de 45 años. Así, suele reunir a alrededor de 350 personas en cada evento.

La posibilidad de ayudar a un merendero surgió casi espontáneamente, cuando un equipo de Buenos Aires “tiró” la idea y se concretó la primera donación.

Imitando esa acción, en una reunión de delegados, planteó la idea de organizar colectas similares en cada encuentro y acercarlas a distintos comedores que necesiten una mano en estos tiempos de pobreza extrema y bajas temperaturas. El fin de semana pasado fue la primera experiencia y los resultados fueron mucho mejores de lo esperado.

El merendero beneficiado resultó ser “Los Pitufos”, con sede en Luján de Cuyo y con una gran afluencia de niños que necesitan acudir para recibir su ración diaria básica.

“Juntamos muchísimo: fideos, leche, aceite, galletas, frutas y verduras. Como siempre digo, una cosa es decirlo y otra muy diferente vivirlo. Por eso mismo decidimos acercarnos al lugar junto a otros delegados y fue muy duro contemplar la fila de niños esperando un largo rato que las puertas abrieran”, relató.

Si bien la idea, en un principio, fue apadrinar a una institución, luego fueron apareciendo otros comedores que también necesitan ayuda para sobrevivir teniendo en cuenta que muchas sedes corren riesgo de cierre frente a la falta de recursos.

“Por eso abriremos el abanico, insisto, las necesidades son numerosas. Aprovecho para agradecer la gran predisposición de toda la gente que participa de los torneos y también a muchas de las mujeres, esposas de los jugadores que se sensibilizan y activan este mecanismo”, subrayó el deportista solidario.

Nilda Domínguez, titular del merendero, se mostró agradecida con la ayuda, que no se limitó solamente a alimentos, sino que se amplió a ropa de abrigo y calzado. “Esto es algo que comenzó de corazón y de manera inesperada pero los resultados fueron fantásticos y seguiremos por esta senda. Es mucho más lo que hemos recibido que lo que hemos dado”, reflexionó.

Oriundo de Godoy Cruz, Nelson tiene una gran red de contactos que, sin dudas, le permitió llevar a cabo esta iniciativa solidaria con gran impacto social.

De hecho, los torneos, muchos de los cuales se llevan a cabo en un predio que administra en Guaymallén, son realmente multitudinarios y con la presencia de gran cantidad de participantes mendocinos y de distintos puntos del país.

“Fomentamos la amistad y el deporte, de manera que se trata de encuentros muy lindos, ideales para que se sumen nuevas ideas, como esta, más allá de lo que es la competencia”, amplió, para abrir las puertas a toda persona que desee participar de esta importante cruzada por los más necesitados.

Nelson recordó que las instituciones beneficiarias surgieron a partir de los propios jugadores y agregó que la colecta se realizó mediante un listado organizado para que no se repitan los productos. “Por eso, en general, cada cual tiene asignado un alimento o donación específica. Insisto, sería una alegría contar con más ayuda, por eso le pedimos a la gente que se contacte con nosotros para gestionar y acercar las donaciones”.

Si bien la primera “semilla” surgió de un equipo de Buenos Aires, Nelson juntó a los organizadores locales y les planteó: “En Mendoza hay muchas necesidades, pongamos manos a la obra por nuestra propia gente”. Y así empezó esta campaña que promete y va por más. Y concluyó: “Porque la realidad golpea y no podemos mirar hacia el costado”.

Cómo ayudar

Los interesados en colaborar con alimentos no perecederos, frutas, verduras, ropa de abrigo, calzado, frazadas y útiles escolares, entre otros elementos, pueden contactarse al teléfono de Nelson Troncoso: 2612 63-0265.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA