Donación de órganos y tejidos: donar es dar luz, vida y esperanza

Donación de órganos (Imagen ilustrativa/Archivo).
Donación de órganos (Imagen ilustrativa/Archivo).

Desde 1997, cada 30 de mayo se conmemora el Día Nacional de Donación de Órganos y Tejidos. La fecha se propuso por el nacimiento del hijo de la primera paciente que dio a luz después de haber recibido un trasplante hepático en un hospital público. Se trataba de María Obaya, que fue operada en el Hospital Argerich.

Desde entonces se puede afirmar que las donaciones no solo devuelven la visión, mejoran la calidad de nuestra existencia, salvan vidasy también ayudan a generar nuevas.

Gracias a la Ley 27.447, reglamentada en enero de 2019 (llamada Ley Justina por Justina Lo Cane, una niña de 12 años, que esperó en vano la llegada de un corazón), todos los mayores de 18 años son donantes de órganos y tejidos salvo que hayan manifestado fehacientemente su voluntad de no serlo.

La legislación establece que los costos que requiere el paciente para su atención deben ser cubiertos por obras sociales, prepagas o por la cobertura pública del Estado.

La familia Lo Cane ha impulsado la campaña Multiplicate x7 para concientizar la importancia de la donación. Cada persona puede donar 7 órganos: riñón, hígado, corazón, pulmón, páncreas e intestino además de tejidos: córneas, piel, huesos y válvulas cardiacas.

En el caso de las córneas, cada córnea puede servir para dos pacientes porque cada una es utilizada para un  trasplante endotelial (la capa más interna de la córnea) o para transplantes lamelares  del estroma corneal.

Gracias a los donantes, sus familiares y el equipo de salud se pueden asistir a miles de personas para prolongar su existencia y calidad de vida.

CAMEOF hace, de esta forma, un homenaje a todos aquellos que han pasado por esta dura circunstancia .Su consuelo es saber que su ser querido, de una forma, se  prolonga en otra persona que puede vivir y puede ver a través de sus órganos o sus córneas.

Mucho se ha hecho en procuración, en técnicas quirúrgicas y medios que mejoran la calidad de atención, pero es deber concientizar sobre las necesidades crecientes. Este año hubo 275 operativos y aún hoy hay 7.346 personas esperando para transplantarse y de ellos 2.801 están en lista para una córnea.

Está en todos nosotros -médicos, administrativos y funcionarios- lograr que los tiempos de  espera se reduzcan y las listas de pacientes desaparezcan. Que el sacrificio de Justina no sea en vano.

*El autor es médico oftalmólogo - Miembro de la Cámara de Medicina Oftalmológica.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA