Pagó su almuerzo con monedas de 10 centavos y el personal del restaurante se “vengó” de forma sorpresiva

Sucedió en el Reino Unido, cuando el hombre abrió su almuerzo, se dio cuenta que se lo habían cortado en pedacitos.
Sucedió en el Reino Unido, cuando el hombre abrió su almuerzo, se dio cuenta que se lo habían cortado en pedacitos.

Sucedió en el Reino Unido, cuando el hombre abrió su comida se dio cuenta que los empleados no dejaron pasar su forma de pago.

Pagó su almuerzo con monedas de 10 centavos y el personal del restaurante se vengó de la manera menos esperada. Un hombre en el Reino Unido protagonizó este hecho inusual y cuando abrió su comida, se dio cuenta que se lo habían cortado en pedacitos.

La imagen no tardó en viralizarse, por el lado de los usuarios están divididos ante el caso, algunos a favor de lo que sucedió y de la venganza sutil por parte del restaurante y otros determinantemente en contra de este accionar. Se encuentran entre los que les pareció una venganza cruel o innecesaria y los que lo vieron como algo divertido.

La polémica surgió a raíz de un usuario en Twitter que reveló el curioso caso, sucedido en el Reino Unido explicando que, “recibí un mensaje de uno de los muchachos esta mañana que decía: ‘Un muchacho que trabaja en Jaguar pagó su comida con monedas de 10 centavos esta mañana’”.

“Así era su comida cuando la abrió”, relató el resto del mensaje, que iba junto a una imagen donde puede verse el sándwich de salchicha cortado en pedacitos.

Un sándwich puede costar unas 3,5 libras (poco más de 450 pesos), lo que serían unas 35 monedas de 10 centavos.

Todo indica que esta situación -tener que contar tantas monedas- molestó a los trabajadores del local gastronómico y que según el tuit, estos se vengaron dividiendo el sándwich en 16 pedazos iguales.

“¿No es triste que alguien tenga que pagar su cena en 10 centavos? Te sientes mal por él”, decía una internauta. “Es bastante revelador de nuestra sociedad que nos burlemos de una persona trabajadora que tiene que pagar su almuerzo con una colección de monedas pequeñas, en lugar de pensar en ayudar a ese pobre hombre”, comentó otro.

“Yo le habría pedido a los del local que le pusieran salsa y vería cómo quitan cada pedacito para poner la salsa”, bromeaba otro. “Dios mío, esto es genial. ¡Elimina la masticación del almuerzo!”, apuntó otro tuitero.

También estaban quienes se sumaban a las motivaciones de la venganza: “Puedo respaldar este tipo de mezquindad”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA