lunes 10 de mayo de2021

Sólo suscriptores
Después de un año, subió la recaudación de impuestos provinciales: 6% en marzo
El ministro Nieri dice que tiene charlas periódicas con su par de Salud, Ana Nadal. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.
Política

Después de un año, subió la recaudación de impuestos provinciales: 6% en marzo

El dato es el primero positivo desde febrero de 2020, el último mes con economía abierta. Preocupación por nuevas restricciones ante el crecimiento de casos de Covid-19.

Después de un año, subió la recaudación de impuestos provinciales: 6% en marzo
El ministro Nieri dice que tiene charlas periódicas con su par de Salud, Ana Nadal. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.
Sólo suscriptores

Tras más de un año de números rojos y pasar meses profundamente complicados en términos económicos, el Gobierno registró un crecimiento de la recaudación provincial. De esta manera, se corta por el momento una etapa de malos resultados, que se profundizaron cuando se implementaron restricciones en el combate de la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, aún hay incertidumbre en el Poder Ejecutivo respecto a cómo seguirá el avance de un virus que está pegando con fuerza en la llamada segunda ola, ya que podrían tener nuevamente consecuencias negativas en las arcas provinciales si hay más medidas que recorten la apertura económica.

Según información del ministerio de Hacienda, Mendoza tuvo un crecimiento en términos reales del 6% en el mes de marzo, comparado con el mismo mes del 2020, por lo que revirtió números rojos que se tienen desde febrero del año pasado, último mes en los que la provincia tuvo una apertura total antes de los decretos de medidas de cuarentena y el último con margen positivo en recaudación.

La preocupación se mantiene en el Poder Ejecutivo, sobre todo por el avance del coronavirus a nivel nacional y provincial, y la posibilidad de que nuevas restricciones, como las que se aplicaron la semana pasada sobre todo para las actividades nocturnas, puedan volver a atentar contra la recuperación de la actividad económica provincial.

En la senda de la recuperación

El informe de las arcas provinciales marca que ingresaron a $6.067 millones por impuestos provinciales y $9.149 millones por impuestos nacionales en marzo, implicando una variación de 6 y 28 puntos por encima de la inflación respectivamente.

No obstante, si se toma el acumulado del 2021, todavía hay números rojos, ya que la recuperación de este mes no alcanzó a cubrir la baja que se tuvo en enero y febrero, que fue de un 10% negativo entre los dos meses.

De esta manera, se observa una disminución en el primer trimestre de un 2% en el caso de la recaudación provincial; mientras que hay un aumento del 15% de los ingresos por impuestos nacionales.

Por el lado nacional, en el que se ha evidenciado en los últimos 7 meses una senda de buenos números, su principal componente, que es el régimen general de coparticipación federal de impuestos (52% de los recursos nacionales), presenta un importante aumento acumulado en términos reales, del 53%, comparando con el mismo mes del año pasado, cuando ocurrió una importante disminución en la recaudación nacional durante el inicio de la cuarentena.

En tanto, ya a nivel de los impuestos locales, y siguiendo en la evaluación del primer trimestre, se puede observar que el impuesto de sellos, muy vinculado también al nivel de actividad económica, presenta un aumento del 22% real.

Por otro lado, los impuestos patrimoniales, Inmobiliario y Automotor, tuvieron un 39% y 9% de crecimiento real respectivamente; y en el caso de Ingresos Brutos, la recuperación de marzo todavía no compensa las disminuciones de los meses anteriores, acumulando 5% de disminución real en el período, sin tener en cuenta la moratoria del año pasado.

La tendencia de la “recuperación lenta pero constante”, según Nieri, se ve luego de un mayo del 2020 negro, cuando Mendoza tuvo una caída fenomenal, del 16% en términos reales; mes en el que Ingresos Brutos, impuesto que mide la actividad económica y que representa el 80% de la recaudación de Mendoza, tuvo una baja también tremenda, del 29%.

Cautela y contacto diario con Salud

Con respecto a por qué se ha comportado la economía provincial de este modo, Nieri destacó la decisión por parte del Gobierno de apuntar a la apertura de la economía en cuanto se ha podido, tratando de establecer un “equilibrio” con Salud, y teniendo en cuenta los contagios y porcentajes de camas de terapia intensiva ocupados en todo el territorio.

“La actividad económica se ve sobre todo en Ingresos Brutos y Sellos”, comenta el funcionario. De hecho, Ingresos Brutos tuvo su último incremento real en febrero del 2020, mes sin restricciones por pandemia; y volvió a tener una recuperación con números azule en este marzo, con un aumento leve de un 2% respecto al marzo del 2020.

Lo cierto es que Hacienda se maneja “con miradas cortoplacistas”, sobre las previsiones económicas, y que hay un contacto “casi diario” con la ministra de Salud, Ana Nadal.

“Para hacer las proyecciones hablo mucho con Ana María, para ver qué perspectivas hay de lo sanitario y por ende cómo podría regir lo económico”, marcó Nieri, y expresó que hay que ser “muy cautos, observando día a día la actividad y las posibles restricciones, que implica la incertidumbre en la gente”.

De acuerdo a las disposiciones locales y nacionales, agregó que “hay que ver con mucho criterio los próximos números” en términos económicos, y sostuvo que “en abril quizás crecemos, pero tenemos que ver cómo estaba el año pasado y con qué compararnos”.

Estas declaraciones se dieron ya que se evidencia que la provincia tendrá números sensiblemente mejores en términos de recaudación en abril, pero eso no significa que la provincia pase una mejor situación, sino que se compara con un mes que fue muy complicado en términos económicos, como lo fue el mes de abril del 2020; donde Mendoza estuvo en fase 1 y con la gran mayoría de los comercios cerrados.

De hecho, el informe finaliza indicando que “los niveles de recaudación responden a la posibilidad de sostener la actividad económica, por lo tanto, al permanecer la incertidumbre frente a la continuidad y severidad de las posibles restricciones debido al COVID, la recuperación incipiente de la recaudación puede verse afectada abruptamente en los próximos meses, o consolidar su recuperación, si las actividades económicas logran sortear las adversidades”.